Joven cayó de un octavo piso tras realizar «yoga extremo»

426

Desde un octavo piso cayó la mexicana Alexa Terrazas (23) este fin de semana, luego de intentar una arriesgada maniobra de yoga extremo en un balcón en Nuevo León.

Tal como muestra una imagen que se viralizó en redes, la joven oriunda de Chihuahua sólo se sostenía con su cuerpo en una barandilla antes de caer por más de 25 metros de altura.

Según recogió el medio argentino Infobae, la caída no acabó con la vida de Alexa pero sí la dejó gravemente herida: sufrió un centenar de fracturas y se sometió a una cirugía de 11 horas.

En tanto, la joven estará sedada por dos semanas, mientras los médicos reconstruyen sus tobillos, rodillas y cara.

Antes de caer, Terrazas disfrutaba de su pasión por los deportes extremos. Según el citado portal, en su cuenta de Instagram (con más de 4 mil seguidores) tenía fotos saltando en canopi y desde un helicóptero, de la misma forma sus vecinos contaron que solía hacer acrobacias extremas.

Alexa Terrazas | Instagram (captura de Infobae)
Alexa Terrazas | Instagram (captura de Infobae)
Alexa Terrazas | Instagram (captura de Infobae)
Alexa Terrazas | Instagram (captura de Infobae)

Alexa Terrazas es alumna de quinto año de Nutrición del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, e hija del importante empresario de México Alberto Terrazas Seyffert, expresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) de Chihuahua y propietario de Grupo Punto Alto.

A pesar que la joven sobrevivió a la caída, se estima que no podrá caminar al menos en tres años además de someterse a varias terapias. Por otra parte, sus amigos y familiares han informado en redes sociales que la joven necesita donaciones de plaquetas, proceso en el que se extrae la sangre al usuario, se separan las plaquetas y luego se le devuelve su sangre al donante.

Alexa se encuentra internada en el Hospital Zambrano Hellion, mientras que sus seres queridos iniciaron una cadena de oración para pedir por su recuperación.

Fuente: BioBioChile