Una mujer mató a puñaladas al pedófilo que abusó de su hijo de 12 años

54
Madre mató puñaladas pedófilo- miaminews24
Foto: Lasexta | Madre mató puñaladas pedófilo

Los hijos de Sarah Sans, decieron asistir a una entrevista con BBC News en donde revelan la historia que fue hace ocho años, cuando Sarah Sands (madre) mató a puñaladas a un pedófilo convicto.

En una noche de otoño de 2014, la mujer salió de su dúplex en el este de Londres con una capucha sobre la cabeza y armada con un cuchillo.

Una madre mató a puñaladas a un pedófilo convicto

Caminó hasta un bloque de pisos conjunto hasta llegar a la casa de un anciano.

Te puede interesar: Un muerto y 20 heridos en un doble atentado en Jerusalén

Una vez allí, apuñaló a Michael Pleasted ocho veces, en lo que luego se describió como un «ataque predeterminado y sostenido».

Foto: La100 | Una madre confiesa la historia cuando mató a puñaladas a un pedófilo convicto que abusó de su hijo a los 12 años.

Pleasted se desangró hasta morir. Tenía 77 años.

En ese momento, el hombre, quien anteriormente había sido convicto por pedofília, se enfrentaba a más cargos. Estaba acusado de delitos sexuales contra niños pequeños en Silvertown, la urbanización donde vivía.

Legalmente, como en todos estos casos, los nombres de esos niños no podían hacerse públicos durante el juicio.

Cuentan la historia de lo ocurrido hace 8 años

El mayor de ellos, Bradley, que tenía 12 años en el momento de la agresión, renunció a su derecho al anonimato el año pasado para revelar el abuso.

Y en una entrevista con BBC News, sus hermanos menores, quienes son gemelos, Alfie y Reece, han hecho lo mismo.

Tenían 11 años cuando su madre mató al hombre acusado de abusar de ellos.

Ahora tienen 19 y 20 años, recuerdan cuando, de niños, se enteraron de lo que había hecho su madre.

Dicen que crecer con ella en prisión fue difícil.

Y aunque Sarah siente remordimientos por los hechos, sus hijos, por su parte, son brutalmente honestos sobre las acciones de su progenitora.

Foto: Dailymail | Una madre confiesa la historia cuando mató a puñaladas a un pedófilo convicto que abusó de su hijo a los 12 años.

«Pensé que estaba mal», le dice Bradley a la BBC. «No lo voy a negar».

«Nos hizo sentir más seguros», agrega Alfie.

«No detuvo las pesadillas. Pero nos dio una sensación de seguridad porque no tenías que caminar por la calle pensando que te lo ibas a encontrar a la vuelta de la esquina».

«Vivía literalmente al otro lado de la calle», sostiene Bradley.

«Podría abrir esa ventana de allí», dice señalando, «y vería su casa».

Reece, que cuando ocurrieron los abusos tenía 11 años, comenta que fue «agradable saber que estaba muerto».

Pero añade: «No detuvo lo que vino después, ya sabes, a menudo nos despertábamos llorando [preguntándonos] ‘¿dónde está mamá?'».

La llegada a Silvertown que fue meses antes del asesinato

Sarah Sands y su familia se mudaron a su nuevo hogar, también en Silvertown, meses antes del asesinato.

Se hizo amiga de Pleasted, que vivía solo.

Era un personaje de alto perfil en la urbanización, a menudo se sentaba en un banco enfrente del quiosco, lo que le permitía tener contacto con los residentes locales y sus hijos.

«Pensé que era un anciano encantador», dice ahora.

«Cocinaba para él, lo cuidaba, siempre le hacía compañía cuando tenía tiempo».

Foto: Clarín | Una madre confiesa la historia cuando mató a puñaladas a un pedófilo convicto que abusó de su hijo a los 12 años.

Pleasted clasificaba los periódicos en la tienda y algunos niños trabajaban con él los sábados.

«Preguntó si Brad podía ayudarle y estaba muy emocionado», cuenta Sands.

Ella cree que Pleasted estaba acosando a su hijo mayor al mismo tiempo que poco a poco se ganaba la confianza de los gemelos. Invitó a los tres niños a su casa.

Una noche, los gemelos le revelaron que, mientras estaban en el apartamento, Pleasted los había agredido sexualmente.

Una semana después, Bradley reveló lo mismo.

La acusación contra Pleasted

Pleasted fue arrestado y acusado de delitos contra los niños.

Mientras esperaba el juicio, el juez le dejó en libertad bajo fianza y dijo que podía regresar a la urbanización.

Foto: Metrowordlnews | Una madre confiesa la historia cuando mató a puñaladas a un pedófilo convicto que abusó de su hijo a los 12 años.

Sands cuenta que tras la decisión estaba angustiada y que no entendía nada. Entonces se mudó con su familia a la pequeña casa de su madre.

La noche del asesinato, las cámaras de seguridad la captaron yendo al apartamento de Pleasted.

Dice que quería pedirle que se declarara culpable de los cargos y evitara a sus hijos la terrible experiencia de ir a la corte.

Con información de | BBC

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com