EEUU aseguró una pequeña fracción de sus fuerzas en Siria

643

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que una pequeña fracción de las fuerzas estadounidenses permanecerá en Siria con tropas de otros países.

«No estoy cambiando el rumbo (…) podemos dejar una pequeña fuerza, junto con otras fuerzas, ya sean tropas de la OTAN o quien sea», dijo Trump a los periodistas en la Oficina Oval, y agregó que «a mucha gente le gusta esa idea».

Estados Unidos dejarían alrededor de 400 soldados estadounidenses en dos regiones diferentes de Siria, según informaron los medios de comunicación citando a un alto funcionario de la administración.

Según esa fuente, la mitad de ellos se uniría a la fuerza multinacional de aproximadamente 800 a 1.500 soldados desplegados en el noreste de Siria para mantener un amortiguador entre Turquía y las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos. El resto permanecería en su base en al-Tanf, cerca de la frontera siria con Irak y Jordania.

En la actualidad hay unos 2.000 soldados estadounidenses desplegados en Siria. La Casa Blanca dijo el jueves que Estados Unidos dejaría 200 tropas de paz en Siria después de la retirada que tiene planeada.

El jefe interino del Pentágono, Patrick Shanahan, y el presidente del Estado Mayor Conjunto, Joseph Dunford, sostuvieron este viernes en Washington conversaciones con sus homólogos turcos sobre la situación en Siria y otros asuntos de defensa.

Antes de la reunión, Dunford le dijo a la prensa que la misión para las tropas restantes en Siria era continuar la campaña contra el Estado Islámico (EI), y él cree que los aliados de Estados Unidos «intensificarían» apoyo a la campaña.

Dunford y Shanahan se negaron a confirmar el número de tropas que permanecerán en Siria.

Estados Unidos y Turquía se han enfrentado recientemente sobre la suerte de las milicias kurdas en el norte de Siria, que son un aliado de Washington en la campaña contra el EI, pero visto como un «grupo terrorista» por Ankara.

El mes pasado, Washington propuso establecer una zona de seguridad en el noreste de Siria, una decisión que recibió el respaldo de Ankara. Erdogan y sus altos funcionarios han insistido repetidamente que la zona de seguridad debe estar exclusivamente bajo control turco.

Fuente: Xinhua español