¿Sabías que los personajes de Winnie Pooh padecen de trastornos mentales?

92
Trastornos mentales Winnie Pooh- miaminews24

Los personajes de Winnie Pooh son conocidos por muchos niños, pero de un tiempo para acá existe la versión de que muestran trastornos mentales.

Sin embargo, es importante destacar que los autores lo hicieron más a una manera de opinión y con un tono bromista, sin embargo, ganó tanta popularidad que su impacto en el conocimiento de la salud mental ha sido real.

¿Cómo surgió el estudio de los trastornos mentales en los personajes de Winnie Pooh?

Un grupo de cuatro pediatras y una enfermera especializada del Centro de Salud IWK, de Canadá, publicaron el estudio en la revista de la Asociación Médica de Canadá (CMA, por sus siglas en inglés) en el año 2000. Lo titularon Patología en el Bosque de los Cien Acres, una perspectiva del desarrollo neurológico sobre A.A. Milne.

Te puede interesar: Conoce los lugares secretos que Google Maps intenta ocultarte

Milne es el autor de Winnie Pooh, una colección de cuentos que comenzó a escribir en 1926. De acuerdo con la Enciclopedia Británica los hizo para su hijo, un niño de nombre Christopher Robin y para crearlos tomó como base animales de juguete que tenía el pequeño.

Foto: Milenio | Trastorno mentales Winnie Pooh.

La propia enciclopedia señala que las historias son sencillas y están dirigidas a los jóvenes pero en su prosa destaca “por su comprensión del comportamiento humano”, con personajes “entrañables, pero también complejos”.

Se desconoce si Milne haya hecho a propósito lo de dar a cada personaje alguna característica relacionada con lo mental, pero los pediatras del estudio se dedicaron a examinar a cada uno y les asignaron los trastornos mentales que muestran con base en su comportamiento a lo largo de la historia.

La investigación, explicó la doctora Sarah Shea, una de las autoras, surgió de la conversación entre todos los autores, y en realidad no se usaron fondos para investigación, ni se hizo ningún experimento.

“Amamos a Winnie Pooh”, declaró la doctora Sarah Shea en una entrevista en 2013, “así que se hizo con amor”.

¿Cuál es el trastorno mental de cada personaje de Winnie Pooh?

En el estudio, los pediatras Sarah Shea, Kevin Gordon, Ann Hawkins, Janet Kawchuk y la enfermera pediátrica Donna Smith dan un diagnóstico de trastorno mental para cada personaje y explican las razones por las que lo tienen.

Winnie Pooh – TDAH y TOC

De acuerdo con los doctores, Pooh tiene dos trastornos, el principal es un Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), del subtipo de falta de atención.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, quienes lo padecen les cuesta organizarse, terminar una tarea o prestar atención a los detalles, así como el olvidadizo Pooh.

Foto: Síntesistv | Trastornos mentales Winnie Pooh.

Además tiene un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), que se nota en la repetición de acciones y la obsersión por la miel.

“Pooh necesita atención. Con la ayuda adecuada podría estar más en forma, más funcional y tal vez producir (y recordar) más poemas”, dice el estudio.

Piglet o Puerquito – Trastorno de Ansiedad Generalizada

Al ser ansioso, sonrojado y nervioso, Piglet muestra que sufre de un Trastorno de Ansiedad Generalizada.

Foto: Theniche | Trastornos mentales Winnie Pooh.

“Si se le hubiera evaluado adecuadamente y se le hubiera diagnosticado su condición cuando era joven, se le podría haber recetado un agente antipático, como la paroxetina, y se habría salvado del trauma emocional que experimentó al intentar atrapar Heffalumps (elefantes que solo aparecen en sus sueños)”, dice el estudio.

Burro – Trastorno depresivo persistente, también llamado distimia

A Burro, uno de los personajes más tiernos de la caricatura, le diagnostican distimia, una depresión que es continua y a largo plazo, de acuerdo con la definición de la Clínica Mayo.

Quienes tienen este tipo de depresión pierdan interés en las actividades normales de la vida cotidiana, se sienten desesperanzados e improductivos. Estos sentimientos duran años y alteran sus relaciones, desempeño escolar, laboral y actividades diarias.

Foto: Salud180 | Trastornos mentales Winnie Pooh.

“No tenemos suficientes antecedentes para saber si algún trauma temprano contribuyó a su negativismo crónico y baja energía. Se beneficiaría enormemente de un antidepresivo, quizás combinado con una terapia individual”, dice el estudio.

Búho – Dislexia

Los doctores explican que Búho tiene dislexia, un trastorno del aprendizaje que supone la dificultad para leer, este padecimiento afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

“Sus conmovedores intentos de encubrir sus déficits fonológicos son similares a lo que vemos día tras día en otros tan afligidos”, dice el estudio.

Foto: Salud180 | Trastornos mentales Winnie Pooh.

En ocasiones, la dislexia no se diagnostica durante años y permanece sin ser identificada hasta la adultez, pero nunca es tarde para buscar ayuda, señala la Clínica Mayo.

Tigger – TDAH, del subtipo hiperactivo-impulsivo

Como Pooh, Tigger tiene un Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), pero del subtipo hiperactivo-impulsivo.

“Reconocemos que Tigger es sociable y cariñoso, pero tiene un patrón recurrente de conductas arriesgadas”, entre ellas, “trepar árboles altos y actuar de una manera que solo puede describirse como socialmente intrusiva”.

Foto: Deviantart | Trastornos mentales Winnie Pooh.

Quienes padecen este trastorno no pueden quedarse sentados durante mucho tiempo, pueden interrumpir mucho a otros, agarrar cosas ajenas o hablar en momentos inapropiados, señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Conejo – Narcisista (Desorden de personalidad narcisista)

De Conejo destacan su tendencia de hacerse ver importante y con muchos amigos poderosos, lo que manifiesta su narcisismo.

Foto: Pinterest | Trastornos mentales Winnie Pooh.

“Parece tener una necesidad imperiosa de organizar a los demás, a menudo en contra de su voluntad, en nuevos grupos, con él mismo siempre en la parte superior de la estructura de informes”, dice el estudio.

Estudio con un impacto real

Aunque el estudio sobre los trastornos mentales de Winnie Pooh fue pensado en un tono bromista sí ha tenido un impacto en la vida real para que se conozca más sobre la salud mental, señaló la doctora Shea en entrevista en 2013. Además, algunos libros de texto de psicología han citado el artículo.

Ella afirma que incluso ha sido útil para los niños de su clínica de pediatría que prefieren «ser comparados con algo querido», por ejemplo, ha encontrado niños hiperactivos que se refieren a sí mismos como un Tigger.

Con el estudio, Winnie Pooh ha pasado de ser una serie muy querida por muchas generaciones, a ser también una manera de crear conciencia sobre los trastornos mentales más comunes.

Con información de | Salud180

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com