DeSantis nombró nuevo director para tratar de arreglar el sistema de desempleo

207

Un mes después que se desató en la Florida la histórica crisis del desempleo, el gobernador Ron DeSantis sustituyó al hombre encargado de manejar el desastroso sistema de desempleo del estado.

En una declaración que sorprendió a muchos, durante una conferencia de prensa que tuvo lugar el miércoles, DeSantis dijo que aún no tenía una información básica sobre cuántas solicitudes de desempleo se habían procesado, ni a cuántas personas se les había pagado, datos que los gobernadores de otros estados han reportado de forma regular.

“Me parece que necesitamos saber exactamente cuántas solicitudes se han pagado, no solo día a día, sino hora a hora”, dijo DeSantis. “Esto es algo que tiene que hacerse de lo más pronto posible”.

El sistema de desempleo lo maneja el Departamento de Oportunidad Económica, que supervisa DeSantis. El actual director ejecutivo del departamento, Ken Lawson, seguirá en su puesto, pero la supervisión del sistema de desempleo la manejará Jonathan Satter, secretario del Departamento de Manejo de Servicios.

“Su misión es muy sencilla: recibir asistencia a la mayor rapidez que pueda”, dijo DeSantis. “Espero que Jon pueda hacer un buen trabajo”.

El año pasado, DeSantis nombró a Satter secretario del Departamento. En dicho cargo, Satter supervisa un equipo de más de 1,000 empleados y un presupuesto de $800 millones, que funciona como una agencia de respaldo para el gobierno estatal, universidades estatales, condados, municipalidades locales, y distritos independientes de toda la Florida.

Ahora Satter tendrá la responsabilidad de la respuesta del estado a millones de solicitudes de desempleo que se han presentado y se pronostica se presentarán en las próximas semanas debido a la crisis económica que está causando el COVID-19.

Jonathan Satter, secretario del Departamento de Servicios de Administración de Florida, fue nombrado el miércoles 15 de abril para arreglar el abrumado sistema estatal de procesamiento de solicitudes y reclamos de desempleo.

El mes pasado, Lawson asumió la responsabilidad del fallo del portal para procesar las solicitudes de desempleo, conocido como CONNECT, el cual continúa con grandes problemas, e impide que los floridanos desempleados reciban pagos semanales de hasta $275.

Sin embargo, el miércoles DeSantis expresó su frustración de que incluso hay problemas para obtener la información más básica sobre el sistema de desempleo del estado.

Al igual que muchos estados, el sistema de la Florida no ha podido afrontar la enorme cantidad de personas que tratan de solicitar desempleo, lo que ha hecho que el estado dependa de solicitudes en papel. Un culpable potencial es que el sistema de apoyo no estaba conectado, algo que se vino a descubrir semanas después del fiasco.

Sin embargo, solicitar el desempleo parece que se puede solucionar. El próximo importante paso a dar es procesar dichas solicitudes, lo que es necesario para determinar quiénes son elegibles para recibir el desempleo.

Muchos estados han podido decir cuántas solicitudes han procesado y a cuántas personas se les ha pagado. El vecino estado de Georgia ha procesado 644,000 solicitudes, de acuerdo con la agencia Reuters. California dijo que hasta ahora ha procesado más de dos millones de reclamaciones.

Hasta New Jersey, cuyo sistema de desempleo está operando con un sistema de computadoras tan anticuado que el gobernador del estado ha pedido ayuda, sabe cuántas solicitudes se han procesado: 166,000, lo que equivale a un 60 por ciento.

La semana pasada, Lawson dijo que el estado tenía un colosal atraso de más de 560,000 solicitudes, y que el departamento esperaba poder procesar 80,000 de ellas, un indicio de que los floridanos todavía tendrían tener que esperar más semanas para recibir los cheques de desempleo. El departamento no ha respondido por el momento las varias peticiones que el Herald/Times le ha hecho para conocer qué objetivo el estado busca alcanzar.

El atraso es quizás ahora de más de un millón de solicitudes.

Antes de ser nombrado como secretario, Satter pasó 28 años en el sector bancario, el de bienes raíces comercial y la industria de la logística, según la biografía que aparece en su página web. Satter recibió un título en Artes en Rollins College y una maestría en Administración de Negocios por la Universidad Nova Southeastern.

Fuente Miamimundo.com