La ciencia afirma que aburrirse estimula la creatividad y el aprendizaje

100
Aburrirse estimula la creatividad y el aprendizaje - miaminews24
Foto: Guía Infantil | Aburrirse estimula la creatividad y el aprendizaje.

Investigaciones revelan que aburrirse no es tan malo como se pensaba, debido que esta misma estimula la creatividad y el aprendizaje.

Estar siempre “ocupados” aniquila la creatividad. Es la conclusión de un estudio realizado recientemente por Teresa Belton y Esther Priyadharshini, de la Universidad de East Anglia (Reino Unido).

Aburrirse estimula la creatividad y el aprendizaje

Según concluyeron las investigadoras, sobre todo durante los primeros años de la vida es imprescindible que permanezcamos “ociosos” durante un tiempo.

Te puede interesar: Conoce las propiedades «secretas» y curativas del tomate

Esto nos permite desarrollar la imaginación y la creatividad, y aprender a “valernos por nosotros mismos.

Lo malo es que en la sociedad actual los padres proporcionan a sus hijos actividad constante, gratificación instantánea y entretenimiento sofisticado, que son enemigos del potencial creativo y la libertad de pensamiento de los más pequeños.

Foto: Escuela Infatil en Albacete | Aburrirse aunque muchos creen que es malo, estimula la creatividad y el aprendizaje.

Por eso, en la revista The Cambridge Journal of Education, Belton dijo “que el aburrimiento sea reconocido como una emoción humana legítima con un papel central en el aprendizaje y la creatividad”.

¿Sentarse y no hacer nada?

Según los neurocientíficos, el aburrimiento tiene mala fama, pero en realidad puede aumentar la creatividad, el compromiso con las tareas y la productividad laboral.

Hay gente que prefiere incluso darse una leve descarga eléctrica a estar sola con sus pensamientos, como demostró un famoso experimento publicado en la revista Science.

En el experimento se pidió a un grupo de personas que se sentaran en silencio durante 15 minutos en una habitación sin nada más que hacer.

Como alternativa solo tenían la opción de pulsar un botón y darse una descarga eléctrica.

Foto: Bebés y más | En los primeros años de vida tener tiempo de ocio ayuda para el desarrollo de la creatividad.

A pesar que recibir una descarga física es desagradable, muchas personas, sobre todo los hombres, lo preferían antes que verse privados de estímulos sensoriales externos.

De los 42 participantes, casi la mitad optó por pulsar el botón al menos una vez, a pesar de haber experimentado la descarga anteriormente. Sin embargo, uno incluso optó por electrocutarse 190 veces.

“La mayoría de la gente parece preferir hacer algo a no hacer nada, aunque ese algo sea negativo”, escribieron en el estudio.

El cerebro, siempre activo

Tu cerebro trabaja 24 horas al día, 7 días a la semana. Incluso cuando estás dormido, el cerebro nunca lo está.

Escucha, detecta y gestiona los factores estresantes para mantenerte sano y salvo. Está buscando soluciones, tomando decisiones y pensando en posibilidades incluso cuando no eres consciente de ello.

Este órgano “siempre activo” es tan devoto que nunca se toma un descanso o unas vacaciones. Pero los neurocientíficos también dicen que tiene sus límites.

Foto: La Opinión | El cerebro se estimula mejor al aburrirse y ayuda para la creatividad y el aprendizaje.

Dormir es una de las formas que tiene el cerebro de hacer limpieza después de un día completo, aunque siga trabajando. Pero también el aburrimiento es importante para su salud.

“El arte de saber aburrirse”

La neurocientífica Alicia Walf, investigadora del Departamento de Ciencias Cognitivas del Instituto Politécnico Rensselaer de Estados Unidos, afirmó que es fundamental para la salud cerebral dejarse aburrir de vez en cuando.

“Aburrirse mejora las conexiones sociales. Los neurocientíficos sociales han descubierto que el cerebro tiene una red de modo por defecto que se activa cuando nos desentendemos de hacer cosas. De hecho, el aburrimiento puede fomentar las ideas creativas, rellenando las menguantes reservas y proporcionando un periodo de incubación para que nazcan ideas de trabajo embrionarias”, explicó en declaraciones a la publicación Forbes.

En un estudio publicado en la revista Academy of Management Discoveries en 2019, los investigadores aburrieron a un grupo de personas dándoles instrucciones para clasificar judías por colores. Mientras, a otro grupo se le encomendó una tarea mucho más interesante.

A continuación, se les pidió que inventaran buenas excusas para justificar sus retrasos. El grupo aburrido superó a sus homólogos tanto en número como en creatividad de ideas, a juicio de un grupo externo objetivo.

Con Información de | La Opinión

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com