Restaurante en Japón usa strippers para servicio Delivery

108
Restaurante japón strippers
El servicio en Japón de strippers “Delivery Macho” fue creado por Masanori Sugiura un chef, dueño de un restaurante de sushi y culturista de 41 años con ayuda de sus amigos del gimnasio que estaban sin trabajo a causa de la pandemia. Foto Cortesía

Un restaurante de sushi en la ciudad Anjo, Japón, se volvió popular por enviar strippers a los servicios de delivery.  Se trata de una estrategia del dueño del negocio quien está tratando de acrecentar la escasa demanda durante la pandemia de coronavirus enviando fisicoculturistas sin camisa para entregar la comida a sus clientes.

El japonés de 41 años, Masanori Sugiura, dueño y chef del restaurante de sushi: Imazushi, tuvo la extravagante idea para no renunciar a su negocio, el cual estaba en riesgo de quiebra por la baja demanda en medio de la pandemia de coronavirus.

Como estrategia para elevar las ventas, Sugiura, quien también es fisicoculturista, se le ocurrió que podía entregar los pedidos y ofrecer servicio de striptease.

Más tarde se le ocurriría reclutar para el servicio a sus compañeros de gimnasio quienes también habían quedado sin empleo a causa de la pandemia.

Para poder acceder al servicio, que considera que los repartidos hagan un striptease tras la entrega, los clientes deben comprar un mínimo de 7000 yenes en sushi (alrededor de 66,20 USD).

Te puede interesar: ¿La comida picante acelera el metabolismo?

Sugiura reclutó a amigos que trabajaban en gimnasios para que sean parte del equipo de reparto de sushi a domicilio; debido a que se quedaron sin trabajo durante la pandemia.

La única condición es que los clientes deben ordenar un mínimo de 7.000 yenes (66 dólares) para recibir una prueba de Delivery Macho.

La promoción se convirtió en un éxito en Twitter y Sugiura y ahora recibe hasta 10 pedidos al día; con ganancias mensuales por el servicio que llegan a 1,5 millones de yenes (14.000 dólares).

Masanori Sugiura comenzó como fisicoculturista cuando tenía 20 años, pero nunca imaginó que su pasatiempo lo ayudaría a mantener su negocio familiar a flote.

Redacción de MiamiNews24 con información de Infobae/Periodismo