Nueva tormenta repartirá nieve, hielo y lluvia de costa a costa

0
107

Aunque una poderosa ráfaga de nieve, hielo y un frío fuerte están cubriendo la mitad de la nación hoy, y unos 20 millones de personas están bajo condiciones de avisos y alertas invernales, los meteorólogos dicen que estas tormentas de invierno podrían continuar hasta Navidad, impactando todo, desde los viajes de vacaciones hasta el envío de esos regalos de último minuto.

Una nueva tormenta invernal procedente del oeste de Estados Unidos extenderá nieve, hielo y lluvia a través de partes de los estados centrales y orientales desde este fin de semana hasta principios de la próxima, reporta weather.com.

Esta próxima tormenta llega el viernes al Oeste y se trasladará desde la costa oeste el sábado. Luego generará un sistema de baja presión en las llanuras, que rastreará hacia los estados del este a principios de la próxima semana.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) ha emitido advertencias de tormenta invernal y avisos de clima invernal para partes de las Montañas Rocosas, las Cascadas y las Montañas Wasatch de Utah.

Las peores condiciones probablemente ocurrirán cuando las advertencias de tormenta de invierno estén vigentes. Las fuertes nevadas y los vientos racheados podrían hacer que viajar por estas áreas sea peligroso o imposible.

Estas alertas de clima invernal incluyen nieve y viento tanto del primer sistema que llega el jueves,  como del segundo sistema pronosticado para este fin de semana.

Viernes a sábado

Los períodos de lluvia y nieve en las montañas afectarán el noroeste y el norte de California hasta el viernes antes de que llegue la energía para esta próxima tormenta. Se pronostica más de 1 pie de nieve en áreas del norte de California.

El pronóstico del sábado muestra más nieve desde las Cascades y Sierra Nevada hacia las Montañas Rocosas centrales. Algunas lluvias de baja elevación pueden afectar a California y el noroeste.

La nieve también podría comenzar a desarrollarse tan al este como en las Altas Llanuras Centrales.

El domingo

Una baja presión comenzará a organizarse en las llanuras del sur y comenzará su viaje hacia el noreste. Eso podría permitir que se forme una franja de nieve y algo de lluvia helada o aguanieve desde el valle más bajo de Ohio hasta el valle medio del Mississippi, las llanuras centrales y las montañas rocosas del sur.

Los viajes durante nevadas podrían afectar a Denver, Wichita, Kansas; Kansas City y St. Louis.

Fuente:ElDiario