Exjefe de campaña de Trump acepta cooperar con la fiscalía en la...

Exjefe de campaña de Trump acepta cooperar con la fiscalía en la trama rusa

0 24

(Miaminews24).- Paul Manafort, el exjefe de campaña del presidente, Donald Trump, aceptó hoy colaborar con la fiscalía especial en la investigación de la trama rusa como parte de un acuerdo de culpabilidad.

 

Manafort, que ya fue declarado culpable de ocho delitos de fraude hace tres semanas, pactó cooperar con las autoridades y reconoció ante una corte federal su responsabilidad en dos cargos que se le imputaban con objeto de evitar el juicio previsto para el próximo 24 de septiembre, además de un potencial tercer proceso judicial.

El exasesor de Trump, acusado de delitos que podrían acarrearle pasar el resto de su vida en prisión, alcanzó así un acuerdo con la Fiscalía especial de la trama rusa en busca de una reducción de la condena final.

La selección de un jurado comenzará el lunes para cargos que incluyen conspirar para lavar dinero, conspirar para defraudar a Estados Unidos, no registrarse como agente extranjero y falsificación de testigos.

La decisión de Manafort puede representar un revés para el presidente Trump, quien el mes pasado había elogiado a su colaborador por no llegar a un acuerdo con los fiscales, como lo hizo el ex abogado personal del presidente, Michael Cohen.

El mes pasado, un tribunal del estado de Virginia ya declaró culpable a Manafort por ocho delitos de fraude, mientras que el jurado no alcanzó un consensorespecto a decena de delitos que se le imputaban.

Sin embargo, el 29 de agosto, el fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, pidió a la corte federal del Distrito de Virginia Este más tiempo para decidir si enjuicia de nuevo o no a Manafort por esos otros diez delitos de fraude sobre los que el jurado no consiguió alcanzar un veredicto.

Manafort supuestamente trabajó entre 2006 y 2017 para Gobiernos extranjeros, incluido el Ejecutivo prorruso del ex presidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), y para oligarcas rusos, a los que ayudó a mejorar su imagen en Washington sin comunicárselo a las autoridades, lo que constituye un crimen.

El proceso contra él es producto de la investigación de Mueller, pero no está relacionada directamente con las actividades que desempeñó entre marzo y agosto de 2016 en la campaña de Trump, donde llegó a ser el jefe hasta que se vio obligado a dimitir por ocultar el cobro de 12,7 millones procedentes de Yanukóvich.

Fuente :DLA

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder