Beneficios de las tarjetas de crédito que tal vez no conozcas

0
107

Cuando gastas mucho dinero en electrodomésticos, aparatos electrónicos y otros artículos de gran valor durante los días festivos, es una gran ventaja tener una tarjeta de crédito que te da un período de interés de cero por ciento o la devolución de dinero en efectivo.

Pero ¿sabías que muchas tarjetas de crédito también ayudan a extender la garantía de un producto o a reemplazar bienes que están dañados o fueron robados? Algunas incluso te devuelven tu dinero si cambias de opinión después de que el período de devolución del comerciante haya terminado.

“Creo que los consumidores no conocen algunos de estos beneficios adicionales que realmente son muy valiosos”, dice Bill Hardekopf, CEO de LowCards.com. “No saben nada de ellos porque no están muy promocionados”.

Aquí te presentamos algunos de los beneficios más populares. No todas las tarjetas ofrecen todos estos beneficios, así que consulta con tu emisor de tarjetas de crédito para ver cuáles tarjetas tienes y lee cuidadosamente los términos y condiciones de cada una de ellas.

PROTECCIÓN CONTRA DAÑOS O ROBOS

Dormiste en tu cómodo colchón nuevo el domingo por la noche. El lunes, tu viejo gatito dejó una mancha húmeda que ningún desodorante podría ocultar. ¡Compra protección al rescate!

Protección de compra, también llamada seguridad de compra o protección de compra contra daños y robos, reemplaza con una tarjeta los artículos comprados que se perdieron, se dañaron o fueron robados. Los tipos de bienes protegidos y el lapso de tiempo después de la compra varían según la tarjeta.

Las tarjetas de crédito de recompensas con altos cargos anuales suelen tener este beneficio en comparación con las tarjetas de reembolso en efectivo que no cobran ningún cargo anual. La tarjeta American Express Platinum, por ejemplo, ofrece protección de compra, pero tiene un cargo anual de $550. Pero también encontramos que la tarjeta Chase Freedom, sin cargo anual, ofrece este beneficio.

El máximo que se te puede reembolsar por artículo oscila entre $500 y $10,000, con un tope de $50,000 en reclamaciones por año, por tarjeta. La mayoría de las tarjetas extienden la protección de 90 a 120 días después de la compra. Lee cuidadosamente la página de beneficios o recompensas de tu tarjeta para ver lo que ofrece la tuya.

“Al igual que con cualquiera de estos beneficios, habrá exclusiones, beneficios máximos y detalles en la letra pequeña que necesitarás entender”, dice Matt Schulz, analista de la industria en CompareCards.com.

EXTIENDE TU GARANTÍA

Es más fácil rechazar la garantía extendida que el vendedor del lavavajillas te está sugiriendo cuando sabes que tu tarjeta de crédito te cubre las espaldas. Algunos emisores de tarjetas de crédito añaden automáticamente uno o dos años a la garantía del fabricante. Las tarjetas de crédito que ofrecen esta cobertura limitan los beneficios, generalmente a $10,000 por reclamo y $50,000 por cuenta.

Por ejemplo, si compras un nuevo timbre de video con la Visa Costco Anywhere de Citibank, tendrás 24 meses de cobertura de garantía extendida. (La tarjeta Costco Anywhere, que se puede utilizar en otros comercios, también ofrece protección contra daños y robos).

Julian Kheel, un analista de la industria de ThePointsGuy, un sitio web que cubre puntos, millas y tarjetas de crédito, utilizó este beneficio para reparar un televisor después de que la garantía del fabricante había expirado.

El proceso de reclamos toma mucho tiempo, señala Kheel. Con estos programas, tendrás que presentar un reclamo y proporcionar documentación si tu compra calificada necesita reparación y está fuera del período de garantía del fabricante. Si se aprueba, por lo general recibirás un cheque o un estado de cuenta que te reembolsará los costos de reparación, los costos de reemplazo o el costo de compra original.

“Tienes que decidir si el juego vale la pena, porque tienes que saltar la cuerda”, dice Kheel. “Mi TV valía unos cientos de dólares, así que valió la pena. Pero por algo que cuesta entre $10 y $15, puede que no valga la pena”.

PAGA MENOS CON PROTECCIÓN DE PRECIO

Compras la freidora de aire que tu hermana quiere, solo para encontrar unos días después el mismo producto en otro lugar por menos dinero.

¡No te preocupes! Las tarjetas de crédito con protección de precio te pagan la diferencia entre el precio más alto que pagaste con tu tarjeta de crédito y el precio más bajo que descubriste más tarde.

Por ejemplo, si compras un artículo calificado con la tarjeta United TravelBank y luego lo ves anunciado por menos dinero en forma impresa o en línea dentro de los 90 días posteriores a la compra, United TravelBank te pagará la diferencia, hasta $500 por artículo, hasta un límite de $2,500 por año.

Con las compras realizadas con la tarjeta Visa Signature de Wells Fargo, puedes recibir el pago por la diferencia de precio si ves los artículos anunciados a un precio más bajo dentro de los 60 días después de la compra. La protección cubre hasta $250 por artículo individual y hasta $1,000 por año.

Al igual que con los otros beneficios, hay excepciones. Por lo tanto, es recomendable que consultes con el emisor de tu tarjeta para saber cómo funcionan estos beneficios si se ofrecen. Por ejemplo, para poder participar en la protección de precios con las tarjetas de crédito de United TravelBank y Wells Fargo, el artículo debe haber sido comprado en los Estados Unidos. Algunos artículos no califican para la protección de precios, incluyendo joyas, antigüedades, perecederos, decoraciones navideñas y artículos comprados en sitios de subastas.

Sin embargo, puede que no sea tan fácil encontrar una tarjeta de crédito que ofrezca protección de precios. “Es una víctima, hasta cierto punto, de la tecnología”, dice Kheel. “Demasiada gente usaba aplicaciones automáticas para rastrear los precios y luego presentar reclamaciones”.

Además de las tarjetas mencionadas anteriormente, la tarjeta HSBC Premier World Elite Mastercard y la tarjeta Navy Federal More Rewards American Express ofrecen protección de precios. (La tarjeta United Club Card también tiene protección de precio, pero puede que no valga la pena porque tiene un cargo anual de $450).

DEVUELVE LAS COMPRAS NO DESEADAS

Si los utensilios de cocina que compraste no funcionaron, la protección de devolución puede evitarte tener que tirarlos o regalarlos. El beneficio te reembolsa por un artículo que ya no deseas, incluso si la política de devolución del comerciante ha caducado.

“La mayoría de las tiendas tienen una política de devolución de 30 días”, dice Kheel. “Esta protección extiende la protección por 90 ó 120 días”.

Por ejemplo, American Express ofrece protección de devolución de hasta $300 por artículo (y $1,000 por tarjeta cada año) en artículos calificados dentro de los 90 días a partir de la fecha de compra. Mastercard ofrece protección de devolución de hasta $250 por reclamo con un máximo de cuatro reclamos por tarjetahabiente durante un período de 12 meses. La protección es válida para los artículos calificados en un plazo de 60 días a partir de la fecha de compra.

SEGURO DE TELÉFONO CELULAR

Se te cayó tu teléfono móvil mientras tomabas una selfie y no ha vuelto a ser el mismo desde entonces. Si la tarjeta de crédito con la que lo compraste tiene seguro de teléfono celular, podrías estar de suerte.

La cobertura protege contra daños y robo, generalmente hasta $600 u $800, dependiendo del emisor de la tarjeta. Tienes la cobertura siempre y cuando pagues las facturas del servicio de telefonía celular con tu tarjeta de crédito. Ten en cuenta que, al igual que con el seguro de teléfono celular que pagas, puede haber un deducible con cualquier reclamo.

Un número de emisores de tarjetas han añadido este beneficio recientemente. Mastercard, por ejemplo, anunció a principios de este año que agregaba este beneficio a sus tarjetas World y World Elite, señala Kheel. Pero aún no está ampliamente disponible. “Algunos emisores han sido lentos en agregar esto a su tarjeta, así que hay que preguntar”, añade Kheel.

 Fuente: El Nuevo Herald