Sujeto de indiana provocó investigaciones del Servicio Secreto

0
55

El hombre que la semana pasada provocó una investigación del Servicio Secreto de Estados Unidos cuando intentó entrar en Mar-a-Lago, club privado de Palm Beach, y principal residencia del presidente Donald Trump, es un sujeto de 34 años de Indiana, según un extenso reporte del incidente que el martes dio a conocer la policía de Palm Beach. Por el momento, el sujeto no ha sido acusado de ningún delito.

El Miami Herald no ha publicado la identidad del hombre debido a respeto a la privacidad por su salud mental. En el reporte policial se señala que la Unidad de Servicios de Comportamiento de la policía del Condado Palm Beach (PBSO) acudió al lugar. Un portavoz del departamento dijo que partes del reporte se omitieron, ya que incluían información médica que protege la ley.

El reporte indica que aproximadamente a las 7 p.m. del 6 de enero, el hombre intentó entrar en Mar-a-Lago a través de una entrada lateral por Southern Boulevard, mientras gritaba que quería algo. Los detalles de lo que el individuo gritó se eliminaron del reporte. Un guardia de seguridad del club encontró al hombre en la puerta. El hombre regresó a su automóvil de color negro y de cuatro puertas estacionado frente a la calle del club, de acuerdo con el reporte. La seguridad del club llamó a la policía de Palm Beach. Un patrullero se presentó en el lugar, detuvo al vehículo, e interrogó al hombre. La declaración del hombre se redactó a partir del reporte.

El patrullero le pidió al hombre que apagara el Toyota del 2013 y se bajara del auto, tras mencionar “razones de seguridad personal”, dice el reporte. Poco después, el patrullero pidió refuerzos, y solicitó la presencia del Servicio Secreto, que se encarga de proteger al Presidente y a su familia, y también la unidad de la PBSO.

Trump no se encontraba en Palm Beach durante lo ocurrido, toda vez que el día anterior se había marchado del club rumbo a Washington, D.C.

Algunas cuentas de las redes sociales familiarizadas con la identidad del hombre indicaron que se trata de un veterano que lleva años batallando con problemas mentales. En una de las publicaciones se menciona a “ivankaslover” como su correo electrónico. En el 2009 en Texas, el hombre fue acusado de intoxicación pública, pero no le aparecen más antecedentes penales.

La policía de Palm Beach dijo que el Servicio Secreto está investigando.

“Durante un enfrentamiento con la policía local, un individuo hizo declaraciones sin amenazas a una persona bajo la protección del Servicio Secreto. Como es habitual en casos semejantes, la policía de Palm Beach llamó a la oficina local del Servicio Secreto”, le dijo al Miami Herald una fuente policial con conocimiento del incidente.

El Servicio Secreto no quiso confirmar el martes si hay o no una investigación del incidente, tras mencionar los reglamentos de la agencia.

Los incidentes sospechosos en Mar-a-Lago han aumentado desde que Trump se convirtió en Presidente, concluyó un estudio del Herald que analizó el servicio del club e informes de la policía. De por lo menos 189 llamadas sobre actividades sospechosas en el club desde el 2012, dos terceras partes se han hecho desde enero de 2017, el mes que Trump asumió el mando del país.

La policía recibió llamadas para responder por lo menos otros dos incidentes sospechosos en el club cuando el Presidente se encontraba en la ciudad por las fiestas navideñas. Los detalles sobre estos casos todavía se desconocen.

La semana pasada, dos estudiantes chinos de la Universidad de Michigan terminaron arrestados por fotografiar instalaciones de defensa de la base marítima de EEUU en Key West. Otros dos incidentes similares con ciudadanos chinos se han reportado en la instalación militar desde el otoño de 2018.

Todos estos incidentes han llamado la atención de los investigadores federales quienes, a finales del 2018, comenzaron una pesquisa sobre un posible espionaje chino en el sur de la Florida.

Fuente: El Nuevo Herald