¡Finalissima! Argentina goleó a Italia y se corona campeón intercontinental

390
Argentina quedó campeón de la Finalissima frente a Italia
Foto: Prensa Selección argentina | Argentina quedó campeón de la Finalissima frente a Italia

Argentina salió campeón de la Finalissima tras derrotar 3-0 a Italia en Wembley, y alcanzó los 32 encuentros sin derrotas, superando el registro de 31 partidos de la era del Coco Basile.

Con múltiples argumentos futbolísticos, con contundencia descomunal y con algunas producciones individuales para coleccionar, puso de rodillas a una Italia que es gigante aunque se haya quedado afuera del Mundial. Nada para discutir. El campeón de América aplastó al campeón de Europa.

Miles de argentinos deliran en las tribunas con Lionel Messi, con una sonrisa hermosa, levantó el trofeo en Wembley. El invicto ahora de 32 partidos no es casualidad. Hay un equipo convencido, dinámico, veloz, preparado para las diversas situaciones que propone el juego. Y vuelan Messi, Di María, Lautaro, Cuti Romero, Dibu Martínez, De Paul.

Te puede interesar: Nadal gana a Djokovic y pasa a la semifinal de Roland Garros

Argentina pegó dos golpes brutales cuando el desarrollo estaba marcado por el equilibrio, en los últimos 20 minutos del primer tiempo. Hasta ahí, varios arranques a pura electricidad se habían disuelto por imprecisiones en el penúltimo pase o en la zona de definición.

Parecía fresco Messi, con deseos de protagonizar. En un tiro libre próximo al área, no había logrado pasar la barrera. Un remate bajo incómodo se lo había atrapado sin problemas Donnarumma.

Argentina campeón de la «Finalissima» ante Italia

Y de repente, Leo aprovechó una recuperación de Giovani Lo Celso, aguantó de espalda la marca de Giovanni Di Lorenzo, giró, aceleró y arrastró al defensor italiano hasta que llegó al fondo, levantó la cabeza y le sirvió a Lautaro Martínez su gol 20 en 38 partidos.

Como si quisiera demostrar su capacidad para noquear, sin necesidad de elaborar, partiendo de un pelotazo largo de su arquero Emiliano Martínez, Argentina puso de rodillas a Italia en el epílogo de la etapa inicial. Lautaro controló el envío de Dibu y empezó una corrida que lo define como delantero completo, porque estuvo desbordada de potencia, pero con frialdad para dibujar una asistencia deliciosa para Di María. 

Después, Fideo ratificó el estado de liberación que disfruta en la selección desde la hazaña en el Maracaná y humilló a Donnarumma en el mano a mano picándola con clase absoluta.

Foto: AFP

Italia realizó cambios sin efecto

Roberto Mancini trató de darle una vuelta a Italia en el entretiempo, con tres variantes. Adentro Manuel Lazzari, Gianluca Scamacca y Manuel Locatelli. Afuera Bernardeschi, Andrea Belotti y Giorgio Chiellini, quien no tuvo su mejor despedida en Italia después de 117 partidos y 8 goles. Si Chiellini no estaba lesionado, su salida en el descanso resultó extraña.

Chiellini al margen, con los cambios Italia nada cambió. Al contrario. La azzurra sintió como era aplastada otra vez por los fantasmas. Argentina manejó el juego a su antojo. Dos veces Donnaruma despejó zurdazos imponentes de Di María. En otras dos oportunidades, tapó remates de Messi.

Todo con velocidad, con dinámica, por momentos paseando la pelota. La albiceleste potenció su momento sensacional. Y gritó el tercero con un zurdazo a un rincón de Paulo Dybala. Así llegó al final con los puños llenos de respuestas, como para viajar al Mundial con las mejores sensaciones.

Messi elegido el mejor del encuentro

Leo Messi fue galardonado con el premio al mejor jugador del partido en la Finalissima que conquistó Argentina contra Italia por 0-3.

El jugador rosarino asistió en el primer tanto a Lautaro Martínez y participó en la jugada del 0-3 de Paulo Dybala. Rozó en varias ocasiones su tanto, pero, entre un Gianluigi Donnaruma inmenso y la defensa italiana, lograron desmontar las ocasiones del futbolista del Paris Saint Germain.

Messi recibió el premio de las manos de Aleksander Ceferin, presidente de la Uefa, en la ceremonia de entrega de trofeos en la que Argentina recogió este título, que enfrenta al campeón de la Eurocopa y al de la Copa América, en una especie de recuperación de la Copa Artemio Franchi que conquistó por última vez Argentina en 1993 de la mano de Diego Armando Maradona

Messi apuntó con entusiasmo: “Cuando estamos juntos, nos contagiamos. Sacamos fuerza de donde no tenemos. Hoy no se puede dar ventaja. Este grupo hizo todo jugando de la misma manera”.

Y aceptó: “Está bueno acostumbrarse a ganar. No sé cuántos partidos lleva sin perder esta Selección. No me acuerdo. Eso es un plus. Hay que seguir por este camino, hay que seguir creciendo para llegar de la mejor manera al primer partido del Mundial. Ojalá lleguemos bien. Estamos con mucha ilusión”.

Con información de | Mundo Deportivo

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1

Estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficial