El pronóstico de la demanda de petróleo bajaría un 4,9% en 2020

84

El mes de abril será el más afectado, cuando se estima que la demanda mundial de petróleo caerá en un 16%.

Se pronostica que la demanda mundial de petróleo caerá un 4.9% en 2020, en comparación con el año anterior, anunció el miércoles el centro de investigación de energía Rystad Energy en un comunicado.

Se estima que la demanda de petróleo en todo el mundo disminuirá en 4,9 millones de barriles por día (bpd) para llegar a 95 millones de bpd, a comparación de los 99,9 millones de bpd de 2019.

La semana pasada, Rystad Energy proyectaba una disminución de 2,8 millones de bpd en la demanda mundial de petróleo anual, mientras que esta estimación fue de 600.000 bpd el 12 de marzo.

Se espera que el mes de abril sea el más afectado, señaló Rystad, ya que anticipa que la demanda mundial de petróleo caerá casi 16 millones de bpd, o 16%, el próximo mes con respecto al mismo periodo del año pasado.

“Esta caída tiene en cuenta los acontecimientos que ocurrieron la semana pasada, como los nuevos bloqueos de cuarentena en todo el mundo, incluido el nuevo toque de queda de 21 días de India”, explica el comunicado.

El centro de investigación con sede en Noruega pronosticó además que la demanda global de combustibles para carreteras en 2020 caerá un 5,6%, o 2,8 millones de bpd, frente al año anterior para llegar a 46,9 millones de bpd en 2020. Este pronóstico también supone una baja con respecto a la estimación previa que proyectaba un descenso del 2,2%.

Si bien Rystad espera que el tráfico aéreo comercial global disminuya al menos un 8% este año a comparación de 2019, proyecta que la demanda global de combustible para aviones disminuirá en casi un 20% interanual, o al menos 1,4 millones de bpd, de alrededor de 7,2 millones de bpd. La estimación anterior estimaba una disminución del 11% en la demanda anual de combustible para aviones.

“Aunque la demanda de combustible para aviones disminuirá en un 20%, solo vemos una caída del 8% en el tráfico de vuelos en la actualidad. Esto se debe a que la mayoría de los vuelos suspendidos son los vuelos de larga distancia que requieren más combustible”, señaló Rystad en el comunicado.

Fuente: AA