Aumentan las estafas con la aplicación bancaria Zelle

89
estafas aplicación bancaria Zelle
Aumentan las estafas con la aplicación bancaria Zelle./ Foto: Cortesía

Los usuarios de la aplicación bancaria Zelle se han convertido en el blanco favorito de estafas que, en cuestión de segundos, pueden los estafadores robarles miles de dólares.

Cada día más personas se integran a la red de usuarios de Zelle, una aplicación de pago creada en 2017 por las instituciones bancarias más grandes del país para transferir dinero de manera instantánea.

Zelle se ha convertido, de lejos, en el servicio de transferencia monetaria más utilizado en Estados Unidos.

Tan solo en 2021 se estima que se enviaron alrededor de $490 mil millones a través de Zelle; en comparación con los $230 mil millones que se transfirieron mediante Venmo, su competidor más cercano, según el diario The New York Times.

La popularidad de Zelle se explica porque es fácil de usar, gratuita y rápida. Pero justo por estas cualidades, en especial por su inmediatez, sus usuarios se han convertido en el blanco perfecto de los estafadores.

También te puede interesar: Abuela de 84 años fue estafada en su casa por dos criminales en Coconut Creek

A diferencia de otros servicios de transferencia de dinero que requieren el uso de tarjetas de crédito y tardan más de un día en concretarse, con Zelle la transacción monetaria es inmediata.

Y eso les encanta a los estafadores porque, una vez que engañan a sus víctimas, realizan estafas con la aplicación bancaria Zelle; donde pueden despojarlos de miles de dólares en cuestión de segundos. Lo más grave es que ese dinero ya no se puede recuperar y ni siquiera los bancos se hacen responsables.

Zelle se ha convertido en el servicio de transferencia más utilizado en Estados Unidos./ Foto: Cortesía

Estafas con aplicación bancaria Zelle


Por lo general, el método para efectuar este tipo de estafa es siempre el mismo: la víctima recibe un mensaje de texto en su celular con una “alerta de fraude” sobre un pago pendiente a través de Zelle, para que lo confirme o lo rechace.

Si la víctima niega la transacción, alguien que se hace pasar por representante del banco le llama por teléfono. Hay que tener mucho cuidado porque el identificador de llamadas parece verificar que, en realidad, se trata de una llamada proveniente del banco.

A continuación, el impostor le pide a la víctima que le proporcione las credenciales de su cuenta de Zelle para cancelar la transferencia no autorizada. Y esta es la trampa: una vez que la víctima le da esta información, el ladrón puede extraer sin problema el dinero de la cuenta bancaria de la persona afectada.

Para evitar ser víctima de una estafa de este tipo, firmas expertas en el ramo como Tom’s Guide recomiendan, en primer lugar, no responder a un mensaje o llamada, aunque parezca que es del banco. Lo mejor es llamar directamente al banco para asegurarse de hablar con un representante legítimo.

Responsabilidad de los bancos

Expertos recomiendan no dar información por teléfono./ Foto: Cortesía

Muchos se preguntan por qué los bancos no se hacen responsables de este tipo de fraudes. La explicación, como indica el sitio univision.com es la siguiente:

El Reglamento E, que forma parte de la Ley Federal de Transferencias Electrónicas de Fondos, obliga a los bancos a devolver a sus clientes el dinero que perdieron en una transacción fraudulenta no autorizada.

Según la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, esta ley se aplica “si un tercero induce fraudulentamente a un consumidor a compartir información de acceso a su cuenta”. Y, por supuesto, incluye cuando alguien es víctima de un estafador.

El problema se presenta cuando las víctimas confían en falsos representantes bancarios y autorizan las transacciones. En términos estrictos, dicen los bancos, esas transacciones no se consideran “no autorizadas”.

Es por ello que los expertos recomiendan una y otra vez no dar información por teléfono a ninguna persona que se haga pasar por representante bancario.

La consultora Javelin Strategy & Research estima que, en 2020, casi 18 millones de personas en Estados Unidos fueron víctimas de fraude a través de estafas mediante transacciones digitales.

Y todo indica que esta cifra irá en aumento porque, hasta ahora, no hay suficiente información respecto a estos fraudes electrónicos.

Con información de: Independent / Foto: Cortesía

Para obtener información al instante, únete a nuestro grupo de Whatsapp a través de éste https://wa.me/qr/JBQICRYC7TZAN1
Estamos en Telegram, únete a nuestro canal t.me/miaminews24oficia