INTERNACIONALES

0 9

(Miaminnews24).- Sus vecinos lo recuerdan como aquel “buen muchacho” que andaba en bicicleta. Miguel Díaz-Canel condujo sobre ruedas su militancia en el Partido Comunista y se alista para suceder a los Castro en Cuba, tras seis décadas de revolución.

Criado en Santa Clara, al este de La Habana, este ingeniero electrónico de 57 años nació después de la revolución y no porta los galones ni la fama de sus antecesores triunfadores de 1959. Gusta de los pantalones jeans y Los Beatles. Y quienes han alternado con él, confían en su buen trabajo.

Para mí es un dirigente de pueblo, un dirigente de masas. Cuando él dirigió el partido aquí fue sensacional porque ni tenía hora (de salida) y estaba en todos los lugares”, recuerda José González, un jubilado de Santa Clara.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, profesor universitario a inicios de su carrera, fue miembro del buró nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) de la provincia de Villa Clara en 1994, golpeada como el resto del país por la crisis que generó el fin del subsidio soviético.

“Es un gran muchacho, buena gente porque yo me acuerdo que la cafetería esa que está ahí, él fue el que la hizo y siempre estaba ahí metido en bicicleta y en short”, cuenta a la AFP el excombatiente Pablo Alfonso, en Santa Clara.

Ante la falta de combustible en la época, la bicicleta fue el medio común de transporte, a la que un austero Díaz-Canel apeló.

En 1992, el diario Juventud Rebelde destacó su “figura de Apolo y su brillantez cuando le tocaba hablar en público”, además de su “fuerza, ímpetu y ternura”.

Hoy, con el cabello cano, fue propuesto formalmente como el candidato único para suceder a los hermanos Fidel y Raúl Castro. La propuesta ya está en manos de la Asamblea Nacional, que deberá votar el planteamiento durante su plenario que culmina el jueves.

– Historia ejemplar –

En 2003, mientras servía en la provincia de Holguín (noreste), hizo su entrada entre los 15 miembros del selecto Buró Político, centro del poder en la isla.

En 2009, Raúl Castro, que había heredado hacía tres años el poder de su hermano enfermo Fidel, le confió el Ministerio de Educación Superior. En marzo de 2012 accedió a una de las ocho vicepresidencias del Consejo de Ministros.

Entró al Consejo de Estado en 2013, directamente al puesto de primer vicepresidente, supliendo al histórico José Ramón Machado Ventura. Proyectó una imagen moderna, abogando por una mayor apertura a internet y una prensa más crítica.

El nuevo presidente tendrá que consolidar las conquistas de la revolución y continuar la transición económica iniciada por Raúl, además de conducir la política de la isla frente a la agudización del bloqueo de Estados Unidos y el retorno de Washington a un lenguaje de confrontación.

“No es un advenedizo ni un improvisado”, dijo Raúl, elogiando sus tres décadas de leal servicio y “sólida firmeza ideológica”.

Se ha esmerado en evitar toda polémica, dar entrevistas y en hablar solo en actividades públicas. Padre de dos hijos de un primer matrimonio, Díaz-Canel se casó después con Liz Cuesta, una académica en cultura cubana.

La televisión lo mostró en un colegio de Santa Clara junto a su esposa haciendo fila para votar en la elección legislativa de marzo, una imagen conyugal poco frecuente en la dirigencia.

“El gobierno que estamos eligiendo hoy va a ser un gobierno que se va deber al pueblo, el pueblo va a participar en las decisiones”, dijo en aquella ocasión.

Pero también sabe mostrarse inflexible. En un video filtrado en internet previene a los dirigentes del PCC que no debe darse espacios a los “contrarrevolucionarios”.

– Un aura por forjar –

Como presidente, será jefe de los institutos armados y tendrá que lidiar con la vieja guardia de los “históricos”, muchos de los cuales también ocupan altos cargos partidarios y gubernamentales.

Una ardua tarea para un hombre cuya única experiencia militar se reduce a un servicio de tres años en una unidad de misiles antiaéreos entre 1982 y 1985.

“Existe en Cuba una tradición de hombres fuertes a la cabeza del Estado”, destaca el experto cubano Arturo López-Levy, profesor de la Universidad de Texas Valle del Río Grande. “Él no es ni Fidel ni Raúl, y las personas no van a tener con él la misma relación. Tiene que mostrarse más capaz de hacer cosas”, agregó.

Para guiarlo, Raúl se encargó de diseñar una hoja de ruta a la que deberá ceñirse, aprobadas por el Partido y el Parlamento, que establecen metas políticas y económicas hasta el 2030, para consolidar el socialismo y actualizar el modelo económico.

Fuente: AFP

0 9
© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. EPA3720. DUMA (SIRIA), 16/04/2018.- Vista general de una calle en ruinas en Duma, Guta Oriental, cerca de Damasco (Siria) hoy, 16 de abril de 2018. Según informaciones oficiales las fuerzas…

(Miaminews24).- Expertos en seguridad de la ONU sufrieron el martes un tiroteo y el estallido de un artefacto explosivo en la ciudad siria de Duma, informó este miércoles el director general de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Ahmet Üzümcü, en La Haya.

El equipo debía explorar la zona antes de la entrada de los especialistas de la OPAQ.

“Ayer (martes) hubo disparos contra un equipo de seguridad de la ONU durante una misión de reconocimiento en Duma”, dijo un funcionario de la organización a la AFP. “No resultaron heridos y regresaron a Damasco”.

Expertos de la OPAQ esperaban la luz verde del equipo de seguridad antes de comenzar su investigación.

Los especialistas de la OPAQ están en Siria desde el sábado y deben buscar evidencias de un supuesto ataque con armas químicas en la ciudad de Duma, en las afueras de Damasco, en el que murieron gaseadas unas 40 personas.

Pero el equipo nunca tuvo acceso a Duma, bloqueados por las fuerzas rusas y sirias, que alegaron “razones de seguridad”.

El martes finalmente se les autorizó el ingreso, pero el grupo de avanzada de seguridad de la ONU cayó bajo fuego.

Con lo cual, los inspectores siguen sin poder ingresar a la zona del ataque con gas, provocando airadas críticas de Francia y Estados Unidos que sospechan que los rusos están “limpiando evidencias”.

El jefe de OPAQ dijo ignorar este miércoles cuándo podrá ser desplegada la misión en Duma.

El ataque con gas en Duma, por el cual EE.UU., Francia y Gran Bretaña responsabilizaron al régimen de Bashar al Assad, fue respondido el fin de semana con un bombardeo conjunto de los tres países sobre instalaciones del régimen sirio.

Fuente: Clarín

0 7

(Miaminews24).- Primero fue un proceso de responsabilidad política. Luego, el abandono del cargo. Y ahora, un procedimiento penal contra el presidente Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional de Venezuela, el Parlamento, aprobó este martes gracias a su mayoría opositora que continúe el antejuicio de mérito a Maduro, una decisión que tendrá más carácter simbólico que efectivo pero que evidencia los dos mundos institucionales paralelos del país.

La oposición asegura que la fiscal general y el Tribunal Supremo de Justicia legítimos están en el exilio y que el verdadero poder legislativo es la Asamblea Nacional, elegida con una amplia mayoría contraria al chavismo en diciembre de 2015.

Por su parte, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró ya hace meses en desacato al Parlamento y el oficialismo instaló como cuerpo plenipotenciario en agosto de 2017 una Asamblea Nacional Constituyente cuya primera decisión fue destituir a la fiscal Luisa Ortega.

La pugna política de un país que atraviesa una severa crisis económica y que el 20 de mayo votará en las presidenciales con la ausencia de gran parte de la oposición quedó así de nuevo patente este martes.

Pero, ¿qué supone exactamente el procedimiento legal aprobado por la Asamblea Nacional con 105 votos a favor y dos en contra?

Odebrecht en Venezuela

El Parlamento sólo ha dado luz verde para que siga un proceso penal que inició la destituida fiscal general Luisa Ortega. Varios países consideran que aún ostenta el cargo legítimamente, pese a encontrarse fuera del país, donde se le acusa de corrupción tras desvincularse del oficialismo.

Ortega presentó ante el llamado TSJ en el exilio pruebas de una investigación que involucra a Maduro en los casos de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, que admitió haber pagado casi US$100 millones en sobornos a dirigentes en Venezuela para adjudicación de obras.

Una veintena de los proyectos iniciados por Odebrecht en Venezuela quedaron inconclusos.

El escándalo, que alcanza una decena de países en América Latina, ha tenido ya consecuencias políticas en Perú, Brasil y Ecuador, pero no de momento en Venezuela.

El llamado TSJ en el exilio lo forman magistrados que fueron nombrados por el Parlamento para sustituir a los que designó el chavismo antes de perder la mayoría en el Legislativo tras las elecciones de diciembre de 2015.

Los magistrados tuvieron que salir del país para evitar ir a la cárcel y se reúnen en Estados Unidos. Tras examinar las pruebas presentadas por Ortega, pidieron al Parlamento que aprobara seguir con el proceso, tal y como dicta la Constitución.

Y los diputados opositores dieron este martes el visto bueno.

“Falsas esperanzas”

Más allá de la controversia técnica sobre si era necesario una mayoría simple o de dos tercios, la decisión será seguramente desconocida por el poder judicial, al que la oposición acusa de actuar al dictado del Ejecutivo.

Ni la apertura de un juicio político ni la declaración de abandono del cargo de Maduro adoptadas por el Parlamento en el pasado tuvieron de momento consecuencias jurídicas para el presidente.

Maduro es el favorito para la reelección en los comicios del 20 de mayo que gran parte de la oposición considera que no son libres ni justos, por lo que llama a no participar en ellos.

“No pretendemos levantar falsas esperanzas. Votar hoy no significar que Maduro se irá mañana, pero este es un paso de luchar para consolidar el destino del país”, reconoció en la sesión de la Asamblea el diputado opositor José Luis Pirela.

De la bancada oficialista sólo se personaron en la sesión dos diputados, que votaron en contra.

“El Tribunal Supremo de Justicia que válidamente ejerce sus funciones está aquí en Caracas”, dijo el legislador chavista Juan Marín.

“Ninguna institución extraterritorial tiene competencia para discutir ningún tema de la vida republicana del país”, agregó.

Fuente: BBC Mundo

0 11

(Miaminews24).- Parece que ha pasado mucho tiempo desde aquel 31 de julio de 2006, cuando el exsecretario de Fidel Castro, Carlos Valenciaga, quien posteriormente fuera purgado, en el noticiero nacional de televisión, pasada las ocho de la noche anunció la jubilación por enfermedad del exguerrillero barbudo.

La mayoría de los cubanos recuerdan qué estaban haciendo en ese momento. Pedro Antonio, 56 años, obrero en una industria siderúrgica en las afueras de La Habana, cenaba con su familia cuando la noticia provocó un silencio de solemnidad en la mesa.

“Pensamos que el Fifo se iba a ir del aire. Todo el mundo se preguntaba cómo serían las cosas con su hermano Raúl, que tenía fama de mano dura. Recuerdo que ese año hubo un ciclón y tiraron las boinas negras [cuerpos represivos élites] pa’la calle.

Al que cogían con un cartón de huevos encima sin que pudiera justificarlo, iba preso. En mi centro de trabajo se robaba a las dos manos. Pero desde que Raúl comenzó a manichear [controlar] el país, tomó medidas para frenar el robo. Antes, si te cogían fachando [robando], te botaban, ahora si te pescan en el invento vas preso”, señala Pedro Antonio y añade:

“Raúl dictó una serie de medidas que le granjeó simpatías entre los cubanos, como ampliar el trabajo por cuenta propia, vender o comprar casas y autos, poder alojarse en un hotel del turismo internacional, tener una línea de celular o viajar al exterior sin tantos trámites burocráticos. Si lo comparo con la etapa de Fidel Castro, creo que ha sido mejor”.

Hace una década, Sergio, 69 años, jubilado, solo había visto internet en la película que transmite la televisión estatal los sábados por la noche. Sentado bajo una ceiba frondosa en el Parque Córdoba de La Víbora, en el sur de la capital, puede hablar con su hijo que reside en Miami a través de la aplicación audiovisual IMO en uno de los más de 300 sitios con wifi habilitados por el régimen en toda la isla.

Hasta el cuatro de julio de 2013, internet sonaba a ciencia ficción para un sector amplio de cubanos.

Ese día se abrieron poco más de 160 salas de navegación y posteriormente cientos de parques y plazas públicas con redes inalámbricas.

Incluso desde el otoño de 2017 se comercializa Nauta Hogar, en determinadas zonas y para clientes que tienen telefonía fija. ETECSA, única empresa de telecomunicaciones en Cuba, tiene previsto comenzar este año el servicio de internet por datos en los teléfonos móviles.

“Antes de 2013 yo gastaba entre 6 y 10 cuc [moneda convertible cubana equiparada al dólar] por una hora de internet en hoteles habaneros para poder comunicarme por email con mi hijo. De 4.50 la hora, que comenzó costando en 2013, cayó a un cuc. Que sigue siendo caro, pues significa el salario de dos días de trabajo de un obrero. He podido viajar cuatro veces a Estados Unidos a visitar a mi hijo y nietos. Es la parte buena. La mala, que con la pensión de miseria que le pagan a los jubilados, alrededor de 10 dólares en mi caso, muchos ancianos, algunos con graves achaques y demencia senil, tienen que salir a la calle a buscarse cuatro pesos para poder sobrevivir”.

Los jubilados son los grandes perdedores de las tímidas reformas económicas del régimen de Raúl Castro. Sus pensiones se mantienen congeladas en el tiempo. “La chequera se me va en comprar viandas y arroz y pagar la electricidad”, dice Mercedes, 72 años, y quien a pesar de su artrosis generalizada, vende maní en las paradas de ómnibus.

El envejecimiento poblacional es un gran problema sin atender por las autoridades del país.

Dentro de siete años, el 20.1% de la población cubana será mayor de 60 años. Los servicios sociales no cuentan con suficientes recursos materiales y financieros para lo que se les viene encima.

Emilio, economista, cree que “el acelerado envejecimiento de la población, sumado a una alarmante emigración (entre 2013 y 2017, casi millón y medio de cubanos han emigrado, frenada ahora con la derogación de la orden ejecutiva pies secos-pies mojados), va a provocar que después de 2030, incluso antes, exista un déficit considerable de mano de obra, tanto en sectores no calificados como profesionales.

Ya se viene viendo en oficios duros como la construcción o el campo. El dinero que necesita el servicio social se pudiera canalizar eliminando las fuerzas armadas, como en Costa Rica, porque el ejército consume entre un ocho y doce por ciento del PIB (Producto Interno Bruto)”.

Oficialmente, Raúl Castro gobernó diez años. Los primeros dos años fueron provisionales.

Aprobó un grupo de medidas muy populares, como la ampliación del trabajo privado y la derogación de normativas absurdas que convertían a los cubanos en ciudadanos de cuarta categoría dentro de su propia nación. Aunque luego, para favorecer el mercado estatal regentado por corporaciones militares, tiró del freno de mano a emprendimientos particulares como los cines 3D y tiendas de ropa.

En un discurso en Camagüey, provincia a 550 kilómetros al este de La Habana, prometió un vaso de leche a cada cubano. También prosperidad, sostenibilidad, mercados mayoristas destinados a los negocios privados, modificaciones en la Constitución, nuevas leyes de prensa y cine, unificación de la moneda, un marco regulatorio de la pequeña empresa privada local y la ampliación del cooperativismo.

Por diferentes circunstancias, más políticas que económicas, incumplió esas promesas. El gran fracaso fue su estrategia agrícola. Autorizó el arriendo de tierras, modificó las normas de cooperativas agropecuarias, cerró las que eran ineficientes y negoció mejores pagos a los ganaderos que producen carne y productos lácteos.

Pero no fue suficiente. Al no liberarse totalmente los mecanismos productivos agrícolas, no aumentaron las cosechas, tampoco las producciones cañeras ni la ganadería.

Un vaso de leche, jugo de naranja o un bistec de res sigue siendo un lujo para la mayoría de los cubanos. Excepto los niños menores de siete años, el resto de la población si desea tomar leche, debe comprarla en tiendas por divisas.

Las líneas maestras de las reformas de Raúl Castro, llamadas lineamientos, solo se cumplieron en un 21%. Excesivos controles del Estado, miedo a que los pequeños negocios familiares acumulen grandes cantidades de dinero y divergencias políticas dentro del aparato gubernamental, provocaron un retroceso en las aperturas económicas.

En política exterior Castro II, luego de un año y medio de negociaciones secretas, logró restablecer relaciones económicas con Estados Unidos.

Por segunda vez en la historia de Cuba, un presidente estadounidense, Barack Obama, visitó la Isla.

Su histórico discurso en el Gran Teatro de La Habana todavía resuena en los oídos de un sector amplio de cubanos que apuestan por cambios a fondo. Pero la popularidad de Obama y su estrategia de privilegiar el sector privado, despertaron malestar en el régimen que frenó de golpe las reformas.

El régimen logró condonar gran parte de su deuda externa y negoció en mejores términos financieros con sus acreedores del Club de París. La autocracia verde olivo fue clave para la firma de los acuerdos de paz en Colombia y el diálogo entre la iglesia católica y ortodoxa.

Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel o el que resulte elegido por la casta comunista, jamás se han propuesto ni se proponen, iniciar reformas de corte político. La disidencia nunca será legítima en un gobierno de filiación castrista. Tampoco se autorizarán partidos políticos, prensa privada y organizaciones civiles autónomas.

Según una fuente del partido comunista, “por las encuestas y estados de opinión que recogen diferentes entidades gubernamentales, se conoce de la frustración de los ciudadanos y sus inconformidades. Casi todas son de carácter económicas. Y hacia allí se enfocará la labor del presidente que resulte electo el 19 de abril”.

Hablando claro. Con el nuevo régimen se podrían esperar reformas económicas. Pero la democracia tendrá aún que esperar.

Por Iván García

Fuente Diario las Américas

0 10
El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili NebenziaEFE/Eskinder Debebe

(Miaminews24).- Rusia arremetió este martes en Naciones Unidas contra EEUU por la situación en la ciudad siria de Al Raqa, liberada el pasado año del Estado Islámico (EI) por una coalición de milicias kurdas con el respaldo de Washington.

“Al Raqa está en ruinas. Literalmente, no hay un solo edificio en pie. Bajo las ruinas, miles de cuerpos están todavía enterrados”, denunció el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

Lo hizo en una reunión del Consejo de Seguridad convocada por su país para abordar la situación en esa ciudad.

Nebenzia recordó que la coalición impulsada por EEUU expulsó al EI de Al Raqa hace más de medio año con una dura campaña de bombardeos y “ocupó de facto el territorio”.

Desde entonces, aseguró, la reconstrucción de la zona no ha avanzado y la población que vuelve se enfrenta a grandes riesgos.

Para Rusia, aliado del régimen de Damasco, la “única solución eficaz” a esa situación es restablecer las estructuras del Estado en la ciudad.

Estados Unidos, por su parte, defendió que las operaciones contra el EI se llevaron a cabo con un “escrupuloso” respeto de las normas y buscando siempre minimizar las bajas de civiles, mientras el régimen y sus aliados se centraban en combatir a grupos opositores no terroristas.

Ahora, las autoridades estadounidenses están tratando de facilitar la entrada de ayuda humanitaria, pero el Gobierno sirio pone trabas, aseguró la representante de EEUU en la sesión, Kelley Currie.

Según Currie, la reunión solicitada por Rusia es parte de una campaña para “distraer de las atrocidades cometidas por el régimen” de Bachar al Asad.

Las dos potencias volvieron a intercambiar además acusaciones sobre los últimos acontecimientos en Siria, con Nebenzia insistiendo en que los ataques lanzados por Washington y sus aliados en respuesta al supuesto uso de armas químicas complican una posible negociación de paz.

Fuente: EFE

0 11
De izquierda a derecha, Jerome Hamon antes de su primer trasplante de rostro, después ese ese primer trasplante y después del segundo trasplante. Foto suministrada el 17 de abril del 2018 por HEGP AP-HP. HEGP AP-HP via AP)

(Miaminews24).- Un hombre en Francia recibió un segundo trasplante de rostro luego que su cuerpo empezó a rechazar los tejidos usados en el primer procedimiento, una hazaña que no tiene precedente en la historia de la medicina.

Jerome Hamon recibió el primer trasplante en 2010, cuando tenía poco más de 30 años, pero en 2015 se enfermó y los medicamentos que tomó interfirieron con las medicinas que estaba tomando para facilitar la adaptación de los tejidos nuevos.

En noviembre, los tejidos empezaron a morir, por lo cual tuvo que ser sometido de nuevo al procedimiento. Los trasplantes fueron realizados por el doctor Laurent Lantieri del Hospital Georges Pompidou de París.

Antes del trasplante más reciente, la falta de tejidos en la cara dejó a Hamon sin rostro, condición que el doctor Lantieri calificó de “semimuerto”.

Hamon se quedó sin párpados, orejas y piel. No podía hablar ni comer. Apenas escuchaba y se expresaba solo con movimientos leves de cabeza o escribiendo.

“Si el cuerpo no tiene piel, sufre infecciones”, dijo Lantieri a The Associated Press el martes. “Estábamos muy preocupados por la posibilidad de que el organismo rechazara nuevamente los nuevos tejidos”.

En enero, cuando surgió un segundo donante de rostro para Hamon, Lantieri y su equipo realizaron un segundo trasplante, pero antes _en un proceso que tardó un mes_ el equipo tuvo que reemplazar todo el flujo sanguíneo de Hamon para descartar la presencia de anticuerpos que frustraran el intento.

“Para alguien que ha pasado por todo esto, que es como sobrevivir a una guerra nuclear, está bastante bien”, dijo Lantieri. Añadió que actualmente Hamon está siendo monitoreado como cualquier otro paciente de trasplante de rostro.

El primer rostro trasplantado de Hamon perteneció a un hombre de 60 años, pero con el segundo trasplante recibió un rostro más joven.

“Tengo 43 años de edad y el donante tenía 22, así que soy 20 años más joven”, bromeó Hamon en una entrevista con la televisión francesa.

Otros médicos aplaudieron la hazaña, señalando que podría dar esperanzas a personas con deformidades.

“El hecho de que el profesor Lantieri pudo salvar a este paciente nos da esperanza de que otras personas podrán recibir esta cirugía también si la necesitan”, dijo el doctor Frank Papay, de la Clínica de Cleveland.

Fuente: The Associated Press

0 30
Venezolanos hacen cola en el consulado chileno en Caracas, para solicitar una "Visa de Responsabilidad Democrática" el 16 de abril de 2018. Luis ROBAYO AFP / Getty Images

(Miaminews24).- El consulado de Chile en Caracas amaneció abarrotado este lunes por venezolanos que buscan una visa especial para radicarse en ese país, exigencia que perciben como otra traba a la posibilidad de escapar de la crisis económica.

“No empujen, todos somos venezolanos”

Una cinta amarilla con la frase “peligro no pase” separaba a los interesados de la puerta del edificio donde funciona la sede diplomática, a la que no se les permitía ingresar.

A un costado fue puesta una pizarra con los pasos para obtener el documento, frente a la cual forcejaron unas 400 personas que intentaban informarse.

“No empujen, todos somos venezolanos”, gritó alguien en medio de la aglomeración controlada por una docena de policías. A media tarde la página de Facebook del consulado informaba que estaba cerrado, pero una fuente de la cancillería chilena aseguró a AFP que hubo atención al público.

El consulado de Chile en Caracas amaneció abarrotado este lunes por venezolanos que buscan una visa especial para radicarse en ese país, exigencia que perciben como otra traba a la posibilidad de escapar de la crisis económica.

El requisito fue impuesto por el presidente chileno, Sebastián Piñera, el 8 de abril para “poner orden” a la creciente migración venezolana. Pero sus alcances no están claros para Leipzig Mijares, administrador con varios posgrados que llevaba año y medio preparando su partida.

En un limbo

“Quienes tenemos pasajes a Chile para esta semana estamos en un limbo”, dijo angustiado Mijares, de 44 años, a AFP. La fuente de la cancillería sostuvo que este lunes fue entregada la primera visa de “responsabilidad democrática” en el consulado de Puerto Ordaz (sur), aunque Mijares declaró más tarde que según sus averiguaciones el trámite en Caracas durará unos 20 días hábiles.

“Sabemos que venía una ley migratoria porque en Chile la migración ha sido desordenada, pero no nos da tiempo de tramitarla antes del viaje”, añadió el hombre, que tiene boletos para viajar el viernes junto con su primo Jesús Mijares. – Diáspora sin freno – La pizarra los remitía a la web de la cancillería chilena y a sus redes sociales, pues la solicitud se realiza en línea.

Imágenes que circularon en redes sociales también mostraron a gente haciendo fila frente al consulado en Puerto Ordaz. En la página del ministerio de Relaciones Exteriores se aclara que el visado es para quienes deseen residir en Chile, quedando exentos los venezolanos que quieran ingresar por turismo.

Con una hiperinflación que treparía a 13,000% este año según el FMI y escasez de alimentos y medicinas, miles han optado por irse. Tomás Páez, sociólogo experto en migración, aseguró a la AFP que entre 400,000 y 500,000 venezolanos salieron en los dos últimos años.

El flujo hacia el país austral es creciente. De 8,001 migrantes en 2014 se pasó a 84,586 en 2017, según el ministerio de Interior chileno. La diáspora podría seguir creciendo, pues 34,7% de los cerca de 30 millones de venezolanos considera irse, de acuerdo con la encuestadora Datanálisis.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reconoció en febrero que en Venezuela “hay una migración” forzada, pero la atribuyó a una “guerra económica” para derrocarlo.

La visa anunciada por Piñera frente a la “crisis democrática” venezolana tendrá vigencia de un año, prorrogable por una vez, y posibilitará luego pedir la residencia definitiva. Esta exigencia -que se suma al visado impuesto por Panamá en octubre pasado- se acompaña de un endurecimiento del discurso de Piñera contra Maduro.

El mandatario anunció el pasado viernes en Lima, durante la Cumbre de las Américas, que Chile no reconocerá las elecciones anticipadas del 20 de mayo, en las que Maduro buscará la reelección, porque en el país petrolero “no hay democracia”.

– “Estamos siendo excluidos” – Jesús Mijares, quien vendió su carro y varios electrodomésticos para costear el pasaje a Santiago -cada vez más caro y escaso-, cree que el visado es una traba más para quienes como él ya tenían los documentos exigidos por Chile. “Ahora con esta visa no sabemos si vamos a viajar porque no queremos entrar al país de forma ilegal”, dijo, al remarcar su urgencia por emigrar: “tengo dos hijas y no puedo comprarles ni un helado”.

La legislación actual -cuya reforma anunció Piñera- permitía a quienes ingresaran como turistas pedir residencia temporal o definitiva. Para Johana Carrillo, de 38 años, y su esposo Eduardo Faría, de 36, quedarse en Venezuela no es una opción. Ambos son empleados públicos y apenas ganan para “medio comer”, dicen. “Tenemos dos niñas de tres y cinco años.

La mayor tiene una afección renal. Aquí no podemos tratarla, no hay medicamentos”, asegura Carrillo. “Lo que arranca como una medida de apoyo termina siendo algo complejo. No están siendo solidarios, estamos siendo excluidos”, se quejó Leipzig.

 

Fuente: AFP

0 38

(Miaminews24).- El último día de julio de 2006 el “noticiero estelar” rompió con su habitual monotonía. Carlos Valenciaga, jefe de despacho de Fidel Castro, anunció a Cuba y al mundo que el hasta entonces invencible Comandante en Jefe cedía el poder temporalmente tras sufrir una hemorragia intestinal. Raúl Castro, su hermano menor, tomó las riendas de la isla.

Dos años después, sin sorpresas, el segundo Castro fue elegido por el Parlamento a la presidencia del Consejo de Estado y emprendió una serie de reformas para “hacer sustentable” el modelo socialista. Hoy el Nuevo Heraldpresenta un balance de lo ocurrido en la era raulista, una década de avances muy acotados y de estancamientos:

La batalla contra las “prohibiciones absurdas”.

Desde su llegada al poder, el general se mostró pragmático y prometió acabar con las “prohibiciones absurdas”. En marzo del 2008 permitió a los cubanos hospedarse en los principales hoteles, reservados hasta entonces para los turistas internacionales. Ese mismo año se eliminaron las limitaciones para que los nacionales pudieran contratar una línea de teléfono móvil, comprar computadoras y reproductores de DVD.

Entrega de tierras en usufructo.

En el 2008 el gobierno autorizó la entrega de tierras estatales ociosas en usufructo a campesinos y cooperativas. Más del 50 poir ciento de los terrenos cultivables del país no se estaban explotando. Todavía hoy, Cuba gasta más de $1,000 millones en importar alimentos para la canasta básica. Tras una década, los resultados han sido mediocres debido a la falta de insumos y los excesivos controles para comercializar las cosechas.

Ampliación del sector privado.

En el 2010 Castro dio un impulso al trabajo por cuenta propia y amplió la lista de ocupaciones permitidas fuera del sector estatal. Sin embargo, grandes sectores de la economía siguen en manos del gobierno. La flexibilización potenció especialmente el alquiler de habitaciones para turistas, los servicios gastronómicos y el transporte de pasajeros. En la actualidad, la cantidad de trabajadores privados supera el medio millón, pero la ausencia de un mercado mayorista, los elevados impuestos y la prohibición de importar productos lastran su desarrollo.

Los cubanos desembarcan en internet.

Hasta el 2009 sólo una pequeña parte de la población, además de los turistas, tenía el privilegio de navegar en internet en la isla. En el 2013 la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba instaló las primeras zonas de navegación WiFi, con precios prohibitivos y decenas de sitios censurados. Hoy hay 635 de estas zonas de conexión inalámbrica y el costo de una hora de acceso es 1 CUC, equivalente a un 1 dólar estadounidense. Hace un año el monopolio estatal de comunicaciones llevó la internet a algunas viviendas, pero los cubanos todavía aguardan por el servicio desde los móviles y que se desbloqueen los sitios censurados.

Adiós a las “gratuidades”.

Raúl Castro emprendió una campaña contra “las gratuidades”, que achacó a la herencia del paternalismo soviético. Bajo su mandato reformó la Ley de Seguridad Social y elevó en cinco años la edad de jubilación, a 60 años para las mujeres y 65 años para los hombres. Además, le retiró la pensión a muchas personas y eliminó buena parte de las prestaciones adicionales, como vacaciones en casas en la playa o bolsas con alimentos y productos de aseo que recibían miles de empleados estatales.

Menos dinero para la salud y la educación.

El número de hospitales ha bajado 32 por ciento en los últimos 10 años y la plantilla de médicos de la familia apenas está cubierta sólo al 40 por ciento. Estas reducciones resultan más alarmantes porque el 20 por ciento de la población es mayor de 60 años y el país es uno de los más envejecidos de América.

Raúl Castro eliminó el sistema de preuniversitarios en el campo, una de “las joyas de la corona” del fidelismo. Durante su mandato ha tenido que lidiar con el déficit de maestros, que al comenzar el curso escolar 2017-2018 ascendía a 16,000 plazas vacantes. La matrícula disminuyó 32 por ciento en la educación preuniversitaria e incluso más en la universitaria, que registra una caída del 78 por ciento. Muchos jóvenes no quieren seguir estudiando carreras que les ofrecen salarios miserables.

La libreta de racionamiento sobrevive.

Desde 1961 los cubanos cuentan con una libreta de racionamiento que asigna a cada persona una cantidad mínima de productos subsidiados por el gobierno . Cada año se destinan unos $2,000 millones a una estructura burocrática que distribuye desde un trozo de pan diario hasta arroz, frijoles, azúcar, sal y café.

Una de las promesas más emblemáticas del raulismo fue eliminar la libreta, pero nunca se llegó a cumplir. Aunque el sistema de distribución racionado ofrece cada vez menos productos, una buena parte de la población depende de eso para sobrevivir debido a los bajos salarios, que tienen un promedio equivalente a casi 30 dólares al mes.

Hoy el poder de compra real de los cubanos es apenas al 51.1 por ciento del que tenían a finales de los años 1980, antes del llamado Período Especial, cuando la economía se desplomó ante la pérdida de los subsidios de la Unión Soviética.

Se levanta la prohibición a la venta de casas y autos.

Durante décadas en Cuba estuvo prohibida la compraventa de casas, además se limitó la construcción privada y se suprimió el alquiler de viviendas. En el 2011 Raúl Castro sorprendió al país con una de sus medidas de gran alcance social: la apertura del mercado inmobiliario, un paso importante en un país con 3.8 millones de viviendas, de las cuales 39 por ciento está en un estado regular o malo, según el Censo de 2012.

Tres años después llegó la autorización para la compraventa de vehículos entre particulares, un privilegio reservado hasta ese momento a dirigentes. Aunque el mercado privado de segunda mano se ha comportado con mucho dinamismo, la venta estatal de autos no ha tenido éxito debido a los elevados precios. Un cubano que viva sólo de su salario oficial necesita trabajar 189 años para comprar un Audi A4 del 2006 en un concesionario oficial, donde cuesta $70,000.

Fin del permiso de salida.

En enero del 2013 Castro eliminó el permiso de salida del país y permitió que los nacionales viajaran libremente. Desde entonces, más de 779.000 cubanos han salido de viaje, de ellos 79 por ciento por primera vez, según cifras oficiales. La eliminación de las trabas para abandonar la isla provocó que una gran cantidad de personas se fueran a otros países, para de allí pasar a Estados Unidos. En siete años, hasta el fin de la política pies secos/pies mojados en el 2017, Estados Unidos acogió a más de 235,000 cubanos.

Sin embargo, las autoridades mantuvieron la prohibición de entrada a la isla a los cubanos residentes en otro país que hubieran mantenido una actitud públicamente crítica con el gobierno. Además, a cientos de activistas y líderes de la oposición les han prohibido viajar al extranjero.

Institucionalidad.

Los dos mandatos de Raúl Castro se han caracterizado por una mayor institucionalidad. Tras casi medio siglo de voluntarismo fidelista, el menor de los hermanos trató de robustecer el Consejo de Ministros, que ahora se reúne con una mayor frecuencia. Después de 14 años sin un congreso, el Partido Comunista, el único legal en la isla, celebró durante el raulismo dos congresos, el séptimo y octavo. En esas citas se aprobaron los llamados lineamientos, una hoja de ruta para desmantelar la estructura del sistema de corte soviético y abrir la economía al capital extranjero, el turismo y la sustitución de importaciones.

Restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos.

Después de más de cinco décadas de enemistad, los gobiernos cubano y el norteamericano asombraron al mundo el 17 de diciembre del 2014 al anunciar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. El presidente Barack Obama devolvió a La Habana tres espías encarcelados en Estados Unidos y Castro hizo lo mismo con dos presos norteamericanos. La Iglesia católica, por iniciativa del papa Francisco, tuvo un papel central en las conversaciones secretas entre lops dos gobiernos.

Obama flexibilizó el embargo hacia la isla, lo que permitió un aumento notable en el número de norteamericanos y cubanoamericanos que visitaron Cuba. También se reanudaron los vuelos comerciales regulares entre ambos países y el servicio postal directo. Las remesas, uno de los pilares fundamentales de la economía cubana, aumentaron a $3,444 millones en el 2017.

Renegociación de la deuda externa y condonaciones.

Entre el 2013 y el 2016 Cuba renegoció su vieja deuda externa, que no pagaba desde que Fidel Castro impulsó a los países en desarrollo a dejar de lado sus obligaciones de crédito en los años 80. Raúl Castro logró la condonación del 90 por ciento de la deuda que Cuba adquirió en tiempos de la Unión Soviética y seguía debiendo a Rusia. Después de una negociación, la deuda de $8,500 millones con el Club de París fue reducida a $2,600 millones, pagaderos a 18 años. México condonó el 70 por ciento de los $487 millones que había prestado a la isla y Japón le perdonó casi $1,000 millones de una antigua deuda en el 2014. Por su parte, Vietnam y China también le condonaron parte de la deuda, pero no se ha informado de esos montos.

La unificación monetaria, un tema pendiente.

Con la apertura al turismo y el colapso soviético, Cuba creó una nueva moneda, que dentro de la isla tiene paridad con el dólar: el peso convertible (CUC), que convive con el peso cubano (CUP) y vale 25 CUP. Desde su llegada al poder, Raúl Castro ha intentado unificar ambas monedas por las distorsiones económicas que provocan, especialmente en el sector empresarial estatal, que se beneficia de una tasa de cambio irreal. El gobierno anunció que la moneda que sobrevivirá es el peso cubano (CUP), pero hasta el momento no se conoce la fecha exacta para la unificación monetaria ni cómo quedará el cambio con el dólar una vez que exista una sola moneda.

El país no logra atraer suficiente inversión extranjera ni crecer a un ritmo adecuado.

Cuba necesita una inyección de capital de al menos $2,500 millones anuales, y crecer a un ritmo sostenido superior al 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según algunos economistas. Diez años después de asumir la presidencia, Raúl Castro deja el país sin alcanzar esos mínimos. El megaproyecto de Mariel, dopnde Brasil invirtió más de $600 millones, ha tenido un desarrollo lento. El país también ha ofrecido varios portafolios de inversión para atraer al capital extranjero, pero sin mucho éxito.

Bajo el mandato de Raúl Castro, la economía cubana creció un promedio anual de 2.4 por ciento, según cifras oficiales. El salario medio también ha sido elevado de 414 pesos (16.5 dólares) a 740 pesos (29.6 dólares), aunque la capacidad de compra del cubano sigue siendo inferior a la de 1989. El gobierno anunció un crecimiento del PIB de 1.5 por ciento en el 2018 pero la mayor parte de los estudiosos de la economía cubana no afines al gobierno no dan crédito a esa cifra.

Raúl Castro ante la muerte de su hermano y el descalabro venezolano.

La noche del 25 de noviembre del 2016, en una transmisión en cadena de la televisión nacional, Raúl Castro anunció la muerte de su hermano, quien rigió los destinos de Cuba casi 50 años. Aunque Fidel Castro ya llevaba apartado una década del poder, continuaba opinando activamente sobre la política nacional e internacional en textos llamados “Reflexiones”, que ocupaban las pocas páginas de los diarios oficiales. La muerte de Fidel Castro coincidió con el repliegue de los movimientos y gobiernos de izquierda en América Latina que proliferaron bajo el amparo de la llamada Revolución Bolivariana de Hugo Chávez (1954-2003), muchas veces a costa de la factura petrolera venezolana.

El giro político en Brasil, Ecuador, Chile, Paraguay y Uruguay han dejado solo a Nicolás Maduro, principal aliado de La Habana, y la crisis que vive Venezuela ha hecho naufragar las relaciones comerciales entre ambos países. Los envíos de petróleo de Venezuela a Cuba, una de las mayores fuentes de ayuda, han caído de 100,000 barriles dairios, a menos de 40,000 según la agencia de noticias Reuters, lo que ha obligado a la isla a buscar otros suministradores de combustible.

Los cambios medulares, a la espera.

Raúl Castro prometió a inicios del 2015 una nueva ley electoral (la actual data de 1992), pero esta reforma no se concretó durante su mandato. Algo similar ocurrió con la reforma constitucional que se espera desde hace más de un lustro. La nueva carta magna en preparación mantendrá el papel del Partido Comunista de Cuba (PCC) como “dirigente en la sociedad cubana” y el socialismo continuará siendo “irrevocable”, según adelantó en un reciente pleno del partido.

La represión hacia los disidentes y líderes opositores se mantiene.

Las detenciones arbitrarias, la confiscación de bienes de trabajo y la descalificación permanente de la reputación de activistas y opositores se mantuvieron en la era raulista. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional contabilizó desde el 2010 al menos 52,829 personas detenidas temporalmente o procesadas por motivos políticos. El número de presos políticos en el país supera el centenar. La Seguridad del Estado se ha valido de la tecnología también como arma represiva para monitorear el paradero de los disidentes, bloquear sus líneas de telefonía móvil o crear sitios digitales para difamar a los proyectos independientes.

Ningún avance en derechos civiles.

Desde la promulgación de la Constitución socialista de 1976 hasta la fecha, la mayor parte de los derechos civiles de los cubanos permanecen conculcados. La libertad de expresión, prensa, reunión, manifestación y asociación se subordina a “los fines del Estado Socialista”, lo que en la práctica los limita. En Cuba están prohibidos los partidos políticos y a los candidatos a las Asambleas del Poder Popular no se les permite hacer propaganda o presentar programas de gobierno. Gracias a las nuevas tecnologías han surgido en la isla espacios digitales independientes, como Periodismo de Barrio, El Toque, El Estornudo o 14ymedio, pero el gobierno no reconoce la libertad de prensa y a menudo las fuerzas represivas arrestan y amenazan a los comunicadores. Muchos portales críticos del sistema permanecen bloqueados en los servidores nacionales.

Fuente: Mario J. Pentón/ El Nuevo Herald

0 35
En esta foto de archivo sin fecha provista por la Armada Argentina se muestra al submarino ARA San Juan diesel-eléctrico construido en Alemania, cerca de Buenos Aires, Argentina. Armada Argentina mediante archivo AP)

(Miaminews24).- La empresa estadounidense de investigación subacuática SEA Sistemas Electrónicos, con la que el Gobierno argentino está negociando para la búsqueda en el Atlántico del submarino ARA San Juan, aseguró el martes que, teniendo la información adecuada, el buque es “100 % hallable” en un máximo de 100 días.

“Estoy convencido de que han pasado por encima del San Juan un centenar de veces, el problema es que no se ha pasado con la tecnología adecuada, sin menospreciar la alta tecnología de cada uno de los países (que han participado en la búsqueda)”, señaló a Blue FM Hugo Marino, director ejecutivo de la empresa.

Este lunes, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en una comparecencia en el Congreso ante decenas de familiares de los 44 tripulantes del submarino, desaparecido desde el pasado 15 de noviembre, afirmó que ya se está “en el proceso de contratación” directa del vehículo tipo Autonomous Underwater Vehicles (AUV), propiedad de la empresa comandada por el venezolano Hugo Marino.

Sin embargo, Aguad, que frente a las fuertes críticas de los familiares defendió el accionar del Ejecutivo ante la desaparición y búsqueda del submarino, en la que participaron países como Estados Unidos, Rusia y Reino Unido, aclaró que de momento no se cuenta con un buque para transportar el aparato a la zona de búsqueda. “La dotación AUV es un torpedo que hace recorridos autónomos por debajo del agua.

Lo que hicimos fue adaptarlo para la atención de siniestros”, afirmó Marino, que ha participado de búsquedas como la del avión de Air France que cayó en el océano Atlántico en 2009 y del de Malaysia Airlines, todavía desaparecido. “Hemos salido a buscar naufragios a 1,000 metros con éxito, hemos trabajado con el avión de Air France, estuvimos en el equipo del Malaysia, del cual nos retiramos por diferentes razones.

Hemos salido 5 veces a buscar un naufragio y lo hemos encontrado”, aseveró el martes Marino.

Sin embargo, hasta el momento no ha participado de operativos de búsqueda de submarinos. “A lo mejor yo no soy la empresa más grande en cuanto a tamaño y número de empleados, pero es la única que puede ofrecer los resultados que ofrecemos nosotros”, sentenció.

El director de SEA Sistemas Electrónicos especificó que presentaron al Gobierno argentino un proyecto con la opción “más económica posible”, que no incluye una unidad naval. Es por eso que este es todavía un asunto en trámites, ya que Aguad destacó que la Armada argentina solo cuenta con un barco en el que se podría alojar ese AUV, pero está en reparaciones hasta fines de julio.

Sobre cómo es posible que la tecnología con la que cuenta pueda superar a la usada en el operativo por los países más poderosos del mundo, Marino aclaró:

“No quiere decir que una tecnología sea mejor o peor. La diferencia nuestra es que nosotros somos capaces de escanear, hacer una copia del fondo a alta profundidad. Y poder obtener detalles de todo ese fondo”. “Es como que pongamos a hacer una copia en una fotocopiadora y estemos con el papel bien pegado para hacer la copia o que el papel lo tengamos separado”, matizó.

El ejecutivo remarcó que el submarino es “100 %” hallable en un tiempo que dependerá de la “data” (información) con la que cuenten. “El avión que estaba a 1000 metros lo estuvieron buscando por tres años. Teniendo la data adecuada, en menos de seis días de trabajo en el mar dimos con el avión, con la topografía difícil y complicada tal cual como la que ustedes tienen en el Atlántico Sur”, argumentó.

Asimismo, Marino explicó el horizonte temporal que se planteó en las negociaciones, de 100 días como máximo para hallar el buque, responde a una ecuación en la que se tienen en cuenta la superficie de búsqueda, la velocidad de los aparatos, el tiempo de recarga de las baterías y los eventuales días con mala meteorología. La oferta realizada al Gobierno argentino fue de 3,8 millones de dólares.

El submarino desapareció hace poco más de cinco meses, cuando volvía hacia su base de Mar del Plata de realizar unos ejercicios militares en Ushuaia, en el sur del territorio argentino y poco después de que el comandante alertase de un “principio de incendio” por la entrada de agua en el compartimento de baterías, un problema que según la Armada había sido solucionado. Aunque el operativo internacional desplegado para encontrarlo fue intenso durante varios meses, hasta hoy no se ha logrado dar con su paradero.

Fuente: EFE

0 40

(Miaminews24).- La frontera es porosa. El río Mira la atraviesa desde el departamento colombiano de Nariño hasta la provincia ecuatoriana de Esmeraldas. Solo la selva funciona como el límite binacional, pero su naturaleza bravía hace de ese límite un línea difusa.

Al norte de esta se estableció un enclave de cultivos de coca y laboratorios de cocaína sin igual en el mundo, disputado a fuego por los narcos colombianos, atractivo para los carteles mexicanos. Apenas unos kilómetros al sur, del otro lado, el territorio parecía mantenerse ajeno a ese conflicto, en una calma frágil que por momentos se trastocaba, y que se quebró definitivamente con el doloroso secuestro y asesinato de tres trabajadores del diario El Comercio.

Guacho se aprovechó de esa ambigüedad del territorio. Luego de años de patrullaje en la frontera, como guerrillero de las Farc, dominó su geografía. Tras el desarme, usó ese conocimiento para traficar ahora por su cuenta, y también para escabullirse del cerco de las autoridades. “Estamos viviendo las consecuencias del conflicto de nuestro vecino hermano”, dijo el presidente Lenín Moreno, luego de confirmar que Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra fueron asesinados. Ahora se espera que sean las autoridades de los dos países, en una operación amplia y conjunta, las que atraviesen ese límite fronterizo para dar con los asesinos.

Hace 10 años, Walter Patricio Arizala, quien entonces era un humilde comerciante ecuatoriano, cruzó esa frontera convertido en Guacho, un recluta de la columna Daniel Aldana de las Farc. Se ubicó en las inmediaciones del río Mira, en jurisdicción de Tumaco. Allí fue entrenado en el manejo de explosivos con los que atacó la infraestructura de la región, por la que pasa el oleducto trasandino, uno de los blancos predilectos de la hoy disuelta guerrilla.

Guacho escaló rápido. Se convirtió en un mando medio y de pronto, cuando las tropas guerrilleras avanzaron hacia el desarme, en 2016, él decidió escindirse. Ya conocía las movidas del narco en la región y tenía los contactos para traficar. Entonces jaló alrededor de 250 hombres, según sus propios cálculos, y de mando medio pasó a convertirse en el comandante de la disidencia más peligrosa de las Farc.

El ascenso veloz de Guacho no puede explicarse sin el contexto de la región que conoce al dedillo.

Solo en Tumaco se calculan alrededor de 20.000 hectáreas sembradas con coca, la séptima parte de las que hay en todo el país, según las observaciones del 2017. El territorio está plagado de laboratorios de cocaína, y de toda una economía dispuesta para el negocio.

Las bombas de gasolina ubicadas a las orillas ribereñas lo que menos hacen es llenar los tanques de las lanchas, y lo que más, abastecer la cocinas de la droga. Las vías son tan paupérrimas que el cultivo de cualquier producto que no tenga los altos dividendos de la coca es inviable económicamente para los campesinos. Buena parte de la costa pacífica está abierta para que se embarquen desde allí los cargamentos, vía al mar, para que comiencen su travesía hacia el norte del continente.

Y en los últimos años, con el desinterés de los narcos colombianos de la ruta gringa de la cocaína, los mismos carteles mexicanos empezaron a enviar a sus emisarios hasta la región, para comprar, como si estuvieran en una subasta, kilo por kilo hasta completar sus cargamentos.

Un territorio tan complejo estaba llamado a convertirse, desde antes de la firma del acuerdo, en un laboratorio de la paz. Si la implementación de lo pactado funcionaba allí, funcionaría en cualquier lado. Pero con el paso de los meses, las apuestas gubernamentales por la erradicación forzada sobre la sustitución de cultivos y el mismo sabotaje de los mismos criminales, sembraron el caos.

Guacho supo fortalecerse en medio del desorden.

Fue el año pasado cuando en la zona empezaron a reconocerlo como el líder de un grupo al mando, el que él mismo bautizó como frente Oliver Sinisterra, usando el nombre de un guerrillero con el que compartió tropa en las Farc.

“Cuando comenzamos la intervención en Tumaco hace varios meses, las propias comunidades identificaron a un individuo de origen ecuatoriano, con 26 años de edad, altamente vinculado al mundo del narcotráfico. Desde hace ya meses, el gobierno colombiano lo declaró objetivo de alto valor. Llegó la hora de terminar con la actividad criminal de Guacho”, aseguró el vicepresidencia Óscar Naranjo, quien desde el año pasado asumió la crisis social que se vive en el suroccidente del país.

Con la salida de las Farc de su zona, Guacho y Cachi -su hombre de confianza- quedaron a cargo de buena parte del negocio de la coca en la zona más boyante para ese cultivo. Desde entonces, abandonaron cualquier interés político y se dedicaron de lleno al narcotráfico.

Solo una de sus cocinas, que fue destruida por el Ejército y la Policía en octubre pasado, tenía capacidad para producir 2 toneladas de clorhidrato de cocaína cada semana. Un cargamento así cuesta alrededor de 6 millones de dólares en Colombia y se vende 10 veces más caro en Estados Unidos. Las dimensiones del negocio de Guacho son astronómicas.

A comienzos de este mes, el Ejército capturó a dos miembros de la disidencia y recuperó una caleta con ocho fusiles, dos ametralladoras, cuatro lanzagranadas, dos granadas y municiones, que dan cuenta del poder del arsenal que tiene. En su zona, sus hombres se mueven en camionetas 4×4 sin placas.

En Ecuador, las autoridades de ese país capturaron a cuatro presuntos miembros de la organización, entre ellos su supuesta cuñada, quien mantendría contacto telefónico constante con Guacho.

Pero el golpe más fuerte ya se lo habían propinado el 14 de marzo, cuando en Colombia capturaron a Cachi, su mano derecha, un hombre experimentado en el narcotráfico. La acción de las autoridades contra el creciente Guacho arreciaba. En esa arremetida, buscaba blindarse.

El 26 de marzo pasado, Guacho huía del cerco de los militares ecuatorianos. Él y sus hombres buscaban cruzar la frontera, guarecerse en el lado colombiano. El equipo periodístico de El Comercio había viajado a la provincia de Esmeraldas justamente a reportar la situación de los habitantes que tenían que padecer la presencia del frente Oliver Sinisterra. Fue entonces cuando se cruzaron y, según las autoridades, los criminales los secuestraron con el propósito de disminuir la intensidad de la persecución.

Con los periodistas retenidos, Guacho le exigió al Gobierno ecuatoriano que frenara la ofensiva. También le solicitó el canje por un grupo de criminales de su bando, capturados en ese país. Lo que pasó a continuación fue una tragedia. El plagio se extendió por 18 días hasta que este viernes, finalmente, el presidente Lenín Moreno confirmó que los tres ecuatorianos fueron asesinados.

Tras lamentar la tragedia, los primeros mandatarios Santos y Moreno anunciaron que trabajarán en grupo para desactivar su grupo criminal, y Ecuador ofreció una recompensa de 100.000 dólares a quien ayude a encontrarlo. Así fue como Guacho, el que parecía un narco más, se convirtió en cuestión de semanas en el principal blanco militar de dos naciones.

Fuente: Semana