Fan fue expulsado de «Star Wars» por golpear a otro que sacó su celular en la sala

141

Los fans son personas apasionadas por aquello que les gusta, y están dispuestos a todo para disfrutar de sus ídolos… a veces llegando a vivir situaciones extremas.

Esto bien lo sabe un fan canadiense de Star Wars que no soportó interrupciones durante la proyección de El ascenso de Skywalker.

Todo comenzó cuando el sujeto encaró a uno de los trabajadores del Cineplex en Vancouver, Canadá, por grabar la primera escena de la película. Pero lo peor vino después, cuando vio que otro asistente estaba revisando su celular a su lado.

El dueño del teléfono era Joe Bond, un hombre que había salido por primera vez con su esposa luego del nacimiento de su segunda hija.

En medio de la película, Bond sintió vibrar su celular y pensando que se trataba de la niñera a cargo de sus hijos, lo sacó para mirar.

“Pensé que era una llamada de la niñera. Era la primera vez que mi esposa y yo salíamos en una cita dejando a nuestros niños al cuidado otra persona, así que saqué mi teléfono discretamente para ver si era ella quien estaba llamando. Como no era, entonces lo guardé”, afirmó al diario Global News.

La luz del teléfono fue la gota que rebalsó el vaso para el fan de la saga, quien comenzó a gritar desesperado: “Soy un verdadero Fan de Star Wars”.

“Le dije que se calmara pero no lo hizo, y me pegó en la cara. Había mucha gente grabando la situación porque era hilarante”, reconoció Bond.

De inmediato llegaron empleados del cine para exigir al sujeto que se retirase, quien accedió en medio de los abucheos del público presente.

Antes de salir, el sujeto sacó su propio celular del bolsillo y comenzó a moverlo delante de los asistentes. “Apaguen el teléfono, apaguen el teléfono… Usen sus malditas cabezas. Bienvenidos al siglo 21”, emplazó.

“No esperé un maldito año para ver esto, para que un estúpido prenda su teléfono a mi lado. Son unos malditos perdedores con sus teléfonos”, gritó.

La policía de Vancouver confirmó que llegaron al cine cerca de las 20 horas tras recibir un llamado por una “agresión no provocada”, pero no pudieron localizar al sospechoso.

Un portavoz de Cineplex también aseguró que una persona fue retirada de la proyección y que la película se reinició posteriormente para los espectadores restantes.

Fuente: BioBioChile