Rafael Nadal tiene la mente puesta en Wimbledon

65
Rafael Nadal Campeonato Wimbledon
Foto: Tenis World

El español Rafael Nadal no quiere perderse su cita con el campeonato de Wimbledon. El tenista mallorquín ha comparecido ante los medios de comunicación en el Mallorca Country Club de Santa Ponça, en Mallorca, sede del ATP 250 Mallorca Championship que comienza este fin de semana.

El tenista se ha ejercitado durante dos horas con su compatriota Feliciano López, un especialista en hierba natural. Toda la semana ha entrenado en pistas de una superficie similar a las del All England Club, sede de Wimbledon. El lunes arrancó con ejercicios suaves, sin raqueta, que se han ido incrementando hasta completar varias sesiones al máximo rendimiento.

Nadal viajará a Londres para ejercitarse y aclimatarse. Tras responder positivamente al tratamiento de radiofrecuencia pulsada al que se ha sometido, el manacorí no quiere dejar escapar la posibilidad de poder competir por otro Grand Slam.

Rafael Nadal no quiere perderse el campeonato de Wimbledon

El reciente ganador de Roland Garros, con 22 títulos de Grand Slams en su palmarés, ensayó toda la gama de golpes sobre la hierba ante López, doble campeón en Queen’s (2017 y 2019) y cuartofinalista en Wimbledon en 2005, 2008 y 2011.

A Nadal se le vio moverse bien en la pista sin dar señales de la lesión crónica -síndrome de Müller Weiss-, que padece en su pie izquierdo y que le obligó a someterse a un tratamiento de radio frecuencia pulsada en los diferentes.

Te puede interesar: ¿Llegará a Estados Unidos? Cristiano Ronaldo se aleja del Manchester United

A sus 36 años, Nadal cumplirá su 15ª visita a Wimbledon, donde no acude desde 2019, tras la pandemia y una lesión. En sus dos últimas apariciones, cayó en semifinales ante Novak Djokovic (2018) y Federer, el año siguiente.

Allí ha disputado cinco finales, levantando la copa en 2008, con aquel memorable cierre al anochecer ante Federer, y 2010, cuando venció a Tomas Berdych. En 2011, frente a Djokovic, disputaría (y perdería) la que es, por el momento, su última final en Londres.

«Después de tres años sin jugar en hierba, hay que tener un poco de paciencia. Me queda una semana de entrenamiento en Londres y espero que eso me sirva para llegar competitivo al torneo», reconocía.

«La hierba es una superficie muy difícil porque hay poca lógica. Y más después de los años que llevo sin hacerlo. Cualquier ronda es complicada y el comienzo del torneo va a ser vital. Si avanzas, ya compites con más normalidad por las seguridad personal y el ritmo de competir sobre césped. De alguna manera voy a intentar sobrevivir como sea», es su mejor receta en la capital británica.

Foto: Marca

Segundo cabeza de serie

Sin el número uno Daniil Medvedev, vetado por la organización del torneo al ser ruso (también lo están las raquetas bielorrusas), ni el alemán Alexander Zverev, convaleciente de la grave lesión que sufrió durante las semifinales de Roland Garros, precisamente ante Nadal, el tenista balear comparece en el torneo como segundo cabeza de serie, sólo por detrás de Djokovic, al que no se enfrentaría hasta una hipotética final.

Hacía medio siglo (1973) que los dos primeros tenistas del ranking se ausentaban del Grand Slam británico.

«Ha bajado el dolor que no me dejaba apoyar. Con el tratamiento en el nervio, a veces se me duerme algunas partes del pie. Pero es algo normal y, en teoría, en unas pocas semanas se reorganiza», detallaba sobre el tratamiento de radiofrecuencia al que se ha sometido.

«Se han hecho dos sesiones, que es lo que estaba previsto antes de Wimbledon, y la evolución, según creo, está siendo satisfactoria. Ya veremos dentro de cinco días. Sé que las cosas cambian. De momento me ha permitido entrenar, y por eso he tomado la decisión de viajar a Londres. Confío en que las cosas vayan bien», completaba.

Foto: Mallorca Open

El octavo de la temporada

Wimblendon será el octavo campeonato que Rafael Nadal dispute esta temporada, donde ya ha tenido que parar durante un mes y medio, tras la fisura de estrés del tercer arco costal izquierdo que sufrió en Indian Wells, durante la semifinal ante Carlos Alcaraz. Allí cayó en la final ante Taylor Fritz.

Fue una de las tres derrotas que acumula este curso (también ante Alcaraz, en cuartos de final Madrid y frente a Denis Shapovalov, en octavos Roma) donde ha ganado cuatro títulos (30 victorias): Melbourne, Abierto de Australia, Acapulco y Roland Garros.

En Wimbledon, tendrá una nueva oportunidad para poder ampliar ese tremendo palmarés donde brillan 22 títulos de Grand Slam, lo nunca visto en la historia del tenis masculino.

Con información de | Marca | El Mundo

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com