Hallaron con vida a excursionista que permanecio días en desierto australiano

0
30

En una remota zona del desierto de Australia, rescatistas encontraron con vida a un hombre de 40 años. Pese a las altas temperaturas, el excursionista pudo sobrevivir 12 días en la locación árida.

Phu Tran formó parte de un grupo de excursión, cuya consigna era llegar al llamado “outback” (interior) de Australia. En el trayecto del viaje, el sujeto desapareció junto a sus dos amigas.

Tras 12 días de intensa búsqueda, Tran fue hallado en una estación ganadera situada a unos 160 kilómetros de la ciudad de Alice Springs. De las 3 personas que desaparecieron en el desierto de Australia, solo 2 pudieron ser rescatados.

McBeath-Riley, amiga del excursionista, y su perro fueron encontrados el domingo por la tarde, después de que la mujer lograra sobrevivir hirviendo agua que halló debajo del suelo. La acumulación de agua por lloviznas inusuales que cayeron cerca del río fue determinante para que la señora no se deshidrate.

Para la alegría de los familiares, la superintendente de la Policía del Territorio Norte, Pauline Vicary, declaró a la cadena local ABC respecto al estado de salud del excursionista. “Estaba un poco desorientado, según nos dijo el vaquero que lo encontró, pero aparte de eso, se hallaba en buenas condiciones”, indicó.

La travesía de los 3 excursionistas se gestó cuando se subieron al vehículo de Tran rumbo a “outback” (interior) de Australia. El percance se instauró cuando bordeaban el río Finke. En ese lugar, la movilidad quedó atascada.

Frente a esta situación, Tran y su amiga decidieron salir a buscar ayuda. Ellos caminaron en dirección a una carretera situada a 20 kilómetros de donde se encontraban. En el automóvil se quedó una señora junto a su perro.

Tran y su compañera no permanecieron juntas ni los rescatistas los encontraron en el mismo lugar. Cuando llegaron a la cerca de una estación ganadera, él se separó de su amiga, quien es buscada por la Policía. La estrategia que están utilizando las autoridades es seguir las huellas que están cerca de la verja.

Fuente: La República