Detenida sospechosa por enviar carta con ricina

82
Detenida sospechosa carta con ricina

Una mujer fue detenida una sospechosa por aparentemente haber enviado una carta con ricina a la casa blanca. La ricina es un derivado tóxico

La mujer fue capturada por oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, mientras intentaba cruzar por la frontera entre Nueva York y Canadá.

La carta enviada a la Casa Blanca provenía desde Canadá y según funcionarios de la Real Policía Montada del Canadá; una pesquisa realizada a la carta, dio positivo en ricina, una toxina que proviene de las semillas de ricino.

Los agentes que participaron en la investigación no tiene permitido revelar mayores detalles acerca de la pesquisa realizada. Cabe destacar que no es la primera vez que ocurre algo parecido.

Quizás te pueda interesar: ¡Estímulo económico! Quieren otorgar cheques de $1200 y $450 por desempleo

No es la primera vez que es detenida una persona producto de alguna sospechosa carta con ricina

En el 2018, un ex miembro del cuerpo de la Marian de Guerra estadounidense, fue detenido por aparentemente haber enviado sobres con ricina a Trump y a otros miembros del gobierno. Los funcionarios que participaron en su investigación, aseguraron que el ex militar confesó haber enviado la encomienda.


Las autoridades dieron por hecho que fue William Clyde Allen III, quién envió semillas de ricino al presidente Trump; al director del FBI Christopher Wray, a la directora de la CIA, Gina Haspel, al ex secretario de defensa Jim Mattis y al almirante John Richardson.

Los escoltas y fuerzas de seguridad accionaron justo a tiempo y durante el atentado nadie resultó afectado. En 2014, se volvió a presentar una situación parecida con el presidente Barack Obama.


En aquella oportunidad, el perpetrador originario de Mississippi, acabó siendo sentenciado a 25 años de prisión; luego de haber enviado cartas espolvoreadas con ricina al ex presidente de los Estados Unidos.

Redacción de Miami News 24, con información de El Nuevo Herald | Foto de Santa María Times