Comienza una nueva era en los Miami Dolphins

41
nueva era miami dolphins-miaminews24
Foto: Getty Images

Comienza una nueva era en Miami Dolphins; esto no quiere decir que se acumulen victorias ni que sean candidatos, sino simplemente que se unieron al fútbol americano moderno.

La NFL, como todo en la vida, evoluciona. Y hace un tiempo que el deporte ha cambiado. No sólo en cuanto a reglas se refiere, sino también en cuanto a los requisitos que todo equipo que pretende ser protagonista debe tener, especialmente la capacidad de anotar rápido.

Es por eso que ninguna ventaja parece estar a salvo hoy en día en la liga. Los últimos 711 equipos que estaban abajo 21 puntos en el último cuarto habían perdido, antes de la milagrosa recuperación de los Miami Dolphins el pasado domingo.

Los Miami Dolphins inician una nueva era en la NFL

Pero los Dolphins de Miami no fueron los únicos que iniciaron una nueva era; los New York Jets revirtieron una desventaja de 13 puntos en dos minutos, los Arizona Cardinals ganaron después de estar abajo 0-20 y Los Angeles Rams casi desperdician una desventaja de 28-3. Sí, el mismo marcador favorable que en aquel Super Bowl LI vio desaparecer los Atlanta Falcons a manos de los New England Patriots solo para perder el campeonato en tiempo extra.

Te puede interesar: Tom Brady insinúa su retiro una vez más

Con Brian Flores como entrenador, los Dolphins eran un equipo relativamente sólido que no se disparaba en el pie. Sin embargo, también eran un equipo extremadamente aburrido.

Foto: Miami Dolphins | Los Miami Dolphins inician una nueva era en la NFL

Llegó Mike McDaniel, también conocido como el científico loco, y cambió la dinámica puertas adentro.

Sí, es un genio a la hora de la táctica y el diseño de jugadas, pero a la vez genera un ambiente positivo a su alrededor. No tiene miedo de reírse de sí mismo, y le instala confianza a sus dirigidos.

Nuevos caminos

Tua Tagovailoa ha tenido un camino montañoso en la NFL hasta aquí. Llegó al profesionalismo después de una lesión de cadera que atentó contra su carrera.

En su primer año, alternó titularidades con Ryan Fitzpatrick, y su entonces entrenador lo quitó de partidos en el final de varios encuentros para darle lugar a Fitz.

En su segundo año, no fue elegido capitán y en cuanto al juego se refiere, sentía la necesidad de hilvanar series de 16 jugadas, dada la mala línea ofensiva, y las llamadas conservadoras. Alternó buenas con malas, y por sobre todas las cosas su personalidad pareció verse afectada en el medio de todos los rumores de Deshaun Watson.

Llegó McDaniel, y entendió que la confianza garantiza al menos el 50 por ciento del éxito. Entonces empezó a empoderar a su mariscal, y aún más importante, empezó a rodearlo de personal que maximice sus capacidades, como, por ejemplo, Tyreek Hill, Terron Armstead y Cedrick Wilson.

Tua es un chico muy callado y diferente. McDaniel también lo es, y esas personalidades se abrazaron desde el minuto cero.

El resultado es que estamos viendo a Tagovailoa florecer frente a nuestros ojos

Por supuesto que sigue teniendo sus críticos, que alegan que no tiene brazo, lo cual me parece ridículo.

Principalmente porque siempre ha tenido el mismo brazo y estilo de juego, lo cual me hace pensar que aquellos que cuestionan su brazo nunca lo vieron jugar en la Universidad de Alabama.

Muchos lo comparan con Justin Herbert, que es un fenomenal mariscal, porque Miami lo pudo haber elegido a él. Y la realidad es que no pudiesen ser dos mariscales más distintos.

Y en el medio de todo ese ruido, Tagovailoa ha mantenido temple, cuando tantos otros mariscales han perdido la compostura por mucho menos.

A sangre fría

Y vimos eso cambiar el domingo, cuando si bien la defensiva de los Baltimore Ravens tuvo un par de fallas de comunicación insólitas, él jugó un último cuarto perfecto, y mostró esa confianza apuntándose a su «sangre fría» cuando acababa de ganar el partido.

Por supuesto que ayuda la creatividad de las llamadas. Por supuesto que ayuda tener a dos de los receptores más veloces de la NFL en Tyreek Hill y Jaylen Waddle.

Es otro ambiente, y es otro Tua, que está creciendo en confianza con cada partido que pasa.

Foto: Getty Images

Parte de la belleza de la NFL es que tenemos distintos tipos de mariscales, que son para todos los gustos. Hay mariscales rítmicos que te ganan con su intelecto, hay mariscales con brazos ridículos que manipulan los ángulos de envío, hay mariscales que te lastiman con sus piernas y hay mariscales que desafían la lógica porque son simplemente diferentes.

Las principales virtudes de Tua siempre han sido su precisión, su temple en el bolsillo y la rapidez con la cual realiza las transiciones.

Nunca será el mariscal del brazo más fuerte. Pero lo que no podía seguir haciendo, si pretendía estirar su carrera en la NFL, era perder la confianza.

El pasado de la NFL

Y lo que no podía seguir haciendo Miami si quería salir de su monotonía interminable, era aferrarse a una era del fútbol americano que ya es cosa del pasado.

Si algo nos mostró esta semana, es que los Dolphins nunca están fuera de un partido, sin importar cuán grande es la desventaja. Porque con ese personal, pueden anotar en un abrir y cerrar de ojos. Es decir, tienen más margen de error que un equipo que tiene que evitar penalidades y constantemente hilvanar series de más de 10 jugadas.

Tardó, pero el futuro llegó para los Dolphins, que como dije antes de la temporada, al menos serán un equipo entretenido por primera vez en un buen tiempo.

Foto: Getty Images

Esto no quiere decir que ahora sean candidatos, porque la división aún pasa por Buffalo. Enfrentan a los Buffalo Bills esta semana y ante ellos han perdido sus últimos siete enfrentamientos.

Pero sí quiere decir que los Dolphins han acertado con su entrenador en jefe, y que muchas de las críticas hacia Tagovailoa han sido excesivamente injustas.

Calendario de Miami

Los primeros cuatro partidos del calendario de Miami eran particularmente bravos, pero después el calendario tiene una meseta extensa en el medio, por lo cual incluso en la dificilísima AFC, los Dolphins prometen ser al menos protagonistas.

El triunfo ante Baltimore vale uno igual que todos los demás, pero esa victoria fue todo menos monótona, y creo que ilustra una nueva Era en Dolphins Miami.

Foto: Rob Carr/Getty Images

Puedes pregonar un mensaje positivo durante mucho tiempo, pero a veces necesitas la evidencia para que tu equipo crea en lo que estás vendiendo.

Ese triunfo ante Baltimore es la evidencia perfecta para Miami, y sobre todo para Tua Tagovailoa, quien se confirmó a sí mismo, que puede ser un muy buen mariscal en esta liga.

Con información de | ESPN

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com