Hombre acabó con la vida de empleado de Burguer King

147

Hombre acabó con la vida de un empleado de una cadena de restaurantes de comida rápida debido a que su mujer que estaba molesta porque su pedido de Burger King tardó demasiado hizo que un hombre viniera al restaurante y disparara a uno de los empleados.

La Oficina del Sheriff del Condado de Orange dijo que el tiroteo ocurrió el sábado alrededor de las 7:30 pm en el Burger King en la cuadra 7000 de E. Colonial Drive.

Cuando llegaron, los agentes dijeron que encontraron a Desmond Armond Joshua, de 22 años, que sufría una herida de bala en el estacionamiento. Fue llevado a un hospital del área, donde fue declarado muerto.

Altercado físico y agresión

Como parte de la investigación, se recuperó un video que mostraba a Joshua en un altercado físico con un hombre que lo tenía en una llave de cabeza, según la declaración jurada.

Un testigo dijo que el restaurante estaba ocupado esa noche y que se hizo una copia de seguridad del automóvil, lo que provocó que los clientes tuvieran que esperar más de lo habitual.

Una mujer que estaba en la fila estaba enojada por el retraso, así que salió de su vehículo y comenzó a gritar que iba a hacer que «su hombre» viniera al restaurante, por lo que un empleado le reembolsó $ 40 y le pidió que se fuera, según muestran los registros.

Hechos

La mujer esperó en el estacionamiento en su sedán negro durante unos minutos, luego se alejó y regresó. Un hombre en una camioneta blanca estaba con ella, quien más tarde se identificó como Kelvis Rodríguez-Tormes, de 37 años. Exigió que Joshua «luche contra él», dijeron los representantes.

Un testigo intervino para detener la pelea cuando Rodríguez-Tormes puso a Joshua en una llave de cabeza y comenzó a ahogarlo, según la declaración jurada.

Los representantes dijeron que después de que el testigo sacó a Rodríguez-Tormes de Joshua, Rodríguez-Tormes fue a su camioneta y tomó el arma, diciéndole a Joshua: «Tienes dos segundos antes de que te dispare».

Disparo y huida

Poco después, Rodríguez-Tormes le disparó a Joshua y luego huyó en el camión blanco mientras que el sedán negro también huyó, dijeron los agentes.

Según los investigadores, Joshua acababa de comenzar a trabajar en el Burger King unos días antes. Las autoridades dijeron que lo llevaron a un hospital cercano donde murió.

Los registros muestran que Rodríguez-Tormes y la mujer fueron entrevistados después del tiroteo.

Aunque sus declaraciones están en su mayoría redactadas, el informe indicó que Rodríguez-Tormes desmanteló el arma utilizada en el tiroteo y la colocó «en un lugar que no se puede ubicar».

Rodríguez-Tormes está acusado de asesinato en primer grado con arma de fuego, destrucción de evidencia y posesión de arma de fuego por un delincuente convicto.

Kelvis Rodriguez-Tormes

MiamiNews24