María Gabriela Isler: En el Miss Venezuela vamos por el camino correcto

76
maría gabriela isler- miaminews24
Foto: Jesús Marcano / @marcophotoshoot

Este 24 de septiembre se llevó a cabo la Noche Más Linda que acaparó la atención de los venezolanos y hoy la Directora de Relaciones Públicas del icónico certamen habla en modo motivador, al margen de toda polémica.

Alberto Martínez

Agradecimiento: Organización Miss Venezuela y Acela Santamaría (Venevisión).

Conversar con la Directora de Relaciones Públicas del Miss Venezuela, María Gabriela Isler, y enfocarse en polémicas del Miss Venezuela, es desaprovechar su actitud motivadora.

En el verbo de las candidatas del 2020, se percibe la influencia de Molly, como se le conoce a María Gabriela de manera familiar. Así lo percibimos en esta entrevista muy cercana al 24 de septiembre cuando se sabrá quienes son las tres nuevas monarcas.

La séptima Miss Universo venezolana, evade cualquier conflicto o comparaciones con tiempo pasado, y se enfoca en el valor de ser reina de belleza en un hoy muy complejo.

Prefiere destacar la labor social de la organización. Su momento predilecto: acompañar a Isabella Rodríguez ( Miss Venezuela Mundo 2019) a Petare, en el proceso de desarrollo de su proyecto social , “Yo Sueño, Yo Puedo”.

Ver como más de 10 niñas se transformaron en 20 en 30 en 50…Que tienen ansias de formarse y ven en el Miss Venezuela y en Isabella, un modelo a seguir fue uno de los mayores orgullos como directora y como ser humano. Eso nos demuestra que vamos por el camino correcto.

La noche más linda y distanciada

Sobre la Noche Más Linda del Año, que bajo los rigores del Covid-19, ha sido grabada y de hecho ya el jurado dio su veredicto, a anunciarse este jueves, aclaró:

-La primera parte será dedicada a Miss Venezuela World y tendrá el ADN del Miss Mundo, con pruebas de talento, impacto social, desfile Top Model… y la otra parte , totalmente independiente con otros animadores va a cumplir con los requerimientos para Miss Universo y Miss International, con desfile en traje de baño, gala y rondas de preguntas y anunciaremos dos reinas en este segundo capítulo. Al día siguiente habrá una gala donde coronaremos a nuestras nuevas reinas oficialmente.

¿Se le dio peso a medir el compromiso de las candidatas con su entorno con la motivación y el rescate del país o se premiará un talento deslumbrante, como es el caso de las actuales Miss Mundo y Miss Universo?.

-Nuestro compromiso es que cada una de ellas desarrolle sus capacidades, las descubra y las ponga a la orden de su entorno y de la comunidad que las sigue, las admira y cree en su palabra, autenticidad y en sus mensajes. Entonces, más allá de mujeres físicamente hermosas, serán jóvenes con esa belleza que se equipara con su nivel de compromiso.

Hace unos 10 años, los temas identidad de género, el mundo no binario, diversidad, belleza sin estereotipos, empoderamiento, poco se asomaban en los certámenes, pero ahora son cotidianos ¿Personalmente crees que Latinoamérica está lista para Reinas que rompan parámetros?

-En la comunidad hispana aún tenemos muchísimo que evolucionar a nivel de nuestras creencias y los que nos han enseñado. Hemos desvirtuado nuestra propia apreciación acerca de la belleza y nos hemos apegado a estereotipos y patrones. Pero personalmente creo que Latinoamérica está dando pasos pequeños pero consistentes para el reconocimiento de los distintos roles que la mujer puede jugar en nuestra sociedad.

Específicamente en los certámenes de belleza a nivel mundial ya se ha mostrado que, si la belleza no va acompañada de esencia, de criterio propio, de inteligencia, liderazgo y de capacidad para ser un agente de cambio y de impacto positivo en nuestras comunidades, simplemente no se trasciende. Se están dando los pasos correctos para lograr espacios de aceptación, tolerancia y de reconocimiento de capacidades.

Foto: Jesús Marcano

Causas y efectos de la belleza

¿Qué prejuicio sobre el Miss Venezuela te sigue molestando?

-Ese que dice que la belleza interna es invento de las “feas”. Me parece que es un irrespeto para cualquier mujer que alguien dude del valor propio de ellas. Y en tiempos de auge de redes sociales me molesta la capacidad que tiene la audiencia en general de lastimar, de juzgar y de criticar a jóvenes venezolanas que se consideran suficientes para un certamen de belleza y qué organizaciones como nosotros las consideramos preparadas y capacitadas para representar a cualquier estado o a Venezuela.

Me hace mucho ruido que no construyan, sino que menosprecien esa fuerza que trae la mujer. El estereotipo de una belleza física perfecta me sigue perturbando un poco.

¿Cómo serán las nuevas estrategias para las delegadas venezolanas en certámenes internacionales?

-Las estrategias sigue siendo las mismas desde el día uno, es seguir trabajando con constancia, dedicación y con el gran compromiso que tenemos con Venezuela y los sueños de estas chicas que deben descubrir el ADN de cada certamen.

Nosotros estamos aquí para potenciar esas habilidades y darle todas las herramientas que necesiten, porque más allá de candidatas de un certamen de belleza, necesitamos a mujeres preparadas que convenzan que son las embajadoras perfectas para representar a cada una de las marcas de esos eventos con cuyas visiones o cambios nos alinearemos.

Siempre respetaremos a cada una de nuestras reinas, su vocación, porque al final del día deben ser auténticas y llevar un discurso creíble, lleno de carisma y gentilicio venezolano.

María Gabriela Isler en tiempo récord transitó por contrastantes instancias personales y profesionales: la reticencia a excesos de maquillaje y a ser parte de un certamen, a asumir la responsabilidad de la corona nacional, luego a ser una Miss Universo emblemática y ahora pieza fundamental del Comité de la Belleza, al lado de Nina Sicilia y Jacqueline Aguilera.

¿Cuál es la enseñanza mayúscula en el aspecto emocional que te dejó ese proceso y que le transmites a las chicas que no se consideran suficientes para el Miss Venezuela?

-Tenemos que saber cerrar ciclos en nuestras vidas que no nos están permitiendo reconocernos suficientes o ideales para estar en algún lugar. Hay situaciones que nos hacen sentir poco merecedoras. Yo reforcé mi sistema de valoración personal y pasé de ser introvertida a un poco más extrovertida sin dejar de ser auténtica, porque la autenticidad no va en el volumen que le pongas a tu carisma. Eso me complace transmitirselo a ellas. Tenemos que descubrir que nos está impidiendo valorarnos y disfrutar el momento. Aprendí a nivel emocional que podemos ser causa o efecto.

Podemos ser la causa de la alegría, del orgullo, la sonrisa de otros o bien podemos ser el efecto de la ansiedad, de los nervios, la envidia de otras personas, entonces con experiencias personales y con historias intento transmitirles que sean esa causa y que no permitan ser el efecto de circunstancias ajenas. Todo empieza por cerrar ciclos que no nos están permitiendo amarnos plenamente como mujeres.

En modo personal

¿Ser madre es lo único que te falta para completar la corona?

-Yo creo que sin duda son muchas las cosas que me hacen falta por completar. Esa es una bendición que espero Dios me regale muy pronto, está en mi lista de deseos como mujer, como esposa, hija, nieta, hermana, porque siento que he tenido la oportunidad de vivir tan de cerca a mis sobrinos, extrañarlos tanto al mismo tiempo. Se que Dios tiene algo maravilloso para mí y espero pronto compartirlo con todos ustedes.

¿Has descubierto una vocación, una emoción, tal vez un talento escondido bajo las reglas de aislamiento del Covid-19?

-Yo no soy nada buena para los deportes, pero he descubierto que puedo y tengo coordinación para jugar tenis y lo hago unas tres veces a la semana, especialmente por mi salud, porque de tanto trabajo en la computadora, he descuidado mi postura, mi espalda. Y en cuanto a una emoción, creo que he internalizado la calma. En los últimos años y meses mi vida no tenía freno, muchas veces puse mi trabajo delante de mi familia o de cosas que eran importantes para mí y en vista de toda esta pandemia, de una pérdida familiar, de tantas cosas que estamos pasando en el mundo, me di cuenta que debo ser paciente, que a veces no puedo cambiar las cosas y las que no puedo cambiar las tengo que aceptar.

Además nuestra sociedad ha sacado a flote distintas emociones, en redes sociales se lee odio, ansiedad, desesperanza, resentimiento, incertidumbre y todos estos sentimientos están alineados en una escala tonal emocional muy baja . Y si tú lo permites, esto te arrastra, y eres el efecto de eso. Entonces yo decido como quiero vivir estos meses y yo decido mi paz.

¿A qué artificio o esclavitud estética, todavía no te acostumbras?

-No me acostumbro al maquillaje. Si bien es parte de mi trabajo, cada vez que me maquillan pido que me pongan un poquito menos, que me dejen ver las pecas, que solamente me tapen las ojeras . Sin embargo, cuando tengo que estar a la altura del compromiso, me encanta estar maquillada, como dicen en Venezuela: montada, con mis pestañas, ojos maquillados porque tengo que estar a la altura de una circunstancia.

Sin embargo, prefiero sentirme cómoda en mi propia piel y es algo que también promuevo en mis redes sociales, porque no somos perfectos, somos humanos y reales. Por eso no me quiero acostumbrar a depender de ese aditivo para poder salir y conversar con las personas.

Molly en otros sentidos

FRAGANCIAS: Me encantan las velas aromáticas, sobre todo aquellas que huelen un poquito cítrico y fresco. Me gustan las flores frescas, pero sobre todo que huela limpio, no me agradan los olores dulces. Ah bueno, me gusta el aroma de mi sobrino , si pudiera me traería una de sus pijamas sucias y dormiría con eso un año (Risas) .

SABOR: Mi placer culposo es el dulce

TEXTURAS: Me relajan las texturas suavecitas y por mucho tiempo dormí con trapitos de mi sobrina o un peluche. Eso me daba tranquilidad.

BANDA SONORA: Gustavo Cerati.

FOTOGRAFÍAS: Jesús Marcano / @marcophotoshoot
Maquillaje: Lucia Abuin / @lucia.abuin
Fashion Stylist: Kate Forkin / @kateforkin