Mueren 66 niños en Gambia tras tomar jarabes para la tos contaminados

79
mueren 66 niños jarabes
Foto Cortesía

66 niños mueren han muerto en Gambia debido al daño provocado en sus riñones por cuatro jarabes contra la tos. Que fueron fabricados por la farmacéutica india Maiden Pharmaceuticals, según ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Los análisis en laboratorio de las muestras de los cuatro productos confirman que contienen una inaceptable cantidad de dietilenglicol y etilenglicol.

Te Puede Interesar: Fallecen nueve miembros de una familia tras derrumbarse el techo de una vivienda

Hasta la fecha se ha identificado estos cuatro productos en Gambia. Pero podrían haberse distribuido por vías informales a otros países o regiones«, ha apuntado la OMS en una alerta oficial.

Los cuatro jarabes son Promethazine Oral Solution, Kofexmalin Baby Cough Syrup, Makoff Baby Cough Syrup y Magrip N Cold Syrup. Todos los lotes de estos productos «deben ser considerados inseguros» hasta que hayan sido analizados por las autoridades nacionales respectivas.

Foto cortesía – Mueren 66 niños en Gambia tras tomar jarabes para la tos contaminados

La Organización Central de Control de Calidad de los Medicamentos india ha abierto una investigación sobre estos jarabes tras recibir los primeros informes, el pasado 29 de septiembre.

Varios medicamentos de la empresa Maiden Pharmaceuticals han sido rechazados por las autoridades indias y Vietnam directamente vetó todos sus productos en 2011.

mueren 66 niños jarabes
Un miembro de la Cruz Roja de Gambia revisa bolsas con jarabes para la tos recolectados en Banjul el 6 de octubre de 2022. Las autoridades indias investigan a la compañía farmacéutica apuntada por la OMS. Foto Milan Berckmans/AFP

La farmacéutica asegura en su web que vende productos a otros países de Asia, África y América Latina.

La reacción en Gambia a la muerte de niños

El presidente  Adama Barrow, ordenó medidas de protección contra la importación de medicamentos no adecuados y la creación de un laboratorio de control tras la muerte de decenas de niños que tomaron un jarabe indio contra la tos en Gambia.

«Les aseguro que el gobierno hará todo para dilucidar estos sucesos«, dijo después de confirmar la muerte de 66 niños en los últimos tres meses en relación a esta partida de medicamentos que son buscados y quitados del sistema de salud con asistencia de la Cruz Roja.

En su discurso, el presidente gambiano ordenó investigar el origen del jarabe adulterado, instaurar medidas de salvaguarda para evitar la importación de medicamentos no adecuados y crear un laboratorio de control de fármacos.

Las autoridades de este pequeño país del oeste de África ordenaron el 23 de septiembre pasado recuperar todas las existencias de jarabes de paracetamol o prometazina supuestamente vinculados con estos casos.

La Cruz Roja participa en el hecho

En colaboración con la Sociedad de la Cruz Roja de Gambia, el Ministerio de Salud gambiano envió a cientos de jóvenes a recolectar los jarabes sospechosos mediante una campaña de casa por casa. El Consejo de Investigación Médica de Gambia también emitió una alarma.

En tanto, la policía de Gambia anunció este sábado la apertura de una investigación tras la muerte de los 66 niños.

«La policía gambiana creó un grupo de investigación encargado de  identificar a los responsables de esta pérdida irreparable y llevarlos ante la justicia», indicó el cuerpo de seguridad en un comunicado.

El grupo está constituido por altos responsables policiales con las competencias necesarias, afirmó una fuente, que pidió a la población que guarde la calma.

Tras la trágica muerte de 66 niños, la OMS ha abierto una investigación sobre estos productos tras los primeros informes. Algunos medicamentos de Maiden Pharmaceuticals fueron rechazados por India. Asimismo, Vietnam vetó directamente estos jarabes en 2011. Ahora, la empresa farmacéutica informa en su web que vende productos a Asia, África y America Latina.

Las madres piden justicia

Las madres de los niños que han muerto tras injerir los jarabes piden justicia. «66 es un número enorme. Por eso necesitamos justicia, porque las víctimas eran niños inocentes», exclamó una de las madres en una entrevista con el medio británico BBC. Cuando le dimos el jarabe, la gripe se detuvo, pero generó otro problema. Mi hijo no orinaba», denunciaba. Tras ser operado el pequeño, acabó muriendo.

Con información de 20 minutos

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com