Un oso negro fue sacrificado en Oregón por ser muy simpático

309

Funcionarios de Oregón, Estados Unidos, tuvieron que aplicar la eutanasia a un simpático oso negro, esto debido que el oso era muy amigable con las personas y se aprovechaban para tomarse selfies con él. En este propósito, el oso paseaba cerca del parque local y los transeúntes hacían contacto con él, lo cual a policía le parecía peligroso.

El jueves, encontraron al animal rodeado de frutos secos y semillas de girasol que parecían haber sido dejados intencionalmente por algunos transeúntes. La policía llegó a la conclusión de que el oso se había acostumbrado demasiado a la interacción humana y que podía representar una amenaza para la seguridad de las personas, por lo que tomaron la difícil decisión de dispararle y matarlo.

Funcionarios en Oregon tuvieron que sacrificar a un oso negro joven porque las personas se tomaban selfis con él.

Previamente, la policía había utilizado Twitter para advertir a los visitantes del parque que evitaran al animal, después de encontrar en línea varias selfis con el oso.

El oso de 100 libras de peso (45 kilos) tenía entre 2 y 3 años y podría haber sido reubicado si no se hubiera acostumbrado tanto al contacto humano, dijo a CNN Rick Swart, del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Oregón.

No solo es peligroso para los humanos alimentar a un animal salvaje (sin mencionar tomarse una foto cerca de él), sino que también los animales se ven amenazados por el contacto cercano: la “comida chatarra” puede enfermar a los osos, que pueden olfatear la basura que queda en los parques si no ha sido desechada como es debido. Si habitualmente regresan a las áreas del parque donde los humanos dejan la comida, los osos a menudo son sacrificados por precaución.

Para la seguridad de humanos y osos, es mejor dejar que los animales recolectores se valgan por sí mismos y disfrutar de ellos desde una distancia considerable, dijo Kurt License, biólogo de vida silvestre.

“Este es un ejemplo clásico de por qué imploramos al público que no alimente a los osos”, dijo. “Si bien las personas que ponen comida para este oso pueden tener buenas intenciones, los osos nunca deben ser alimentados”.

En Oregon es ilegal atraer a un animal esparciendo alimentos o dejando basura. Para evitar un encuentro con un oso negro, las autoridades aconsejan a los residentes que viven y acampan cerca de los hábitats de los osos que desechen los desechos en los cubos de basura especiales y eviten acercarse o recoger a un cachorro joven: su feroz madre protectora podría estar cerca.

Fuente: CNN.