¡Brasil votó! Lula da Silva es el nuevo presidente electo en la segunda vuelta

64
Lula da Silva es el nuevo presidente de Brasil - miaminews24
Foto: RTVE | Lula da Silva es el nuevo presidente de Brasil y prometió reconstruir el país.

El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva quedó como presidente de Brasil este domingo con un 50.83 % frente al 49.17 % que obtuvo el actual gobernante, Jair Bolsonaro, con el 98.81 % de las urnas escrutadas.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT), que ya gobernó entre 2003 y 2010, volverá a ocupar la Presidencia de un Brasil extremadamente dividido a partir del 1 de enero de 2023 y por los 4 años siguientes.

Lula da Silva es el nuevo presidente de Brasil elegido en la segunda vuelta

Lula obtuvo 59.7 millones de sufragios, mientras que Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña y capitán retirado del Ejército, se quedó con 57.7 millones, con el 99.10 % del censo escrutado, según los datos del Tribunal Superior Electoral (TSE).

La emoción en el escrutinio se mantuvo hasta el último instante en la que ya son las elecciones más ajustadas de la historia del país.

Te puede interesar: Elecciones Brasil 2022: Lula Da Silva y Jair Bolsonaro se ven las caras en vuelta decisiva

La votación estuvo más apretada de lo que esperaban los sondeos previos a los comicios, reflejo de la alta polarización que vive Brasil y que incluso ha derivado en episodios de violencia política durante la campaña.

Foto: Tu Nota | Lula da Silva es el nuevo presidente de Brasil tras ganar en la segunda vuelta de las elecciones.

Como ya pasó en la primera ronda, las principales empresas demoscópicas no consiguieron precisar la fuerza del bolsonarismo.

Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), empezó el conteo por delante, pero con el 67.76 % escrutado, el expresidente progresista pasó a liderar, tendencia que se mantuvo hasta el final, aunque siempre con un margen muy pequeño.

Lula gana por poco en la segunda vuelta

El antiguo tornero mecánico también fue el vencedor de la primera vuelta, realizada el pasado 2 de octubre, cuando obtuvo el 48.4 % de los votos, frente al 43.2 % que consiguió Bolsonaro.

Con su victoria en el balotaje, Lula, de 77 años, volverá a comandar la mayor economía de Latinoamérica.

Durante la campaña prometió «reconstruir» el Brasil de Bolsonaro, acabar con el hambre, que hoy afecta a unos 33 millones de brasileños, y «colocar al pobre en los presupuestos» del Estado, combinando responsabilidad social, fiscal y ambiental.

También anticipó que estaría en el poder durante un solo mandato, que en Brasil es de cuatro años.

Tras confirmarse la victoria, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) utilizó sus redes sociales para publicar la palabra “Democracia”, junto a una foto en la que se ve su mano y la bandera de Brasil.

La victoria de Lula era algo impensable hace unos años por los múltiples procesos de corrupción a los que tuvo que hacer frente, pero en 2021 la Corte Suprema anuló las condenas que le hicieron pasar 580 días en prisión, recuperando así sus derechos políticos.

Elecciones tranquilas y sin largas filas para votar

A diferencia de la primera vuelta cuando largas filas fueron el común denominador, este domingo la jornada ha transcurrido sin incansables esperas para acceder a las urnas.

La gente, sin embargo, fue precavida y prefirió llegar temprano y esperar por más de media hora a que abrieran las mesas que al igual que el pasado 2 de octubre quedaron habilitadas a las 8.00 hora local (11.00 GMT).

Hasta comienzos de la tarde, la situación era de calma en todo el país y a primera vista no se registraron peleas entre seguidores de ambos candidatos o acciones proselitistas que son prohibidas en esta fecha.

Entre la presión y la convicción

A pesar que el país está dividido entre izquierda y derecha, pues según los últimos sondeos Lula solo aventaja por entre cuatro y ocho puntos porcentuales a Bolsonaro.

Foto: Onda Cero | Lula durante su compaña prometió reconstruir Brasil.

Muchos salieron a las urnas casi que obligados a tomar partido «porque no había de otra», como expresaron varios electores entrevistados por EFE que prefirieron mantenerse en el anonimato.

No fue el caso de Robinson, de 57 años. Que trabaja como vendedor ambulante de helados en la plaza de Sao Salvador -un conocido reducto de la izquierda en la zona sur de Río de Janeiro-. No dudó en hablar con EFE sobre su posición en la fila antes de entrar a votar.

Vestido con una camiseta verde, porque quería «confundir a la oposición» llevando consigo aunque fuera un «pedacito» de la bandera de Brasil de la que se han apropiado los de «la derecha». Este trabajador autónomo pide que Brasil salga de la opresión y de la miseria».

Con información de | Telemundo 51

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com