Venezolanos se adaptan en la Florida a lo que sea luego de Coronavirus

327

Antes de que iniciase la pandemia exiliados venezolanos que huyeron de la severa crisis económica y humanitaria tenían como herramienta de trabajo aplicaciones de viajes.

Así podían los mismos sobrevivir en la Florida, ahora como la economía está estancada gracias a la emergencia sanitaria con el Coronavirus.

Estos venezolanos que en su momento laboraban como conductores se han visto obligados a desarrollar otras capacidades, muchas aprendidas en su país.

Muchos se han dedicado a la parte gastronómica, cocinando comida en sus casas para posteriormente hacer entregas a domicilio.

Y les va tan bien que sueñan con continuar el negocio cuando pase la pandemia.

Según reveló un estudio de 2019 del Pew Research Center, 421.000 venezolanos vivían en Estados Unidos. Más que en 2000, Más de la mitad están en Florida.

El venezolano Mario Amate contaba la desesperación que vivió a medidos de Marzo cuando la aplicación de Uber en su teléfono no sonaba.

En ese momento en Estados Unidos se comenzaban a tomar medidas para contener el avance de la COVID-19.

 Y en el sureste de Florida, ya había cerrado los negocios no esenciales.

Amate, quien en su país fue abogado, ha hecho toda clase de trabajos en esta ciudad. Pero sus ingresos dependían un 70%  de Uber.

 Cuando a su esposa, una contadora, le redujeron la jornada laboral a la mitad, comenzó el padecimiento.

Rafael Delgado quien es vecino de Amate comentaba que luego de ser despedido del hotel donde laboraba y ya no contar con la aplicación.

Este junto con  Amate decidieron comenzar un negocio de tequeños, los cuales son un aperitivo venezolano que es como el punto medio  entre los bastones de mozzarella y las empanadas de queso.

fuente AFP / CHANDAN KHANNA tequeños, una popular picada venezolana de queso envuelto en masa frita, preparado por Mario Amate y Rafael Delgado en Miami

Uber

Un portavoz de Uber dijo a la AFP que, la empresa no tiene registros de cuantos son  usuarios os latinoamericanos.

Pero si es un hecho que la mayoría de los conductores de Miami hablan español.

La empresa no declaró cuales eran las cifras específicas sobre esta ciudad, pero informó en marzo que sus carreras cayeron entre 60 y 70%.

Fuente: Adailyn Amador| MiamiNews24