Muere Rodríguez López-Calleja, el general que controlaba el dinero en Cuba

81
Muere Rodríguez López-Calleja, el general que controlaba el dinero en Cuba-MiamiNews24
Foto: El Nuevo Herald

La madrugada de este viernes muere el general Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, de 62 años, uno de los militares más poderosos de Cuba, controlaba la corporación económica de la isla.

Según la información publicada por el diario estatal Granma, el jefe del Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Gaesa), falleció «en las primeras horas» de este 1 de julio.

Te puede interesar: Avión sanitario se estrelló en un aeropuerto de Argentina

“El general Luis Alberto, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, atesora una brillante hoja de servicios a la Patria y a la Revolución Cubana”, dijo Granma.

Rodríguez López-Calleja controlaba gran parte del turismo, el desarrollo inmobiliario, los supermercados, las gasolineras y muchos otros negocios rentables de Cuba.

Muere Rodríguez López-Calleja ex yerno de Raúl Castro

Acumuló un enorme poder como ex yerno de Raúl Castro y fue visto por muchos como una de las figuras importantes en lo que sucedería después en Cuba después de la muerte de Castro, que actualmente tiene 91 años.

El general fue sancionado en 2020 por el gobierno de Estados Unidos por dirigir GAESA, el brazo económico del ejército cubano.

“Este es el hombre clave en las negociaciones económicas del régimen, es el hombre de confianza de la familia Castro, es el hombre que sabe dónde están todos los recursos y su muerte es un terremoto para el régimen”, dijo Orlando Gutiérrez, un defensor de los derechos humanos que encabeza una coalición de organizaciones en el exilio conocida como la Asamblea de la Resistencia.

Foto: Americateve

Muere el hombre que controlaba el dinero en Cuba, Rodríguez López-Calleja nació en Villa Clara, al centro del país, el 19 de enero de 1960. Según su biografía oficial, se formó en la ex Unión Soviética y fue enviado como oficial de contrainteligencia a Angola en 1990.

Pero luego fue elegido para trabajar en lo que se convertiría en el Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas, GAESA, el conglomerado empresarial más grande y rentable de la isla, con tentáculos en los lucrativos sectores del turismo, las finanzas, el comercio internacional, el transporte marítimo y la construcción.

El general se convirtió en el director de GAESA en 1996 y era su presidente en el momento de su muerte.

El general también estaba vinculado a una red de empresas offshore

Muchos en Cuba culparon al general por varias estrategias económicas controversiales, incluida la continuación de un frenesí de construcción de hoteles durante los duros años de la pandemia de Covid-19. El desvío de recursos hacia el turismo despojó al gobierno del dinero que necesitaba desesperadamente para gastar en salud pública y alimentos, una decisión que tuvo consecuencias mortales, ya que el sistema de salud estuvo a punto de colapsar.

También se le culpó de no ceder el control de las remesas cuando el gobierno de Estados Unidos sancionó a la financiera Fincimex de GAESA. Los funcionarios estadounidenses luego sugirieron que el gobierno cubano trasladara el negocio de las remesas a un banco público, pero las autoridades cubanas se negaron.

El general también estaba vinculado a una red de empresas offshore que mueven el dinero del gobierno por todo el mundo para realizar negocios y eludir el embargo económico de Estados Unidos. Su hermano, Guillermo Faustino Rodríguez López-Calleja, es el director o dueño de varias de estas turbias empresas; según descubrió una investigación de McClatchy y el Miami Herald.

Control sobre la economía de Cuba

Durante muchos años, el general fue una figura en la sombra, expandiendo silenciosamente su control sobre la economía de la isla. Según reportes, se casó y se divorció de una de las hijas de Raúl Castro, Deborah Castro Espín, con quien tuvo dos hijos.

A pesar del divorcio, tuvo una tremenda influencia en el gobierno cubano; lo que en los últimos años también se reflejó en más apariciones públicas y cargos políticos de alto perfil. El intento del general por consolidar el poder se hizo más urgente el año pasado cuando Castro se acercaba a los 90 años.

En abril del año pasado, obtuvo un asiento en el Buró Político del Partido Comunista. En septiembre fue identificado en medios estatales como “asesor especial del presidente” Miguel Díaz-Canel. Y sin mayores explicaciones, fue nombrado diputado a la Asamblea Nacional a fines de octubre, en representación de Remedios; localidad de la central provincia de Santa Clara.

Su muerte deja aún más incertidumbre sobre una transición de poder cuando muera el menor de los hermanos Castro.

Con información de | El Nuevo Herald

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com