Boris Johnson se dirige a Bruselas para evitar un Brexit sin acuerdo

73
Boris Johnson Bruselas brexit
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, se dirige a Bruselas el miércoles, debido a que un estancamiento en las conversaciones comerciales con la Unión Europea amenaza con un Brexit sin acuerdo. FOTO: Foto referencial

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, se dirige a Bruselas el miércoles, debido a que un estancamiento en las conversaciones comerciales con la Unión Europea amenaza con un Brexit sin acuerdo.

El Reino Unido abandonó la UE en enero, pero acordó mantener los mismos estándares y regulaciones hasta fin de año, por lo que ambos tendrían tiempo para desarrollar nuevos acuerdos comerciales. Sin embargo, este período de transición finaliza en tres semanas y existen serias preocupaciones de que no tengan listo un nuevo acuerdo para entonces.

Te puede interesar: Continúan migrantes cubanos en la frontera de Surinam

Johnson tendrá una cena de trabajo con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen en un intento por encontrar soluciones políticas a tres temas pendientes en las conversaciones comerciales: pesca, reglas de competencia y arbitraje sobre su potencial nuevo acuerdo. Los negociadores han estado estancados en estas tres áreas desde principios del verano.

Un portavoz de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, dijo el martes que la reunión “será para tratar de eliminar importantes puntos muertos para que los negociadores puedan continuar con su trabajo”. Esto sugiere que podría haber más negociaciones después de la cena del miércoles en lugar de que esta reunión se convierta en un momento decisivo.

Las conversaciones son particularmente difíciles porque es la primera vez en la historia de la UE que ambas partes buscan divergir del conjunto de reglas actual. Tradicionalmente, los nuevos acuerdos comerciales dan como resultado una armonización de las normas alimentarias, laborales y de otro tipo.

Objetivos en los acuerdos BREXIT

El objetivo de la UE es garantizar que su mercado no se vea socavado por la salida del Reino Unido del bloque político. Al mismo tiempo, el Reino Unido quiere recuperar todo el poder sobre el tipo de políticas y regulaciones que decide seguir. Encontrar un terreno común entre estas dos posiciones implica un compromiso.

El martes, el negociador jefe del Brexit de la UE, Michel Barnier, dijo: “Nunca sacrificaremos nuestro futuro por el presente. El acceso a nuestro mercado viene con condiciones”.

Michael Gove, un ministro del gobierno del Reino Unido, dijo a la BBC el miércoles que “era necesario que hubiera movimiento de ambos lados” y que el Reino Unido quiere el control de sus propias reglas.

Si no se llega a un acuerdo en las próximas semanas, aumentarán los impuestos y los costos para los exportadores de ambas partes. Sin embargo, independientemente de que se logre un acuerdo, los ciudadanos y las empresas de ambos lados enfrentarán reglas diferentes a las del 1 de enero. La idea del acuerdo comercial es hacer que este cambio sea mucho más suave.

Hablando en el Parlamento alemán el miércoles, la canciller Angela Merkel dijo que “todavía existe la posibilidad de que se llegue a un acuerdo”. Sin embargo, añadió que “se debe preservar la integridad del mercado interior”.

El mercado único europeo permite a los países comerciar sin aranceles. Las empresas también se benefician de la libertad de movimiento dentro del área, lo que significa que pueden vender fácilmente sus productos en otros lugares.

Con información de NBC|Reuters

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de este link https://wa.me/message/RTD2LBONJQ7AF1

También estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficial