Zuckerberg sigue bajo la mira por publicaciones incendiarias de Trump

77

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, no se está moviendo por su negativa a tomar medidas sobre publicaciones incendiarias del presidente Donald Trump que difunden información errónea sobre la votación por correo y, según muchos, alentaron la violencia contra los manifestantes.

Sus críticos, sin embargo, se están multiplicando. Algunos empleados renunciaron públicamente al tema y los líderes de derechos civiles que se reunieron con él el lunes por la noche denunciaron la explicación de Zuckerberg de elegir dejar las publicaciones de Trump en paz como «incomprensibles».

Un día después de que docenas de empleados de Facebook organizaron una huelga virtual sobre el tema, el jefe de Facebook se reunió el martes con los empleados para una sesión de preguntas y respuestas a través de un video en línea. Durante esa sesión, que se había avanzado más adelante en la semana, Zuckerberg se duplicó en su postura para dejar en paz las publicaciones de Trump, aunque sugirió que la compañía estaba considerando cambios en sus políticas existentes sobre el «uso de la fuerza por parte del estado». en el que cayó la publicación de Minneapolis de Trump.

El rival de Facebook Twitter marcó y degradó un tweet de Trump en el que hizo referencia a las protestas por la violencia policial en Minneapolis usando la frase «cuando comienza el saqueo, comienzan los disparos».

Pero Facebook dejó un mensaje idéntico en su servicio. Zuckerberg explicó su razonamiento en una publicación de Facebook el viernes, una posición que desde entonces ha reiterado varias veces.

Léase También: Mark Zuckerberg criticó a Twitter por verificar los hechos de Trump

«Sé que muchas personas están molestas porque hemos dejado los puestos del Presidente, pero nuestra posición es que debemos permitir la mayor expresión posible a menos que cause un riesgo inminente de daños o peligros específicos enunciados en políticas claras», escribió Zuckerberg.

Las renuncias, que varios ingenieros tuitearon y publicaron en LinkedIn y Facebook, también comenzaron el martes.

«Me enorgullece anunciar que al final de hoy, ya no soy un empleado de Facebook», tuiteó Owen Anderson, quien fue gerente de ingeniería de la compañía durante dos años. “Para ser claros, esto estuvo en proceso por un tiempo. Pero después de la semana pasada, estoy feliz de no seguir apoyando políticas y valores con los que estoy totalmente en desacuerdo ”.

Anderson no respondió de inmediato a un mensaje de comentarios el martes. Pero no estaba solo.

«Hoy, presenté mi renuncia a Facebook», escribió Timothy J. Aveni, un ingeniero de software que había estado en la compañía durante un año, en LinkedIn y en su página de Facebook. «No puedo soportar la continua negativa de Facebook a actuar sobre los mensajes intolerantes del presidente destinados a radicalizar al público estadounidense. Tengo miedo por mi país y veo que mi compañía no hace nada para desafiar el status quo cada vez más peligroso «.

Aveni no respondió de inmediato a un mensaje para obtener más comentarios.

“Reconocemos el dolor que mucha de nuestra gente siente en este momento, especialmente nuestra comunidad negra. Alentamos a los empleados a hablar abiertamente cuando no estén de acuerdo con el liderazgo «, dijo Facebook en un comunicado.» A medida que nos enfrentamos a decisiones difíciles adicionales sobre el contenido, seguiremos buscando sus comentarios honestos”.

Léase También: Compañías tecnológicas desarrollan chips para rastrear coronavirus

Barry Schnitt, quien se desempeñó como director de comunicaciones y políticas públicas de Facebook desde 2008 hasta 2012, escribió una gran publicación en Medium el lunes. «Facebook dice, e incluso puede creer, que está del lado de la libertad de expresión», escribió. «De hecho, se ha puesto del lado de las ganancias y la cobardía».

«No creo que sea una coincidencia que las elecciones de Facebook apaciguen a aquellos en el poder que han hecho de la información errónea, el racismo descarado y la incitación a la violencia parte de su plataforma», agregó, instando a los líderes de Facebook a asumir la responsabilidad y «mostrarle al mundo que no eres poniendo ganancias sobre los valores”.

Zuckerberg y otros líderes de Facebook también se reunieron con líderes de derechos civiles el lunes por la noche. Esa conversación aparentemente no fue bien.

«Estamos decepcionados y atónitos por las explicaciones incomprensibles de Mark para permitir que las publicaciones de Trump sigan en pie», escribieron tres líderes de derechos civiles en una declaración conjunta. «No demostró comprensión de la supresión histórica o moderna de los votantes y se niega a reconocer cómo Facebook está facilitando el llamado de Trump a la violencia contra los manifestantes”.

Firmando esa declaración estaban Vanita Gupta, presidenta y directora ejecutiva de The Leadership Conference on Civil and Human Rights; Sherrilyn Ifill, presidenta y directora consejera del Fondo de Defensa Legal y Educación de NAACP y Rashad Robinson, presidenta de Color of Change.

«Mark está sentando un precedente muy peligroso para otras voces que dirían cosas perjudiciales similares en Facebook», agregaron los tres líderes.

Redacción de MiamiNews24 con información de Local10