Ciencia de la risa: descubre las ventajas de sonreír

87
Ciencia risa-MiamiNews24
Foto: Google

A todo el mundo le gusta reírse de vez en cuando, y la ciencia respalda este sentimiento que causa la risa.

Los estudios han demostrado que la risa está relacionada con nuestro bienestar físico, emocional y mental, e incluso con nuestras relaciones.

Te puede interesar: Extraño fenómeno atmosférico ilumina de rojo el cielo nocturno de EEUU

Se cree que la risa evolucionó como una forma de vínculo social en los animales y como una forma de expresar una intención lúdica. Muchos mamíferos se ríen cuando les hacen cosquillas y cuando participan en juegos físicos.

Pero los humanos no necesitan un desencadenante físico para reírse, aunque generalmente no podemos evitar reírnos si nos hacen cosquillas.

¡Existe! La ciencia de la risa y un poco de su desarrollo

Janet Gibson, profesora emérita de psicología cognitiva en el Grinnell College de Iowa, afirma que la risa evolucionó en los humanos como señal de comunicación.

Hace cientos de años, «la risa era el pegamento que mantenía unido al grupo», señaló al Dr. Sanjay Gupta corresponsal médico de CNN, en su podcast Chasing Life.

«La idea era que la risa era una señal externa que puede decir al grupo que todo está bien, que podemos relajarnos. (No hay) necesidad de estar ansiosos o amenazados por lo que ocurre a nuestro alrededor. Así que esto sería realmente una gran herramienta de supervivencia para los grupos humanos», explicó.

«Y la creencia es que, a lo largo de los siglos, el cerebro mantuvo estas conexiones de modo que; ahora nos reímos cuando… oímos cosas relajantes, divertidas, sorprendentes, entretenidas».

Los antropólogos creen que la risa es universal, pero eso no significa que todas las culturas encuentren divertidas las mismas cosas.

Risa: un ruido primitivo

La risa es un proceso sorprendentemente complicado, que implica a múltiples regiones del cerebro y del cuerpo.

Se cree que el lóbulo frontal ayuda a interpretar los distintos fragmentos de información que se reciben, los sonidos y las imágenes; y luego decide si son graciosos. Esto desencadena una respuesta emocional en el sistema límbico; que controla sentimientos como el placer y el miedo, y que a su vez estimula la corteza motora, explicó Gupta en el podcast.

Esto controla la respuesta física: las carcajadas, los ronquidos y las risas.

«Cuando uno empieza a reírse, se produce una contracción bastante grande en la caja torácica, muy grande y muy rápida. Esas contracciones empujan el aire… ja, ja, ja. Es una forma muy primitiva de hacer ruido. A nivel cerebral, se asocia con un cambio en las endorfinas circulantes», explica Sophie Scott; profesora de neurociencia cognitiva del University College de Londres.

Esto puede provocar una sensación de analgesia. Al reírse, se reducen los niveles de adrenalina y, a largo plazo, los niveles de cortisol; la hormona del estrés, explicó. Así, la risa puede mejorar el estado de ánimo y hacer que la respuesta física y emocional al estrés sea menos intensa.

«Estás más relajado, menos estresado, y tienes una agradable sensación de bienestar», señaló.

Redacción MiamiNews24 con información de CNN Español

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste link https://wa.me/message/RTD2LBONJQ7AF1

También estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficial