¡Conócelos aquí! Beneficios de comer ajo crudo para la salud

154

Diferentes estudios pudieron concluir que el ajo crudo tiene muchos beneficios para la salud al momento de consumirlos.

Aunque hoy en día lo conocemos más por su uso culinario, a lo largo de la historia, el ajo se ha utilizado especialmente gracias a sus beneficios medicinales.

Foto: Glamour México

De hecho, existen varios documentos que atestan su uso para la salud por los egipcios, romanos, griegos y hasta chinos antiguos.

Algunos beneficios del ajo crudo

Es un alimento antienvejecimiento

Uno de los antioxidantes que destacan en el ajo es la quercetina, un potente flavonoide que lucha contra el envejecimiento celular.

A eso se le añade el contenido en vitamina C, una sustancia que promueve la producción de colágeno en la piel. Y el colágeno, en su turno, es conocido también como la proteína antiedad, gracias a que mantiene la piel elástica, joven y radiante.

El ajo es también rico en vitamina B6, que se asocia a la mejora en la función cerebral.

Gracias a todas estas razones, podemos concluir que el ajo es un alimento antienvejecimiento, que podría favorecer la longevidad y el aspecto joven.

Refuerza el sistema inmunitario

El ajo es uno de los alimentos más conocidos por fortalecer el sistema inmunitario y luchar contra virus y bacterias.

Por lo tanto, es un ingrediente esencial a incluir en tu alimentación diaria, especialmente en otoño e invierno, ya que puede prevenir el resfriado.

Es más, si ya has pillado un catarro, comer ajo crudo puede ayudar a reducir sus síntomas y duración.

Es por eso que muchas personas optan por tomar todos los días antes de irse a dormir ajo crudo con limón y miel.

Por otro lado, para sacarle el máximo provecho a sus propiedades antibióticas naturales, lo mejor es tomar ajo en ayunas. En este momento del día, las bacterias en el estómago son más vulnerables, al no ser protegidas por la comida.

Reduce la toxicidad causada por los metales pesados

Los metales pesados son unos metales con una alta densidad, que son tóxicos para los seres humanos.

De hecho, son una de las principales fuentes de radicales libres, moléculas inestables que se relacionan al envejecimiento prematuro y a varias enfermedades.

Algunos ejemplos de metales pesados son el mercurio, plomo y níquel.

Las personas que están expuestas excesivamente a estas sustancias desarrollan muchos signos de toxicidad, como dolores de cabeza y presión arterial alta.

La buena noticia es que se ha demostrado que, en dosis altas, los compuestos de azufre en el ajo protegen contra el daño causado por su toxicidad.

De hecho, un estudio conducido en empleados de una planta de baterías de automóviles encontró que el ajo redujo los niveles de plomo en la sangre un 19%.

Foto: El Español

Puede disminuir la presión arterial

Se ha notado que el ajo crudo tiene diferentes beneficios y se puede fomentar la producción del óxido nítrico en el cuerpo. Esta sustancia ayuda a que los músculos se relajen y los vasos sanguíneos se dilaten, lo que, en su turno, puede reducir la presión arterial.

Por eso, puede ser una buena idea que las personas con hipertensión incluyan ajo crudo en su alimentación diaria.

No obstante, para lograr estos beneficios, la dosis de ajo debería ser bastante alta, por lo que puede que no sea suficiente ingerir solo el alimento fresco, sino que habría que optar por unos suplementos alimenticios con extracto de ajo.

Puede reducir el colesterol malo

Para no tener problemas causadas por el colesterol alto, es importante asegurarse de:

Mantener el nivel de colesterol LDL o “malo” bajo y

Evitar la oxidación de esta grasa en el cuerpo.

Para lograr el primer punto, es esencial llevar una alimentación saludable a base de alimentos frescos, evitando la comida procesada y el tabaco. También hacer entrenamientos físicos a diario, ya sea de fuerza o cardiovasculares.

En cuanto al segundo aspecto, hay que evitar exponerse a las fuentes de radicales libres, así como aumentar su consumo de antioxidantes.

Afortunadamente, el ajo crudo supone una ayuda adicional, gracias a que puede reducir el nivel de colesterol total y LDL y, a la vez, es rico en antioxidantes.

Te puede Interesar: Beneficios que no conocías de bañarte con agua caliente

Podría aumentar los niveles de estrógeno

La deficiencia en estrógeno afecta especialmente a las mujeres menopáusicas y puede tener varios efectos negativos, como:

Densidad ósea baja: lo que, en su turno, aumenta el riesgo de desarrollar osteoporosis y fracturas óseas.

Depresión: debido a que el estrógeno influye en la producción de la serotonina, su deficiencia puede causar una disminución de este neurotransmisor. Esto puede causar cambios de humor o hasta depresión.

Aumento de las infecciones del tracto urinario: debido a la debilidad del tejido de la uretra, que puede desarrollarse con una disminución de los estrógenos.

Por eso, es importante que las personas con un nivel bajo de esta hormona consuman alimentos ricos en fitoestrógenos. Estas son unas sustancias que tienen una estructura química similar a la del estrógeno e imitan su función en el cuerpo.

El ajo es uno de los alimentos más ricos en fitoestrógenos, junto con las habas de soja y las semillas de lino o de sésamo.

Podría mejorar el rendimiento deportivo

Aunque se necesitan más estudios, hay evidencia científica que muestra que el ajo podría mejorar el rendimiento físico y reducir la fatiga muscular.

Como anécdota, los atletas olímpicos en la Antigua Grecia consumían ajo crudo como parte de su dieta pre-entrenamiento.

Otro alimento que puede mejorar el rendimiento deportivo es la remolacha, por lo que puede ser una buena idea tomar ambos ingredientes antes de entrenar.

Con información de | escueladeantienvejecimiento.com | Foto | Cortesía |

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1