Masticar bien los alimentos a la hora de nuestras comidas hará perder peso

282
pérdida de peso alimentos-miaminews24
Foto: Cortesía

Masticar bien los alimentos en cada una de las comida, te ayudará en la pérdida de peso, es importante comer despacio y masticar alrededor de 32 veces esto reducirá el proceso de obesidad.

Realizando una buena técnica al masticar, tus niveles de apetito serán controlados de la forma correcta.

Masticar bien los alimentos te ayudará con la pérdida de peso

Recientemente se ha demostrado que existe una correlación directa entre la forma en que comemos nuestras comidas y las calorías que absorbemos.

Te puede interesar: Consume alimentos antiinflamatorios y mejora tu salud

Si la comida es muy deliciosa, tenemos un estilo de vida agitado o simples malos hábitos, solemos comer nuestros platillos de un bocado, casi literalmente.

Hay investigaciones científicas que sugieren que las personas obesas tienden a comer más rápido y masticar menos que sus contrapartes más delgadas. Es fácil entender que comer rápido y masticar menos lleva a consumir más calorías.

Cantidad de calorías

Ante esta aseveración, el Dr. Omar Aguilar, Médico especializado en tratamiento de obesidad a través de nutrición inteligente, explica en su cuenta de Instagram porqué cambiar este hábito y masticar más nuestras comidas puede ayudarnos a bajar de peso sin cambiar de dieta o la rutina de ejercicio.

“Se ha encontrado que cuando masticas bien la comida, disminuye la cantidad de calorías que consumes por platillos porque te sientes lleno de una manera más rápida y también disminuyen los antojos”, dijo en un video.

Debido que la digestión comienza en la boca, masticar más dividirá la comida en trozos más pequeños, lo que hará que sea mucho más fácil para el cuerpo absorber los nutrientes de la comida.

Comer despacio será clave

El estudio que Aguilar cita, sugiere que se deben masticar mínimo unas 32 veces. “Comer despacio contribuye a reducir el riesgo de obesidad, probablemente porque podría ayudar a controlar el apetito”, aseguran.

Según la textura que tenga la comida la próxima vez que comas fíjate cuántas veces masticas un bocado. Por ejemplo, consumir un tazón de sopa requerirá solo una cantidad mínima de masticación. Mientras que, comer una rebanada de bistec naturalmente ofrece más desafíos.

Pero la idea es tratar de maximizar el uso de tus muelas cuando consumas alimentos más duros o más fibrosos, ya que estos están diseñados específicamente para descomponer dichos materiales.

Otro estudio señala que masticar un bocado 40 veces condujo a una reducción del 12% en la ingesta de calorías. Masticar eso muchas veces también provoca una reducción en la producción de grelina, una hormona asociada con el hambre.

Aprender es tarea fácil

Lo aconsejable es hacerlo desde niño aunque sea una tarea bastante complicada. Por lo general, el hambre, la falta de tiempo o ciertos niveles de ansiedad conllevan devorar un plato en menos de dos minutos. O, mejor dicho, tragas, pero no masticas y esta circunstancia se ve reflejada, directamente, en los michelines que rodean tu cintura.

Además, el comer de esta forma tan apresurada también daña tu aparato digestivo, que, lógicamente, necesitará usar más jugos gástricos para destruir el bolo alimenticio y conseguir que tu organismo pueda aprovechar todos los nutrientes del alimento de tu elección.

Es decir, si sigues en las mismas de comer rápido, no tardarás demasiado en comenzar una peregrinación por el hospital más cercano, siendo tu meta alcanzar la consulta del endocrinólogo de guardia que te recordará, esperemos que con amabilidad.

Aparato digestivo

Masticar bien los alimentos genera más saliva y ayudará con la pérdida de peso . Esta sustancia lubrica el aparato digestivo. Está compuesta de ptialina básica para digerir mejor los hidratos de carbono y de parotina encargada de poner en marcha tu metabolismo y de absorber los nutrientes de cada alimento.

Cuanto más mastiques la comida, más saciedad tendrás. Se aconseja masticar cada bocado entre 25 y 30 veces. Tu cerebro entenderá que estás comiendo y te mandará una señal de saciedad más que eficiente para que dejes de hacerlo. Ya se sabe que lo único que no engorda es lo que se deja en el plato.

La próxima vez que comas, cuenta la cantidad de masticaciones requeridas al comer tipos específicos de alimentos. ¡Podrías sorprenderte con los resultados!

Información de | La opinión | Cadenadial

Obtén información al instante, únete a nuestros grupos de:

Whatsapp y Telegram

Síguenos en Nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @miaminews24official

Twitter: @miaminews24

Facebook: Miaminews24.com