Ericsson eleva pronósticos para suscripciones 5G debido a una pandemia

288

El fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones Ericsson dijo el lunes que elevará su pronóstico para las suscripciones 5G a nivel mundial a alrededor de 2.800 millones para 2025 de 2.600 millones visto anteriormente como consecuencia de la nueva pandemia de coronavirus.

El sector de las telecomunicaciones ha estado entre las pocas industrias que experimentaron un aumento en la demanda a pesar de la incertidumbre económica vinculada a la pandemia, como resultado de que más personas trabajan de forma remota desde su hogar para evitar el contagio y adherirse a las reglas de cierre.

Léase También: YouTube prohíbe videos falsos que relacionan al coronavirus con el 5G

Patrik Cerwall, jefe de marketing estratégico de Ericsson, dijo que el pronóstico para 2020 también se elevaría, pero no dio más detalles. «A largo plazo nos fijamos en 2025, 2.8 mil millones de suscripciones 5G», dijo en un seminario web realizado por la empresa.

Ericsson compite contra Nokia y Huawei Technologies de China para inscribir a clientes de telecomunicaciones que buscan actualizar sus redes a 5G.

Léase También: China: Implementan tecnología 5G para diagnosticar a los enfermos

La empresa, que publicará su Informe semestral de movilidad el próximo mes, dijo que en noviembre se espera que la captación de 5G sea significativamente más rápida que la de LTE, y que las suscripciones de 5G representarán el 29 por ciento de todas las suscripciones móviles en 2025.

La nueva generación de tecnología de telefonía móvil traerá velocidades de datos más rápidas y acomodará mejor una mayor variedad de dispositivos conectados.

Tecnología 5G

La denominación de 5G se refiere a la quinta generación de redes móviles que conocemos. Atrás quedó la antigua red de 1G, la de aquellos primeros teléfonos móviles que solo permitían hablar.

La tecnología 2G introdujo los SMS, y poco a poco nuestro ‘smartphone’ se convirtió en una herramienta de comunicación cada vez más amplia. Primero se incorporó la conexión a Internet (3G) y después llegó la banda ancha (4G), lo que trajo consigo la reproducción de vídeos en tiempo real (streaming) o la realidad aumentada, algo a lo que ya estamos muy acostumbrados, pero que hace unos años eran completamente inviables

Redacción por MiamiNews24 con información de Reuters