PG&E anunció acuerdo multimillonario en fuegos en California

0
69

LOS ÁNGELES (AP) — Pacific Gas and Electric (PG&E) anunció el viernes que alcanzó un acuerdo preliminar de 13.500 millones de dólares para resolver todos los reclamos importantes relacionados con los letales y devastadores incendios de 2017 y 2018 en el norte de California, de los que se culpó a sus obsoletos equipos y a su negligencia.

Según la empresa de servicios, el acuerdo, que tiene que ser aprobado por un tribunal, es un paso clave para salir de la bancarrota.

Se espera que el acuerdo resuelva todas las denuncias derivadas de una serie de incendios con víctimas mortales ocurridos en 2017 en el norte de California y del conocido como Camp Fire, en 2018, que dejó 85 fallecidos pero calcinó por completo la ciudad de Paradise. Además, atiende las reclamaciones del incendio de Butte en 2015 y del Ghost Ship, en Oakland, un año más tarde.

“Desde el inicio de la declaración de bancarrota, nuestro objetivo principal ha sido obtener una compensación justa para las víctimas de incendios forestales, especialmente para las personas”, manifestó Bill Johnson, director general y presidente de PG&E Corporation, en un comunicado el viernes. “Queremos ayudar a nuestros clientes, a nuestros vecinos y amigos en las zonas afectadas a recuperarse y a la reconstrucción tras estos trágicos incendios”.

En la mayoría de los fuegos registrados en 2017 y 2018 en la región se culpó a problemas con las líneas eléctricas.

Dos abogados que representan a más de 5.000 víctimas de los incendios del norte de California elogiaron el pacto.

“Creo que es un resultado fantástico”, dijo el abogado Rich Bridgford, de Bridgford, Gleason & Artinian, agregando que no solo compensa a miles de víctimas sino que también exige que PG&E invierta miles de millones en revisar su infraestructura para evitar futuros desastres.

“Hay que tener en cuenta el hecho de que PG&E está en bancarrota”, añadió. “Esto supone que están obligados a llevar a cabo un delicado equilibrio para alcanzar el doble objetivo de disuadir de malas prácticas del pasado por un lado y de mantener a la empresa financieramente viable para que pueda funcionar y mantener el suministro de electricidad. Creemos que el acuerdo consigue este delicado equilibrio”.

El incendio de Camp Fire fue el más letal en la historia de California y destruyó casi 18.000 estructuras. La serie de incendios que arrasaron una amplia zona del norte del estado un año antes causaron docenas de fallecidos y quemaron decenas de miles de inmuebles.

El acuerdo está sujeto a una serie de condiciones relacionadas con los planes de reorganización de la firma, que se acogió al Capítulo 11 de la ley de quiebras, y que deben completarse antes del 30 de junio de 2020.

Fuente: AP