Futbolistas tendrían más posibilidades de desarrollar demencia

334
futbolistas profesionales demencia-miaminews24
Foto: AS

Luego de analizar a más de 6 mil jugadores suecos, una investigación concluyó que los futbolistas profesionales son más propensos que una persona común a desarrollar algún tipo de demencia.

El análisis descubrió que las jugadas donde los deportistas golpeaban la pelota con la cabeza tenían mayores repercusiones en su salud neuronal. Por tanto, los arqueros tenían menor probabilidad que sus compañeros de sufrir alguna de estas patologías.

Futbolistas profesionales son propensos a sufrir demencia

La investigación publicada en The Lancet Public Health, que ha utilizado como muestra a 6.007 jugadores de las divisiones suecas entre 1924 y 2019, ha determinado que los futbolistas profesionales y hombres tienen una probabilidad 1,5 veces mayor que una persona normal de contraer una enfermedad neurodegenerativa.

Te puede interesar: Síntomas de ansiedad sexual y como controlarla

El 9 % de los jugadores estudiados, 537 de 6.007, han sufrido una enfermedad de este tipo, en comparación con el 6 %, 3.485 de 56.168, en los controles habituales en la población.

El informe explica que en los últimos años ha habido una “creciente preocupación” sobre cómo el fútbol puede estar relacionado con el mayor riesgo de enfermedades degenerativas, especialmente por el constante contacto de la cabeza con un balón.

Foto: Cortesía | Los arqueros tenían menor probabilidad que sus compañeros de sufrir alguna de estas patologías

Un estudio previo realizado en Escocia mostró que los futbolistas son 3,5 veces más propensos a sufrir demencia que una persona normal, lo que llevó a limitar la práctica de los cabezazos en categorías inferiores.

Tienden a sufrir algun tipo de enfernedad

Peter Ueda, profesor asistente del Karolinska Intitutet, que ha liderado la investigación, aseguró que, aunque su estudio es más optimista que el de Escocia, muestra que los jugadores de élite “tienen un riesgo grave” de desarrollar estas enfermedades a lo largo de sus vidas.

Cada vez hay más voces que piden a este deporte que introduzca mayores medidas para proteger la salud cerebral y nuestro estudio puede ayudar a la hora de tomar decisiones para limitar los riesgos, añadió Ueda.

Foto: Cortesía | una investigación concluyó que los futbolistas profesionales son más propensos que una persona común a desarrollar algún tipo de demencia .

El estudio también añade que la gran mayoría de las personas utilizadas para la muestra, tanto los futbolistas como los de la población normal, estaban vivos, por lo que la cifra de afectados por estas enfermedades puede ser aún mayor.

Porteros tienen menos riesgos de sufrir demencia

Asimismo, el informe refleja que los porteros tienen 1,4 veces menos de riesgo de contraer estas enfermedades que los jugadores de campo.

Nuestros resultados sugieren que los porteros no tienen el mismo riesgo de desarrollar estas enfermedades. Los porteros raramente golpean la pelota con la cabeza, a diferencia de los jugadores de campo, pero están expuestos a similares ambientes de trabajo y estilos de vida tanto durante su vida profesional, como quizás después”, señaló Ueda.

“Una hipótesis es que el repetitivo golpeo del balón con la cabeza es la razón de que los jugadores estén en mayor riesgo y ver la diferencia entre porteros y jugadores de campo apoya esta teoría”, aportó Ueda.

Deportes de contacto provocan lesiones en el cerebro

Conocer en persona a Nelson Mandela tenía que ser algo muy impactante para cualquiera pero Alix Popham, un exjugador escocés de rugby, no tiene recuerdos de cuando conoció al legendario presidente de Sudáfrica antes de un partido. Durante ese encuentro, recibió un golpe en la cabeza tan fuerte que sufrió una conmoción cerebral severa, una lesión que le sacudió el cerebro dentro del cráneo.

Fot: RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images)

Las conmociones cerebrales pueden hacer ver estrellas a las personas o entorpecer los movimientos de su lengua. También pueden perder el conocimiento, como le sucedió a Popham, y olvidar lo que pudieron haber sido recuerdos valiosos.

Pero Popham, quien aparece en la foto chocando contra el brazo de un rival, cree que los cientos de golpes que recibió en el transcurso de su carrera de rugby le privaron de más cosas. En la actualidad se desorienta con facilidad, no tolera el ruido ambiental y en una ocasión, durante un ataque de furia, destrozó el barandal de las escaleras de su casa. Tiene sólo 43 años y ya lo diagnosticaron con principio de demencia temprana.

Deportistas de entre 30 y 50 años viven con una serie de condiciones que incluyen enfermedad motoneuronal, demencia temprana, Parkinson y encefalopatía traumática crónica, o CTE por sus siglas en inglés. 

Preocupa que estas lesiones se deban a carreras profesionales de deportes de contacto, y que las autoridades deportivas no tomen las medidas adecuadas para prevenirlas.

Con información de | EFE

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com