¿Sabías qué no todos los alimentos se deben calentar en el microondas?

66
Algunos alimentos no se deben calentar en microondas - miaminews24
Foto: El Día | Algunos alimentos no se deben calentar en microondas.

El microondas es una herramienta que en muchas cocinas está, sin embargo no todos los alimentos los deben calentar ahí ya que perderían su sabor y textura.

Hay una verdad y es que algunas comidas que recalentamos en el microondas nunca serán tan sabrosas como cuando recién salieron del horno, la sartén o la parrilla.

Algunos alimentos no se deben calentar en microondas

Cualquier plato que involucre pan no debe meterse en el microondas. Esto incluye productos como hamburguesas, sándwiches y sobras con muchos carbohidratos.

Esto no significa que no puedas volver a comerlas, lo que se necesita es usar otras fuentes de calor para restaurarles su sabor original.

Te puede interesar: Arqueólogos descubren túnel que llevaría a la tumba de Cleopatra

Hay alimentos que no debes calentar en el microondas, por mucho que este electrodoméstico se haya convertido en un clásico de tu cocina.

Foto: El Periódico de España | Hay algunos alimentos que no se deben calentar en el microondas porque dañaría el sabor y la texturas de la misma.

Tanto es así que además de calentar, puedes descongelar alimentos y cocinarlos. Incluso una tortilla de patatas puede hacerse en el micro, sí, aunque te parezca imposible.

Según la organización de consumidores OCU, también hay que estar atento a qué alimentos no deben calentarse en el microondas, porque no todo vale.

Por ello se tiene una pequeña lista de algunos alimentos que no deberían calentarlos en un microondas.

La pasta

Si se quiere volver a disfrutar un plato de spaguetti, o cualquier pasta simple, sin salsa ni relleno, la mejor manera de calentarla es en agua hirviendo en la hornalla por unos pocos minutos, dependiendo del tipo de pasta.

La pasta que ya está cubierta con una salsa cremosa o con aceite es un poco más complicada, ya que el aceite o la crema pueden separarse, y arruinar la consistencia del plato.

Foto: Alimente | La pasta no es recomendable calentar en el microondas porque pierde su esencia.

En una cacerola, coloca la pasta en la hornalla a fuego medio-bajo. Combinarlo con una pequeña cantidad de grasa (como crema o aceite, lo que se haya usado cuando se cocinó por primera vez). Controlarlo y revolverlo con frecuencia.

La pizza

La pizza es quizás el alimento que más veces ha sido puesto en el microondas después del café con leche, sin embargo los resultados son pésimos. El tipo de cocción del microondas estropea la textura del pan y la pizza.

Por eso las mejores opciones para recuperar el sabor intenso y crujiente, son la sartén o el horno. Si se trata de una o dos porciones, hay que ponerlas en una sartén en la hornalla a fuego medio.

Pollo frito

En lugar del microondas, use una bandeja para hornear o una sartén. Hay que cubrir cada pieza con papel aluminio y cocinarlo en el horno a 180/190 grados durante unos 10 minutos.

Foto: Líder Pollo | El pollo frito sabe mejor si se come el mismo día.

Luego se retira el papel aluminio y se sigue cocinando hasta que la piel vuelva a tomar una textura crujiente. En el caso del pollo frito como de otros platos, es necesario tener en cuenta que hay algunos alimentos que no deben recalentarse por completo y, en su lugar, deben desecharse.

Papas fritas

Lo primero que hay que saber, es que nunca sabrán tan bien como cuando estaban frescas. Pero la mejor forma de volverlas a cocinar es en una sartén con aceite.

Las papas fritas son las más difíciles de recalentar, porque es fácil que pierdan su sabor y consistencia cuando se calientan, especialmente cuando están crujientes.

Foto: El Tiempo | Las papas fritan nunca sabrán de la misma forma que recién salidas del aceite.

Lo recomendable es calentar un poco de aceite en una sartén antiadherente hasta que comience a brillar. Colocar las papas fritas y déjelas freír hasta que estén doradas y crujientes.

Retirar las papas fritas y escurrir los restos de aceite en un plato con toallas de papel de cocina. Por último, espolvorearlas con un poco de sal.

Carne

Como habrás comprobado más de una vez, recalentar un bife en el microondas es probablemente la peor manera de hacerlo.

Si lo que se quiere es volver a comer un corte de carne al horno o a la parrilla del día anterior, lo mejor cortarlo en rodajas finas.

Luego, simplemente agregar un poco de aceite en una sartén y cocinarlo a fuego medio hasta que esté lo suficientemente caliente.

También puede ponerse las rodajas finas en una fuente para horno con aceite o caldo y cocinarlo a temperatura baja, para que no pierda humedad ni se seque.

Con información de | Infobae

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com