Descubren el uso de una nueva droga en Miami

768

(Miaminews24).-  Detectives de narcóticos de la policía de Miami-Dade y agentes del FBI hicieron el viernes una redada en la casa de un hombre de West Perrine que de acuerdo con ellos vendió paquetes diminutos de la potente droga a un detective encubierto. 

Las autoridades han comenzado a combatir el carfentanil, un potente opioide sintético que pasa por heroína, es conocido sobre todo por su uso como tranquilizador de elefantes, y se cree ahora que ha causado la muerte de montones de adictos en el sur de la Florida.

La droga es tan mortífera — el gobierno de Estados Unidos estima que puede ser hasta 5,000 veces más fuerte que la heroína — que la Unidad de Respuesta a Peligros Técnicos del FBI se puso trajes especiales para registrar el viernes la vivienda del sospechosos de narcotráfico en South Miami-Dade.

Muchos usuarios, sin embargo, se han inyectado, han ingerido o han olido la droga sin esa protección.

El carfentanil se ha detectado preliminarmente en los cadáveres de por lo menos 107 personas de las que se sospecha murieron de sobredosis este año, de acuerdo a datos dados a conocer recientemente por la Oficina de Medicina Forense de Miami-Dade.

El carfentanil se ha convertido en el opioide sintético más reciente en arrasar las ciudades de América del Norte, matando a cientos de personas en las ciudades de Estados Unidos y en Vancouver, Canadá.

Investigadores creen que el carfentanil tiene su origen en laboratorios chinos que venden drogas sintéticas a compradores estadounidenses a través de Internet, usando el correo para entregar sus paquetes. Ese nuevo estilo de narcotráfico fue reportado el año pasado en la serie Pipeline China del Miami Herald.

De acuerdo con una orden de arresto, Dupont vendió primero a un detective encubierto drogas por valor de $40 — envueltas en diminutos paquetes de papel de aluminio — en el estacionamiento de una gasolinera de Exxon situada en el 11190 SW 176 St. Se hicieron otras cuatro compras durante las semanas siguientes.

En al menos dos casos, las drogas acabaron dando positivas en las pruebas de laboratorio por carfentanil, de acuerdo con la orden de arresto de la detective de Miami-Dade Kristina Lageyre.

El viernes, detectives llevaron a cabo una última compra encubierta en la misma gasolinera. Dupont fue arrestado en su Cadillac negro, con un pito de marihuana en los labios. Un teniente de la policía de Miami-Dade encontró un paquete diminuto de papel de aluminio que se sospecha contenía la droga escondido en la media de Dupont.

«Ese poquito puede matarte», dijo el teniente.

Momentos más tarde, numerosos agentes del FBI armados hasta los dientes bajaron por SW 171 Street, justo después de cruzar la 104 Avenue, a una casa verde limón donde se suponía que Dupont hacía ventas a los adictos que conocía en el barrio. Gritando «¡FBI! ¡Abran la puerta!», los agentes hicieron estallar granadas de destello, haciendo que un perro callejero huyera despavorido.

La casa fue invadida. Agentes especializados en sustancias peligrosas, algunos de ellos traídos desde Washington, D.C, empezaron pronto a registrar la escena, vestidos con trajes protectores de manejo de materiales peligrosos, con máscaras rosadas.

Dupont, delincuente de mayor cuantía que ha cumplido dos condenas de cárcel por robo, fue esposado y detenido por varios cargos de droga. Su arresto es uno de sólo un puñado de los mismos hechos en los últimos meses vinculados con personas sospechosas de vender carfentanil en la calle.

Por: DAVID OVALLE/MIAMI HERALD