El conmovedor homenaje de los fanáticos de Kobe Bryant

1114

El Staples Center es la casa de Los Angeles Lakers, el equipo donde Kobe Bryant supo ganarse el corazón de los fanáticos, a quienes les regaló cinco anillos de la NBA. Allí, en las inmediaciones del estadio situado en la ciudad estadounidense, se suceden imágenes que conmueven y reflejan el dolor que ha provocado la trágica muerte de esta estrella del deporte.

Un fanático se toma la cabeza, cubierta con una gorra del equipo al que Bryant consagró campeón de la NBA en 2000, 2001, 2002, 2009 y 2010. La tristeza de sus seguidores se repite en sus cuerpos arrodillados contra el piso, abrazados, o en los rostros húmedos, los pañuelos que no dan abasto y las manos que se van directo a la boca, aún sorprendidas, en shock. Otros le ofrecen unas flores rojas a una pelota naranja que está en el piso, todo un símbolo de la enorme pena que significó la noticia para el universo del básquet.

«Descansa en paz, te amamos Kobe», se lee en una cartulina amarilla, escrita en violeta, donde se estampan corazones y los números 8 y 24, los dos dorsales que inmortalizó el jugador en su paso por los Lakers y que la franquicia retiró el 18 de diciembre de 2017. Una joven sostiene el cartel y en una de sus manos lleva un ramo de flores, también púrpura y oro, los colores del equipo de Los Angeles.

La página web de Los Angeles Times aporta un dato que permite tomar dimensión del golpe al corazón que fue para muchos y muchas la noticia de la caída del helicóptero que trasladaba a su ídolo. Empleados de una reconocida franquicia de librerías estadounidenses le aseguran al medio que, durante la primera hora en que la noticia de su muerte se dio a conocer, se agotaron en sus comercios todas las colecciones fotográficas sobre la leyenda de la NBA.

«Kobe, Kobe», se escucha allí. Los fanáticos de la leyenda de la NBA y los amantes del básquet en general son los que aplauden y se conmueven cuando la pantalla ubicada en las afueras del estadio de los Lakers le rinde su homenaje, allí donde todos ya están reunidos, para que la tristeza duela menos en multitud. «En memoria de Kobe Bryant. 1978-2020», se lee sobre un fondo negro con letras blancas, donde sobresale la imagen del basquetbolista de impecable saco, corbata y sonrisa, porque esa era otra de sus huellas inolvidables.

Fuente:Libero