Artemis I, la misión de la NASA que reinicia la exploración lunar

53
Misión Artemis I NASA-miaminews24
Foto: NASA

La misión Artemis I, con el que la NASA inicia el camino para la exploración lunar, despegó la madrugada de este miércoles en su vuelo debut con tres maniquíes de prueba a bordo, lo que colocó a Estados Unidos un gran paso más cerca de poner a los astronautas de nuevo en la superficie lunar por primera vez desde el final del programa Apolo hace 50 años.

Si todo va bien durante el vuelo de prueba de tres semanas, el cohete impulsará una cápsula de tripulación vacía en una órbita amplia alrededor de la luna, y luego la cápsula regresará a la Tierra con un amerizaje en el Pacífico en diciembre.

Misión Artemis I de la NASA explorará la luna

Después de años de retrasos y miles de millones de dólares en sobrecostos, el cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial se elevó hacia el cielo, desde el Centro Espacial Kennedy con 8.8 millones de libras (4 millones de kilogramos) de empuje y alcanzando las 100 mph (160 kph) en segundos. La cápsula Orión estaba colocada en la parte superior, lista para salir de la órbita terrestre hacia la luna en menos de dos horas de vuelo.

Te puede interesar: La joven ingeniera venezolana que participa en la misión Artemis I

El lanzamiento sigue a casi tres meses de desconcertantes fugas de combustible que mantuvieron al cohete rebotando entre su hangar y la plataforma.

Obligado a regresar al interior por el huracán Ian a fines de septiembre, el cohete se mantuvo firme en el exterior cuando Nicole pasó la semana pasada con ráfagas de más de 80 mph (130 kph). Aunque el viento arrancó una tira de calafateo de 3 metros (10 pies) en lo alto cerca de la cápsula, los expertos de la NASA dieron luz verde para el lanzamiento.

Foto: NASA | Misión Artemis I de la NASA explorará la luna

El objetivo de esta misión no tripulada es poner a prueba las capacidades del cohete SLS y de la nave Orión antes de un viaje tripulado previsto, en principio, para 2024.

El cohete SLS, con una altura superior a un edificio de 30 plantas (322 pies), ha costado a la NASA unos $4,000 millones.

Un espectáculo histórico

La NASA esperaba que 15,000 personas atestaran el sitio de lanzamiento, con miles más bordeando las playas y las carreteras, para presenciar la tan esperada secuela del Proyecto Apolo, cuando 12 astronautas caminaron sobre la luna entre 1969 y 1972. Las multitudes también se reunieron fuera de los centros de la NASA. en Houston y Huntsville, Alabama, para ver el espectáculo en pantallas gigantes.

«Para la generación Artemis I, esto es para ti», dijo la directora de proyecto Charlie Blackwell-Thompson poco antes del despegue, refiriéndose a los jóvenes que aún no nacían en la era de los Apolo.

El despegue marcó el inicio del programa de exploración lunar Artemis de la NASA, que lleva el nombre de la hermana gemela mitológica de Apolo. La agencia espacial tiene como objetivo enviar cuatro astronautas alrededor de la luna en el próximo vuelo, en 2024, y aterrizar humanos allí en 2025.

El SLS de 322 pies (98 metros) es el cohete más poderoso jamás construido por la NASA, con más empuje que el transbordador espacial o el poderoso Saturno V que llevó a los hombres a la luna.

Superan todos los imprevistos

Una serie de fugas de combustible de hidrógeno plagaron los intentos de lanzamiento en verano, así como las pruebas de cuenta regresiva.

Una nueva fuga estalló en una nueva ubicación durante el reabastecimiento de combustible del martes por la noche, pero un equipo de emergencia logró apretar la válvula defectuosa en la plataforma. Luego, una estación de radar de la Fuerza Espacial de EEUU dejó de funcionar, lo que resultó en otra lucha, esta vez para reemplazar un interruptor de Ethernet.

Orión debería llegar a la Luna el lunes, a más de 370,000 kilómetros (230,000 millas) de la Tierra. Después de acercarse a 80 millas (130 kilómetros) de la luna, la cápsula entrará en una órbita lejana que se extenderá unas 40,000 millas (64,000 kilómetros) más allá.

Foto: NASA

El vuelo de prueba de $ 4.1 mil millones durará 25 días, aproximadamente lo mismo que cuando las tripulaciones estarán a bordo. La agencia espacial tiene la intención de llevar la nave espacial al límite y descubrir cualquier problema antes de que los astronautas se abrochen el cinturón.

Los maniquíes (que la NASA llama moonequins, lo que podría traducirse como lunaquíes) están equipados con sensores para medir cosas como la vibración, la aceleración y la radiación cósmica.

«Existe una gran cantidad de riesgo con esta prueba de vuelo inicial en particular», dijo el mánager de la misión, Mike Sarafin. Se suponía que el cohete habría hecho su prueba en seco en 2017. Los organismos de control del gobierno estiman que la NASA habrá gastado $93,000 millones en el proyecto para 2025.

Con información de | AP | EFE

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com