Nueva York confirmó su primera muerte por coronavirus

86

El coronavirus ha cobrado la vida de 51 personas en Estados Unidos, con el anuncio este sábado de la muerte en Nueva York de una mujer de 82 años con una condición pulmonar.

Los casos de contagio ya superan la barrera de los 2,200, mientras las autoridades intentan frenar el brote prohibiendo grandes concentraciones públicas, suspendiendo vuelos a Europa, aplicando cuarentenas y movilizando a la Guardia Nacional, reportó Telemundo51.

La mayoría de los fallecimientos se han reportado en el estado de Washington con 37 víctimas mortales, muchas de los cuales están ligadas a un hogar de ancianos en las afueras de Seattle.

Le sigue California con seis muertes y luego Florida, con dos. Mientras tanto, los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Colorado, Dakota del Sur, Georgia y Kansas tienen un fallecimiento cada uno.

Ante la crisis mundial del coronavirus, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el miércoles en la noche que los viajes desde Europa, con excepción del Reino Unido, serán suspendidos por 30 días a partir del viernes.

Legisladores y autoridades médicas establecieron zonas de contención y de cuarentena y trataron de limitar el contacto con los que podrían haber contraído el COVID-19, la enfermedad que causa el nuevo coronavirus.

Mientras tanto, la vida en el municipio de New Rochelle, la zona cero del coronavirus en el estado de Nueva York y en la coste Este de EE.UU, avanza luego de ser declarado bajo «zona cero» y se decretaran restricciones por las próximas dos semanas debido al alto número de casos en la zona.

Los colegios están cerrados, muchos trabajadores no salen de sus casas y media docena de uniformados de la Guardia Nacional reparten comidas a domicilio en un discreto despliegue.

Durante dos semanas tampoco funcionarán grandes cadenas de supermercados y los lugares donde se puedan reunir grandes grupos de personas y se desplegará a la Guardia Nacional para ayudar en las labores de contención, limpieza y tratamiento del coronavirus.

Estas iniciativas se tomaron coincidiendo con la intensificación de la batalla para frenar el virus. Más escuelas y universidades, incluyendo UCLA, Yale y Stanford, anunciaron sus planes para enviar a los estudiantes a sus casas y dar las clases online.

Naciones Unidas anunció que cerrará su sede en Nueva York al público y suspenderá todas las visitas, y uno de los mayores operadores hoteleros de Las Vegas, MGM Resorts International, cerrará los bufés de todos sus casinos del Strip como medida de precaución, aunque los casinos sí estarán abiertos.

Por su parte, el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, declaró estado de emergencia después de que los casos en la entidad se dispararon de 51 a 92 en cuestión de 24 horas. De esa cifra, 70 están relacionados con una reunión de la compañía de biotecnología Biogen realizada el mes pasado en un hotel del centro de Boston.

De otro lado, el retraso de Estados Unidos en torno a realizar pruebas de detección de coronavirus es un “fracaso”, informó el jueves un funcionario de alto rango del gobierno estadounidense. Expertos en salud pública señalaron que no tienen un buen entendimiento de cuán ampliamente se ha propagado el nuevo coronavirus.

Al principio, las labores para realizar las pruebas se vieron obstaculizadas por las demoras en hacer llegar los kits de pruebas a los laboratorios de salud pública, pero los tropiezos han continuado, provocando que los científicos concluyan que el virus se ha propagado de manera mucho más amplia de lo que están reportando los funcionarios gubernamentales.

Fuente: Miami Diario