Hijo de Trump declaró ante el Congreso y rechazó haber cometido perjurio

223
NEW YORK, NY - JUNE 11: Donald Trump Jr. arrives for a ribbon cutting event for a new clubhouse at Trump Golf Links at Ferry Point, June 11, 2018 in The Bronx borough of New York City. According to President Donald Trump's latest financial disclosures, the Trump Organization oversees 17 golf courses and clubs, generating $221 million in revenue last year. Trump Golf Links at Ferry Point opened in 2015. (Photo by Drew Angerer/Getty Images)

Donald Trump Jr, el hijo mayor del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habló el día miércoles en una segunda entrevista con congresistas estadounidenses, que lo interrogaron sobre sus contactos con los rusos, a lo que el hijo del presidente rechazó haber jurado en falso en su testimonio de 2017.

Trump, de 41 años, expresó que fue transparente en su testimonio y se mostró relajado al salir de la sesión con el Comité de Inteligencia del Senado.

“Nada que corregir”, había dicho al llegar al Capitolio el empresario, quien dirige la Trump Organization, el grupo de compañías que su padre, un magnate de los negocios inmobiliarios, manejó durante décadas.

Después de su entrevista, sostuvo que había sido consistente en su testimonio.

“No creo que haya cambiado nada de lo que dije porque no había nada que cambiar”, dijo. “Me alegro de que esto haya terminado y que podamos poner claridad final”.

Cuando se le preguntó si estaba preocupado por posibles cargos de perjurio, Trump Jr respondió: “No, en absoluto”.

Sin duda, el empresario se enfrentó al cuestionamiento sobre su papel en la organización de una reunión en la Trump Tower en junio de 2016 en donde estuvieron presentes el asesor de la Casa Blanca y yerno de Trump, Jared Kushner, el entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y una abogada rusa que ofreció información “sucia” sobre la candidata demócrata Hillary Clinton.

“Si es lo que dices, me encanta”, escribió Trump Jr en respuesta a un correo electrónico en 2016, en donde se le ofrece la información en una reunión, según la transcripción de su testimonio al Senado de 2017.

El miércoles, Trump Jr proporcionó una “aclaración” al panel de inteligencia luego de la publicación, en abril, del informe del fiscal especial Robert Mueller sobre Rusia. En esa investigación se detalla cómo el exabogado del presidente Michael Cohen recordó que Trump Jr podría haberle hablado a su padre sobre una reunión para recolectar “información adversa” para Clinton.

Actualmente, Cohen cumple una sentencia en prisión por violaciones de financiamiento de campaña y por mentir al Congreso, algo que Trump Jr destacó mientras defendía su anterior testimonio.

Algunos demócratas sospechan que el hijo del presidente pudo haber mentido sobre lo que él y su padre sabían sobre esa reunión así como de otras conexiones entre la campaña de Trump y Rusia.

Según la prensa estadounidense, los senadores también cuestionaron a Trump Jr acerca de un proyecto para construir una Torre Trump en Moscú.

En mayo, el presidente Trump dijo estar “muy sorprendido” por esta nueva convocatoria a declarar que recibió su hijo.

El presidente del panel, el senador republicano Richard Burr, enfrentó críticas de su propio partido por solicitar que Trump Jr testificará por segunda vez, debido a discrepancias entre su testimonio original de 2017 y el de otros testigos.

Los demócratas en la Cámara de Representantes -donde son mayoría- y el Senado continúan buscando testimonios e información mientras presionan al presidente con múltiples investigaciones, principalmente relacionadas con la injerencia rusa, la obstrucción a la justicia y la elección presidencial de 2016.

En un debate interno, los demócratas están analizando si hay suficiente evidencia y espacio político para llevar a cabo un juicio político contra Trump.

El miércoles por la noche, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, dijo que la exdirectora de Comunicaciones de Trump, Hope Hicks, había aceptado responder preguntas del comité en una reunión a puertas cerradas.

La semana pasada, Nadler dijo que Hicks y Annie Donaldson, que fungió como jefa de gabinete del ex abogado de la Casa Blanca Don McGahn, recibieron instrucciones de no acatar la citación de su panel para interrogarse acerca de documentos vinculados al período en que ejercieron sus cargos.

Como una de las asesores más antiguas de Trump durante la campaña y en la Casa Blanca, Hicks presenció en primera línea muchos de los incidentes que los demócratas están investigando.

Hicks “entiende que el Comité será libre de plantear las preguntas que considere oportunas, incluso sobre su tiempo en la campaña de Trump y su tiempo en la Casa Blanca”, dijo Nadler.

No se aclaró si Donaldson, quien junto con McGahn fueron testigos clave de la investigación de Mueller, también estaría de acuerdo en declarar ante el comité de Nadler.

Fuente: Noticias 24.