Murió el hombre al que trasplantaron un corazón de cerdo

107

David Bennett, el hombre de 57 años, que se sometió a un trasplante de corazón de cerdo a principios de enero, murió este martes en el hospital universitario de Maryland, en Baltimore.

Hasta hace escasamente dos meses, los obituarios sobre David Bennett habrían sido más que breves y escasos, en caso de que se hubiera escrito alguno.

Sin embargo, la esquela de este hombre de 57 años cambió de forma radical en enero. Un hombre común y corriente, incluso con un pasado turbio, se erigió en un hito cuando se convirtió en el primer trasplantado con un corazón de cerdo genéticamente manipulado.

El experimento se festejó tanto como este martes se lamentó su fallecimiento en el hospital universitario de Maryland, en Baltimore, el centro que protagonizó el gran logro médico, visto como una luz de optimismo en el terreno sanitario.

David Bennett, enfermos terminal de 57 años fue el hombre que murió con un corazón de cerdo

El hijo del difunto elogió al hospital por ofrecerle a su padre, que carecía de futuro, la oportunidad de protagonizar este experimento. La familia resaltó su contribución en los esfuerzos por contribuir en una investigación clave para la supervivencia de tantos pacientes.

“Estamos agradecidos por cada momento innovador, cada sueño loco, cada noche de insomnio que se dedicó a esta labor histórica”, afirmó David Bennett jr. en un comunicado emitido por el centro médico. “Esperamos que esto sea el principio de la esperanza y no su final”, recalcó el hijo.

Bennett se hallaba desahuciado, había sido rechazado en las listas de espera de trasplantes por su deteriorada salud cuando los médicos le plantearon esta opción aún inexplorada.

Los médicos no ofrecieron una razón exacta de su defunción. No estaba claro si el cuerpo rechazó el órgano extraño. “No existe una causa obvia para identificar el motivo de lo que propicio su muerte”, señaló una portavoz del hospital a los medios. Los especialistas señalaron que por ahora no comentarán nada más sobre esta cuestión a la espera de los análisis que se han de realizar. Tienen previsto publicar sus resultados en un diario médico.

El doctor Bartley Griffith, que realizó la intervención quirúrgica, aseguró que el personal del centro estaba desconsolado por esta pérdida. “Demostró ser un paciente valiente y noble que luchó hasta el final”, añadió el médico en declaraciones al The New York Times, que avanzó la noticia. Griffith remarcó que Bennett “se hizo un conocido para millones de personas en todo el mundo por su coraje y firme voluntad de vivir”.

Su elección para este experimento planteó además un debate ético en Estados Unidos.

Los médicos elogian la actitud valiente del paciente y confían en que esta experiencia permita un avance

Ese David Bennett, al que se le daba otra oportunidad, era el mismo que el 30 de abril de 1988 apuñaló a Edward Shumaker. Siete navajazos por la espalda, en el abdomen y en el pecho. Edward sobrevivió, pero quedó paralizado de cintura para abajo. Estuvo dos décadas en silla de ruedas y sufrió numerosas complicaciones, en otras un derrame cerebral que lo dejó con problemas cognitivos hasta su muerte en el 2007.

Se habló de un asunto de celos. Bennett entró en el Double T Lounge, en Hagerstown (Maryland) y Edward, de 22 años, tomaba copas y hablaba con la entonces esposa del agresor, Norma Jean, que estaba sentada en su regazo. Los dos hombres se conocían. Habían estudiado en el mismo instituto.

Te puede Interesar: EE. UU. aprueba al primer condón para el sexo anal: habrá en 54 tallas

Los familiares de Shumker lamentaron que el elegido para el experimento fuera el que mató a Edward, crimen por el que estuvo en prisión varios años.

El hospital de Maryland replicó que su obligación era tratar a todos los enfermos, independientemente de sus antecedentes o sus circunstancias.

Este trasplante de corazón es una de las intervenciones pioneras en los últimos meses en que órganos de cerdos reemplazan partes vitales de los humanos, los llamados xenotrasplantes. Miles de enfermos observan con optimismo recibir riñones, corazones y otros órganos de los que no hay en suficiente cantidad.

Con información de | lavanguardia.com | Foto | Cortesía |

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1