Etiquetas Mensajes etiquetados con "Latinoamerica"

Latinoamerica

0 17

(Miaminews24).-Mauricio Claver-Carone, un abogado conocido en Washington por su defensa del embargo a Cuba y sus críticas a la política de apertura a la Isla, es el nuevo encargado de Latinoamérica y el Caribe en la Casa Blanca, indicó este martes a EFE una fuente oficial.

Claver-Carone, un funcionario de origen cubano nacido en Miami y que creció en España y Orlando (Florida), comenzó esta semana a trabajar como director de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (NSC, en inglés), según una fuente de esa oficina.

El funcionario asesorará al presidente Trump en asuntos relacionados con el continente americano, y reemplaza a Juan Cruz, un exagente de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) que ocupaba el cargo desde hace más de un año.

Claver-Carone, colaborador de DIARIO DE CUBA, que hasta ahora ejercía como director ejecutivo de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional (FMI), se labró un nombre entre los círculos de Washington interesados en Cuba gracias a su blog “Capitol Hill Cubans”, donde criticaba ferozmente la política hacia la Isla del expresidente Barack Obama (2009-2017).

También fue director ejecutivo del comité de acción política US-Cuba Democracy PAC, cuyo objetivo, de acuerdo a su página web, era “promover una transición incondicional en Cuba a la democracia” y el mercado libre, y que cabildeaba para oponerse a leyes que pudieran “financiar la maquinaria represiva de la dictadura cubana”.

En noviembre de 2016, el entonces presidente electo Trump le incluyó en el equipo encargado de organizar la transición en el Departamento del Tesoro, donde ya había trabajado como asesor.

Los más críticos con Claver-Carone, que también fue director de la organización sin ánimo de lucro Cuba Democracy Advocates, advierten de que aunque sabe mucho sobre la Isla, puede que le falten conocimientos sobre el resto del continente.

Otros temen que su nombramiento sea el preludio de un posible recrudecimiento de la política hacia Cuba, que Trump ha retocado mediante restricciones al comercio y los viajes a la Isla, pero sin desmontar todo el proceso de deshielo iniciado por Obama.

Claver-Carone trabajará además para John Bolton, que desde abril es asesor de seguridad nacional de Trump y que ha adoptado tradicionalmente una línea dura hacia Cuba, a la que en 2002 acusó de poseer armas biológicas.

Aun así, está por ver si Trump decide invertir más esfuerzos en un retroceso de la política hacia Cuba, un tema que no parece quitarle el sueño.

“Según su entorno, Trump está cómodo con su política actual hacia Cuba”, dijo recientemente a EFE el que fuera asesor de Obama para Latinoamérica en el NSC, Mark Feierstein.

Fuente:DLA

0 100

(Miaminews24).-El Centro Cultural de España en La Paz inició hoy el ciclo “De qué hablamos cuando hablamos de cine“, que pretende potenciar la proyección de películas latinoamericanas en circuitos de exhibición alternativos, según esta entidad.

Hasta el próximo 22 de junio, se exhibirán siete películas y dos documentales de países como Bolivia, Argentina y Costa Rica, tanto en el centro cultural como en la Universidad Mayor de San Andrés en La Paz.

Algunos de los títulos que se proyectarán son “Eugenia”, “Fuera de campo”, ambas de Bolivia, “Mi último fracaso” de Argentina y “Abrázame como antes” de Costa Rica, de acuerdo con el centro cultural.

El ciclo precede al V Encuentro de Cine “De qué hablamos cuando hablamos de cine“, que organiza esta entidad entre el 25 al 28 de junio con mesas de discusión sobre producción cinematográfica y audiovisual en Bolivia y el resto de Latinoamérica.

El encuentro contará con cineastas bolivianos, directores de Costa Rica y Argentina, y profesionales de la educación en el ámbito audiovisual.

Fuente: EFE

0 205

(Miaminews24).- Entre las múltiples preocupaciones que atañan a la sociedad latinoamericana se sobrepone la creciente inquietud por el estado de Derecho y por ello el Miami Dade College (MDC) acogió una conferencia urgente sobre la visión evolutiva de la democracia en Latinoamérica, en la que participaron destacados exponentes y estudiosos de la política internacional con diversas posiciones.

De esta manera, el presidente del centro educacional, Eduardo Padrón, expuso la importancia de la educación como herramienta “para fortalecer la democracia”.

Padrón resaltó además la realización del foro temático en el centro recinto universitario que dirige “porque MDC es un ejemplo es un ejemplo latente de diversidad cultural que debe servir como ejemplo” a las instituciones internacionales “para resolver los problemas de la humanidad”.

La conferencia estuvo moderada por José Gregorio Tovar, cofundador y director ejecutivo del medio de comunicación DEMOS of The Americas, quien aludió a los peligros existentes, “de donde quiera que vengan, sea de la derecha o la izquierda”, que inducen a golpes “que afectan a la democracia”.

Asimismo, resaltaron las ponencias sobre la fragilidad del equilibrio de poderes y los latentes retos sociales, económicos y políticos que afectan a todos los países de la región.

“Cometemos un grave error al dar la democracia por sentada”, expuso Vladimiro Mujica, profesor titular de Arizona State University.

“Pensamos que la democracia se defiende por sí sola, y ésta es una errónea posición que conduce a que se desarrollen episodios negativos, como los que vemos en Venezuela hoy”, señaló el académico.

Mujica planteó además que la democracia en Latinoamérica ha sido “incapaz de acabar con la exclusión”, que diera lugar a la participación de todos los ciudadanos en el desarrollo de la sociedad.

Y resaltó que esa incapacidad ha conducido a “la manifestación del odio y el oportunismo político que trata de desplazar a quienes están en el poder”.

Más tarde mencionó que en el caso particular de Venezuela, la dirigencia del país “no vio” lo que venía y terminó adoptando un sistema dictatorial, parecido al de Cuba.

El profesor titular incluso mencionó que el cambio necesario, que deberían adoptar las sociedades, no debería basarse en la redistribución de riquezas, sino en generar riquezas para todos “porque si nos limitamos a redistribuir terminamos todos pobres”, que es lo que propone el castrismo en Cuba y el chavismo en Venezuela.

Contundente mensaje

De especial atención resultó la comparecencia Nicolás Pauccar Calcina, predicador de la comunidad indígena andina q’ero, afincada en las alturas de Los Andes, que logró emitir, con lenguaje simple, un contundente mensaje sobre la libertad y la democracia.

“Nuestra forma de vida (indígena) es democrática”, afirmó Pauccar Calcina, quien argumentó cómo, sin proponérselo, su comunidad induce al pensamiento y el respeto.

“Poco se nos pregunta porqué defendemos nuestra cultura, nuestros árboles, y es porque en ellos están nuestra forma de ver la vida”, y esclareció: “No es que no tengamos gobierno, sino que somos una sociedad en que cada persona es responsable de sí misma”.

El predicador andino q’ero enfatizó la necesidad de juntar ideas para solucionar los problemas. “La convergencia de los pensamientos conlleva a la protección de la democracia”.

“Cuando eso se logra, por encima de partidos políticos, no importa quien gobierne, porque perdurará la democracia. El enemigo no es el otro, es uno mismo”, sentenció.

Dignidad humana

Asdrúbal Aguiar, director ejecutivo de Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), abordó el peligro del riesgo dictatorial en los países latinoamericanos.

“De acuerdo a las nuevas realidades, la democracia está en peligro”, argumentó Aguiar, quien aludió a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el “respeto a la dignidad humana”, como sostén del concepto democrático.

Aguiar describió la relación existente entre el fascismo, el castrismo y el chavismo cuando estableció que se trata de “la ilegalidad legalizada, en la que se aplica la ley establecida con rigor contra quienes sean sus adversarios” y de esta manera el ciudadano “pierde el sentido de libertad porque puede terminar en la cárcel”.

Sobre la reciente convocatoria a elecciones en Venezuela, y otras, no ofrecen suficiente tiempo ni medios “para pensar, analizar y decidir, y los pueblos terminan poniéndose “sus propias cadenas”.

El sacerdote Pedro Freitez Romero.

Por otra parte, el sacerdote Pedro Freitez Romero estableció la relación entre Dios, el hombre y la naturaleza como vehículo para llegar a la “verdad” y la “democracia”.

Luis Fleischman, director de Interamerican Institute for Democracy, recalcó la urgencia de salvar la democracia, mientras Beatrice Rangel, analista internacional, subrayó la importancia de salvaguardar el estado de Derecho.

Fuente: DLA

Miaminews24.

0 241
Florida

(Miaminews24).- Cuatro ciudadanos peruanos fueron acusados de participar en un presunto complot en Miami para lavar miles de millones de dólares en oro de Latinoamérica y el Caribe obtenido mediante actividades delictivas como la minería ilegal, sobornos y narcotráfico.

La Fiscalía Federal del Distrito Sur de la Florida informó el martes que presentó cargos en noviembre del 2017 contra Pedro David Pérez Miranda, alias “Peter Ferrari” y “Peter” de 57 años; Gian Piere Pérez Gutiérrez “GP,” (33), Peter David Pérez Gutiérrez “Peter Jr.” (33), y José Estuardo Morales Díaz “Pepe Morales” (50).

Gian Piere Pérez Gutiérrez y Peter Davis Pérez Gutiérrez fueron arrestados en conexión con este presunto fraude.

En la acusación también se menciona a Samer H. Barrage, Renato J. Rodríguez y Juan P. Granda, quienes previamente se declararon culpables de conspiración en lavado de dinero en un caso relacionado.

Estos tres acusados y otros individuos conspiraron desde enero del 2013 hasta marzo del 2017 para comprar miles de millones de dólares en oro que “creían eran, o que de hecho eran producto de actividades delictivas (minería ilegal, soborno a extranjeros, contrabando, tráfico de narcóticos y el ingreso de bienes en los Estados Unidos por medios y declaraciones falsas), a través de Elemetal LLC, un distribuidor de metales preciosos que opera en el Sur de Florida”, indicó la Fiscalía Federal.

Oro ilegal

Las autoridades dijeron que los acusados conspiraron además para promover actividades delictivas al enviar miles de millones de dólares desde Estados Unidos a América Latina y el Caribe para fomentar la entrega de oro obtenido de manera ilícita.

En abril del 2016, los fiscales federales dijeron que era uno de los casos de lavado de dinero de mayor envergadura en el sur de la Florida y afirmaron que ha sacado a la luz el papel importante que tiene Miami como centro internacional en el comercio de oro.

“El oro ilegal, obtenido en violación de leyes extranjeras, es un grave problema en toda América Latina, y sobre todo, en Perú, donde la explotación ilegal de las minas es culpable de la devastación de grandes extensiones de bosques tropicales”, señaló el encausamiento divulgado en abril del año pasado.

Y se destacó que “el mercado internacional de oro se ha convertido en una práctica común para lavar el dinero obtenido en estas prácticas ilegales, así como en narcóticos y otras ganancias”.

Ambos casos son el resultado de la “Operación Arch Stanton” realizada por el Grupo de Trabajo para la Lucha contra el Narcotráfico Organizado, una asociación entre las agencias policiales federales, estatales y locales, indicó la Fiscalía Federal del Distrito Sur de la Florida.

Fuente: El Nuevo Herald

0 135
Banco Mundial

(Miaminews24).- “Los obstáculos son que hemos desarrollado a través de los años una estructura de comercio interregional que no ha sido la óptima. El Mercosur no resultó ser tan positivo como se pensaba”, señaló.

“Ahora por suerte el presidente (de Argentina, Mauricio) Macri está tratando con cierto éxito de acercar el Mercosur a la Alianza del Pacifico, o sea que si eso se concreta creo que va a ser un gran paso”, añadió.

Como otro desafío a superar Végh destacó a su vez el golpe que implicaron para algunos países caribeños los desastres naturales ocurridos este año, que costarán un gran esfuerzo de reconstrucción.

“Para las islas del Caribe ha sido un golpe terrible. El Banco Mundial ha estado ayudando lo más posible pero en todas estas islas estamos hablando de que hay que reconstruir gran parte de la infraestructura”, acotó.

En el caso de Centroamérica y México, indicó que siempre existe el peligro “de las amenazas proteccionistas de la administración norteamericana” y que es “muy difícil predecir qué es lo que va a suceder”.

En general, el experto consideró que no hay una previsión de crisis en la región. “Simplemente -concluyó- se nos acabó ese viento de cola tan fuerte que tuvimos por diez años, entonces ahora el barco va a andar un poquito más despacio y hay que ayudar un poco”.

Fuente: EFE

0 144

(Miaminews24).- Los intereses de los grandes capitales de EEUU necesitan de los países latinoamericanos y caribeños y para ello controlan la región al milímetro y con diversos medios.

“El rol de las fuerzas armadas de Estados Unidos será mantener la seguridad del mundo para nuestra economía y que se mantenga abierta a nuestro ataque cultural. Con esos objetivos, mataremos una cantidad considerable de gente”. Ralph Peters, Armed Forces Journal, agosto de 2006

Latinoamérica y la zona del Caribe constituyen la reserva “natural” de la geopolítica expansionista de la clase dominante de Estados Unidos. Desde la tristemente célebre Doctrina Monroe, formulada en 1823 (“América para los americanos”…, del Norte), la voracidad del capitalismo estadounidense ha hecho de esta región del planeta su obligado patio trasero.

En todos los países de esta gran zona geográfica, desde el momento mismo del nacimiento de las aristocracias criollas, el proyecto de nación fue siempre muy débil. Estas oligarquías y “sus” países no nacieron -distintamente a las potencias europeas, o al propio Estados Unidos en tierra americana- al calor de un genuino proyecto de nación sostenible, con vida propia, con vocación expansionista; por el contrario, volcadas desde su génesis a la producción agroexportadora primaria para mercados externos (materias primas con muy poco o ningún valor agregado), su historia está marcada por la dependencia, incluso por el malinchismo. Oligarquías con complejo de inferioridad, buscando siempre por fuera de sus países los puntos de referencia, racistas y discriminadoras con respecto a los pueblos originarios -de los que, claro está, nunca dejaron de valerse para su acumulación como clase explotadora-, toda su historia como segmento social, y por tanto la de los países donde ejercieron su poder, va de la mano de potencias externas (España o Portugal primero, luego Gran Bretaña, y desde la doctrina Monroe en adelante, de Estados Unidos).

No queda ninguna duda que, en muy buena medida, el atraso comparativo y el clima de represión que han vivido los países de América Latina y del Caribe a lo largo del siglo XX y en lo que va del presente, tiene como causa la política imperial de Washington. Ello podría llevar a pensar, quizá con algo de ingenuidad, en la “perfidia” de ese país. Sería, en tal caso, el imperio más sanguinario de la historia, con mayores ansias de dominación, perverso por antonomasia.

Pero esa visión es corta, parcial, incorrecta en términos de análisis político-social. La situación concreta de Latinoamérica y su sujeción a los dictados de la Casa Blanca deben entenderse en la lógica del sistema imperante: el capitalismo, y en la dinámica propia que el mismo conlleva.

El capitalismo, desde sus albores, mostró una tendencia irrefrenable: su expansión como sistema y la concentración del capital. La necesidad de mercados, nuevos y cada vez más variados y extendidos, le es intrínseca. “La tarea específica de la sociedad burguesa es el establecimiento del mercado mundial (…) y de la producción basada en ese mercado. Como el mundo es redondo, esto parece tener ya pleno sentido”, anunciaba Marx en 1858. Con el grito de “¡tierra!” proferido por Rodrigo de Triana desde el palo mayor de la Santa María la madrugada del 12 de octubre de 1492, se inicia la expansión del capitalismo y la verdadera globalización. Ahí la Tierra efectivamente se hace redonda, y los capitales comienzan a esparcirse planetariamente en búsqueda de 1) mercados (para realizar la plusvalía), y 2) de materias primas para la producción de nuevas mercancías, inventando interminablemente nuevas necesidades.

Todos los continentes se interconectan comercialmente desde aquel momento, y tres siglos después ya están totalmente definidas las tendencias: Estados Unidos aparece como la potencia emergente, con una dinámica de crecimiento que supera al capitalismo europeo. Sus ansias expansionistas se hacen insaciables ya a mediados del siglo XIX (aparece la Doctrina Monroe), y los países latinoamericanos terminan siendo su retaguardia.

Entrado el siglo XXI, la situación se mantiene igual. Según expresara con total naturalidad Colin Powell en el 2002, entonces Secretario de Estado de la Administración Bush cuando la potencia del norte intentaba poner en marcha un proyecto de libre comercio panamericano, el ALCA -Área de Libre Comercio de las Américas-: “Nuestro objetivo con el ALCA es garantizar para las empresas estadounidenses el control de un territorio que va del Ártico hasta la Antártida y el libre acceso, sin ningún obstáculo o dificultad, a nuestros productos, servicios, tecnología y capital en todo el hemisferio”. Dicho en otros términos: un continente cautivo para la geoestratégia de dominación de Washington basada en el saqueo institucionalizado de materias primas, recursos naturales, mano de obra barata y precarizada e imposición de sus propias mercaderías en una zona de reinado del dólar. Por supuesto que la dependencia se asegura también con la injerencia en las políticas internas de cada país, y en último término, en las armas (léase: sus bases militares que hoy atenazan todo el subcontinente, desde Centroamérica a la Patagonia, en un número desconocido pero no inferior a 70).

Lo que establecen los llamados “tratados de libre comercio” impuestos por la Casa Blanca, firmados en forma bilateral por Washington y distintos países de la región, no deja lugar a dudas de quién manda y quién fija las reglas de juego: 1) Servicios: todos los servicios públicos deben abrirse a la inversión privada, 2) Inversiones: los gobiernos se comprometen a otorgar garantías absolutas para la inversión extranjera, 3) Compras del sector público: las compras del Estado se abren a las empresas transnacionales, 4) Acceso a mercados: los gobiernos se comprometen a reducir, llegando a eliminar, los aranceles de protección a la producción nacional, 5) Agricultura: libre importación y eliminación de subsidios a la producción agrícola, 6) Derechos de propiedad intelectual: privatización y monopolio del conocimiento y las tecnologías, 7) Subsidios: compromiso de los gobiernos a la eliminación progresiva de barreras proteccionistas en cualquier ámbito, 8) Política de competencia: desmantelamiento de los monopolios nacionales, 9) Solución de controversias: derecho de las transnacionales de enjuiciar a los países en tribunales internacionales privados.

¿Por qué sucede esto? No por una maldad inmanente de los halcones que gobiernan desde Washington; es el sistema socio-económico imperante el que lleva a este estado de cosas. El capitalismo actual, absolutamente globalizado y dominador completo de la escena política internacional en estos momentos, tiene en Estados Unidos su principal exponente. Los megacapitales que manejan el mundo siguen siendo, en fundamental medida, estadounidenses, hablan en inglés y se rigen por el dólar. Ese capitalismo desenfrenado necesita en forma creciente materias primas y energía. La mundialización del “american way of live” lleva a un consumo interminable de recursos. Poder asegurarse esos recursos y las fuentes energéticas, otorga la posibilidad de manejar la Humanidad. Henry Kissinger lo dijo sin ambages en 1973: “Controla los alimentos y controlarás a la gente, controla el petróleo y controlarás las naciones, controla el dinero y controlarás el mundo”. Esa es la consigna con la que la clase dominante de Estados Unidos maneja las cosas. Si algo falla en ese cometido: ahí están sus poderosas fuerzas armadas siempre listas para intervenir.

Latinoamérica entra en esa lógica de dominación global, ante todo, como proveedora de materias y primas y fuentes energéticas. El 25% de todos esos recursos que consume Estados Unidos provienen del subcontinente latinoamericano. Es imprescindible saber que de las distintas reservas planetarias, el 35% de la potencia hidroenergética, el 27% del carbón, el 24% del petróleo, el 8 % del gas y el 5% del uranio se encuentran en esta región. A lo que debe agregarse el 40% de la biodiversidad mundial y el 25% de cubierta boscosa de todo el orbe, así como importantes yacimientos de minerales estratégicos (bauxita, coltán, niobio, torio), además del hierro, fundamentales para las tecnologías de punta (incluida la militar), impulsadas en gran medida por el capitalismo estadounidense. Esa búsqueda insaciable de minerales metálicos y no metálicos, imprescindibles para los nuevos procesos productivos, ha traído como consecuencia una masiva entrada de explotaciones extractivas en toda la región, con capitales de Estados Unidos básicamente, a veces enmascarados en empresas canadienses, presuntamente más respetuosas en los cuidados medioambientales, pero siempre en la lógica de acumulación por desposesión (aniquilando biosfera, pueblos originarios y culturas ancestrales).

Debe agregarse que en esta nueva fiebre conquistadora -como en pasadas épocas coloniales- vuelve a cobrar gran importancia el oro, no tanto por su utilidad práctica en la industria, sino como posible reemplazo del dólar, dada la tendencia a la baja en el concierto internacional que presenta la moneda estadounidense. Para desgracia de sus habitantes, Latinoamérica es un enorme reservorio de este metal precioso. La actual avalancha extractivista ha disparado sus precios al alza, y su explotación intensiva no repara en daños a la ecología. Por supuesto, el único beneficiado en todo esto es el gran capital estadounidense.

La deuda externa de toda la región hipoteca eternamente el desarrollo de los países, y sólo algunos grandes grupos locales -en general unidos a capitales transnacionales- crecen; por el contrario, las grandes mayorías populares, urbanas y rurales, decrecen continuamente en su nivel de vida. Lo que no cesa es la transferencia de recursos hacia Estados Unidos, ya sea como pago por servicio de deuda externa o como remisión de utilidades a las casas matrices de las empresas que operan en la región.

Definitivamente, entonces, la gran potencia del norte necesita de Latinoamérica. La noción de “patio trasero” es patéticamente verídica: de aquí extrae cuantiosos recursos en la actualidad, es su reserva estratégica (Venezuela, por ejemplo, almacena en su subsuelo 300.000 millones de barriles de petróleo, suficientes para 341 años de producción al ritmo actual, o el Acuífero Guaraní, en la triple frontera argentino-brasileño-paraguaya incluyendo también a Uruguay, es una reserva de agua dulce fabulosa -en la actualidad, solo en Brasil alrededor de 500 ciudades se surten de él-), le posibilita mano de obra barata para su producción transferida desde su territorio (maquilas, ensambladoras, call centers) y, pese a la actual política anti-migratoria de la Administración Trump, sigue proporcionándole recurso humano casi regalado para la industria, el agro y servicios a través de los interminables ejércitos de indocumentados que siguen llegando a su geografía. Sin contar con el mercado cautivo que tiene para los productos que continúa elaborando en su propio país, y que obliga a consumir en Latinoamérica (piénsese en Hollywood, por ejemplo: el 85% de las películas que se ven en nuestros países provienen de Estados Unidos; o la dependencia científico-técnica en que se encuentra la región, virtual esclava institucionalizada de las “marcas registradas” de infinidad de mercaderías que llegan del norte).

Todos estos intereses -vitales sin dudas para el mantenimiento de sus privilegios- la clase dirigente estadounidense se cuida muy bien de no perderlos. Para ello está su política exterior latinoamericana, consistente básicamente en el papel que juegan sus gobiernos, no importando si son demócratas o republicanos: la historia ya se muestra escrita desde siempre. Desde la época de Simón Bolívar, quien en 1829 dijera que “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”, a nuestros días, la tendencia se mantienen similar. Para graficarlo, se podría apelar a una humorada muy pertinente: “En Estados Unidos no hay golpes de Estado porque no hay embajada americana”. Tal como lo expresa el Documento Santa Fe IV, titulado “Latinoamérica hoy”, del año 2000: “El poder del país [Estados Unidos] se basó ante todo en este hemisferio [Latinoamérica], a veces llamado Fortaleza América”. En otros términos: la región es vital para el proyecto hegemónico de Washington.

Dicho de otro modo: los intereses de los grandes capitales estadounidenses necesitan de los países latinoamericanos y caribeños. Para ello controlan la región al milímetro. La controlan con diversos medios: con la manipulación injerencista en la política local, con la dependencia tecnológica, con la impagable deuda externa, con la sujeción comercial. Y cuando todo ello no alcanza, con las armas.

Tanto el Documento Santa Fe IV -clave ideológica de los actuales halcones ligados al complejo militar-industrial, que son quienes realmente fijan la política exterior- como el “Documento Estratégico para el año 2020 del Ejército de los Estados Unidos” o el informe “Tendencias Globales 2015” del Consejo Nacional de Inteligencia, organismo técnico de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), presentan las hipótesis de conflicto social desde una óptica de conflicto militar. La reducción de la pobreza y el combate contra la marginación recogidas en la ambiciosa (y quizá incumplible en los marcos del capitalismo) agenda de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible 2015-2030”, de Naciones Unidas, es algo que no entra en los planes geoestratégicos del imperio. Al que proteste o intente ir contra sus intereses hegemónicos: ¡mano dura! No hay otra respuesta.

Para eso están las alrededor de 70 bases militares con alta tecnología resguardando toda Latinoamérica y el Caribe. En realidad, dada la secretividad con que se mueve esta información, no hay seguridad del número exacto de instalaciones militares estadounidenses en la región, pero es sabido que están y no dejan de crecer, lo que se complementa con la Cuarta Flota Naval, destinada a accionar en toda América Central y del Sur. Lo cierto es que su alto poder de fuego, su rapidísima posibilidad de movilidad y sus acciones de inteligencia a través de las más sofisticadas tecnologías de monitoreo y espionaje, permiten a Washington un control total de la zona.

¿Por qué tanto control? Las excusas del combate al narcotráfico o al terrorismo internacional quedan cortas. La instalación más grande y poderosa se está construyendo en Honduras, muy cerca de las reservas petrolíferas de Venezuela. ¿Coincidencia? En el Chaco paraguayo se localiza la base Mariscal Estigarribia, pudiendo albergar 20.000 soldados, cerca del Acuífero Guaraní y de las reservas de gas de Bolivia. ¿También coincidencia? Cuando luego de décadas de inactividad se reactivó la Cuarta Flota Naval, el entonces presidente brasileño Lula da Silva se preguntó: “Ahora que hemos descubierto petróleo a 300 kilómetros de nuestras costas, nos gustaría que Estados Unidos por favor nos explique lo que está en la lógica de esta flota en una región tan pacífica como esta”.

Está claro que Latinoamérica es un territorio ocupado por la geopolítica hemisférica de la Casa Blanca. Y no hay, precisamente, fortuitas “coincidencias” entre su intervencionismo (político o militar) y los intereses que defiende. Hay, para decirlo con exactitud, una calculada agenda de dominación. “Con esos objetivos”, tal como asevera el epígrafe: el de mantener la supremacía mundial como potencia para asegurar un capitalismo consumista y depredador, “mataremos una cantidad considerable de gente”. El despliegue de fuerzas militares en nuestros países no lo permite dudar.

Pero no está todo perdido. Si bien Estados Unidos parece una potencia invencible, no lo es. La historia nos lo demuestra. Aunque su control sobre nuestros territorios se muestra omnímodo, siempre quedan resquicios. La historia de la Humanidad, en definitiva, es una larga, interminable lucha entre opresores y oprimidos. Y la historia ¡no está terminada!, como triunfalmente cantara el sistema hace unos años atrás, tras la caída del Muro de Berlín. Si tanto se arma el imperio para controlar, es porque sabe que en algún momento la olla de presión puede explotar. Por eso, para no quedarnos con el amargo sabor que no hay salida ante tanta dominación, recordemos a Neruda: “Podrán cortar todas las flores, pero no detendrán la primavera”.

Con información de HispanTV.

Miaminews24.

0 365
Rusia

(Miaminews24).- Faltan pocos meses para que uno de los eventos deportivos más grandes del mundo se lleven a cabo, por primera vez en la historia, en Rusia.

Como es tradicional, algunos cantantes, marcas comerciales y federaciones futbolísticas crean canciones para celebrar el torneo.

Éxitos como “La copa de la vida” de Ricky Martin (Francia 1998), “Que el futbol no pare” de Patricia Manterola (Corea – Japón 2002) y el “Waka Waka” de Shakira (Sudáfrica 2010).

Mundial Rusia 2018

Fueron algunos de los éxitos que marcaron el año de los mundiales de fútbol y dejaron una huella en la cultura pop del mundo.

Para el Mundial de Rusia 2018 aún no se ha publicado la canción ni el cantante oficial que le dará ritmo al evento, pero ya para la nación eslava se produjo la primera presentación.

La cantante pop y de baladas, Polina Gagarina, el rapero Egor Kreed y el Dj Smash le dan vida a “Comanda 2018” (Equipo 2018, en ruso).

En la que se anima a todos a participar en el Mundial

Aunque no puede compararse con las canciones hispanoamericanas, “Comanda 2018” responde y está dirigida al público ruso.

Por lo que nuestro continente tendrá que esperar un poco más para darle ritmo al próximo año.

Fuente: Farandi

Miaminews24.

 

 

0 184
Miami
Luis Javier Díaz de Miami Equipment & Export en una subasta en Orlando. Cortesía

(Miaminews24).- Dos empresarios de Miami fueron declarados culpables en Nueva York por un elaborado operativo de lavado de dinero con el que transfirieron a cuentas bancarias de Estados Unidos más de $100 millones provenientes de compañías de Latinoamérica, principalmente de Venezuela.

Luis Díaz, de 75 años, y Luis Javier Díaz, de 50, realizaron los envíos ilegales de dinero entre los años 2010 y 2016 a través de su compañía Miami Equipment & Export, con sede en Doral y cuyo portal digital sigue indicando que están “sirviendo el mercado de exportación desde 1983”.

Los documentos presentados en la corte muestran que Miami Equipment & Export transfirió dinero de numerosas entidades extranjeras, como el Consorcio KCT, una empresa con varios contratos públicos con el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro.

Según las pruebas, los Díaz recibieron el dinero de esta compañía venezolana y lo enviaron a cuentas bancarias en el extranjero de compañías fantasma de funcionarios del gobierno de Venezuela, empleados de KCT en Venezuela y otras personas que no tenían ninguna relación con Miami Equipment.

Según la periodista Maibort Petit, que cubrió actividades del caso, algunos de los venezolanos beneficiados por estas transferencias son Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas; su hermano Fidel Ramírez Carreño, y Rafael Cid Montes.

Por todas estas actividades, Miami Equipment recibió más de $1 millón en honorarios de parte de KCT.

Estas transferencias fueron realizadas ilegalmente porque durante ese tiempo “la compañía no estaba registrada en el estado de Florida ni en la Red de Control de Delitos Financieros (FinCEN), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, como lo exigen las leyes estatales y federales aplicables a las empresas de transferencia de dinero”, explicó la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) en un comunicado de prensa.

Al operar sin esta licencia, Miami Equipment & Export daba sus clientes la oportunidad de mover dinero a través del sistema financiero de Estados Unidos sin levantar las sospechas de entidades encargadas de monitorear actividades dudosas.

“Al pasar por entidades sin licencia como esta compañía, las empresas extranjeras se aseguran de que los patrones sospechosos de transferencias no se detecten ni se denuncien como posibles actividades de lavado de dinero u otros delitos financieros”, detallan las agencias de inmigración.

Ambos Díaz fueron detenidos en diciembre de 2016 en Miami y declarados culpables el pasado miércoles de lavado de dinero y operar una empresa de transferencia de dinero sin licencia.

El hijo fue declarado culpable de confabularse para realizar actividades internacionales de lavado de dinero y de confabularse para operar una empresa de transferencia de dinero sin licencia.

Serán sentenciados en marzo del 2018 y podrían ser condenados a un máximo de 20 años de prisión por los cargos de lavado de dinero.

Fuente: El Nuevo Herald

0 169

(Miaminews24).- El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergueí Lavrov, dijo en Bakú que todos los países miembros de Mercosur, además de otras naciones de la región latinoamericana, “hacen cola” para cerrar acuerdos con la Unión Económica Euroasiática (UEE) liderada por Rusia.

“Ya tenemos una cola de países que quieren cerrar acuerdos con la Unión Económica Euroasiática, ya sean de libre comercio o de cooperación. Incluidos países como Chile y toda la organización Mercosur”, dijo Lavrov durante su intervención ante los estudiantes de la Academia Diplomática de Azerbaiyán.

En su visita a Moscú la semana pasada, el canciller de Argentina, Jorge Faurie, apostó por impulsar el acuerdo entre Mercosur y Rusia, pero también abrir la puerta al diálogo entre Mercosur y la UEE, liderada por Moscú e integrada además por Kazajistán, Kirguizistán, Armenia y Bielorrusia.

El Mercado Común del Sur (Mercosur) está integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela, aunque el estatus de miembro de este último país está suspendido desde agosto de este año.

Lavrov inició hoy una gira de dos días por Azerbaiyán y Armenia durante la que se reunirá con sus colegas: el azerbaiyano Elmar Mamediárov y el armenio Edvard Nalbandián.

El conflicto entre Armenia y Azerbaiyán por la autoproclamada república secesionista de Nagorno Karabaj será uno de los temas centrales de las reuniones.

“Trataremos de saber en qué punto nos encontramos en cuanto a los esfuerzos para solucionar el conflicto de Karabaj”, dijo la semana pasada el propio Lavrov al comentar su gira al Cáucaso Sur.

El conflicto de Nagorno Karabaj se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando ese territorio azerbaiyano poblado mayoritariamente por armenios pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control del Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que denominan “franja de seguridad” y que permitió unir la región a Armenia.

Azerbaiyán exige que Armenia abandone los territorios ocupados, que conforman cerca del 20 % de la superficie total del país.

Con información de EFE.

Miaminews24.

0 232

(Miaminews24).- Con la premisa de ir más allá de la relación económica en la Alianza del Pacífico, y promover el hermanamiento a nivel cultural, los consulados de México, Colombia, Chile y Perú, inauguraron en Miami la exposición “Cuatro Abstracciones. Globalización y Localismo”.

La exposición inaugurada la víspera en el Instituto Cultural de México en Miami, contempla las obras de cuatro reconocidos artistas latinoamericanos: Juan Raúl Hoyos (Colombia, 1962), Carla Effa (Chile, 1988), Emilia Sirrs (México-USA, 1963) y Fernando de Szyszlo (Perú, 1925-2017).

“La Alianza del Pacífico es un tema que va más allá de lo económico y lo positivo es que podemos aprovechar la relación para promover también la cultura”, dijo a Notimex el cónsul general de México, Horacio Saavedra.

En la inauguración participaron además los cónsules de Chile, Eduardo Salinas; de Perú, Jorge Lázaro y la cónsul encargada de Colombia, Dora Lucía González.

La muestra que consta de 40 obras, incluye las obras más recientes en pintura, escultura e instalación, tanto de pioneros de la abstracción como Szyszlo y Sirrs, como también de jóvenes figuras que están renovando el escenario actual del arte abstracto latinoamericano como Hoyos y Effa.

Es un recorrido sintetizado por los distintos estilos que se han manifestado en la abstracción latinoamericana en los últimos 50 años, explica el curador cubano Dennys Matos, quien es crítico y ensayista.

“La abstracción es la tendencia que más ha reflexionado en torno a lo que es el proyecto de modernidad en América Latina y pensé que un proyecto como la Alianza Pacífico tenía una relación con esto”, afirmó Matos. De esta forma el espectador puede apreciar desde la abstracción lírica de Szyszlo en óleos y escultura, pasando por la pintura abstracto expresionista de Sirrs, hasta la abstracción geométrica de Effa, o el arte abstracto constructivista de Hoyos, con unos alambres de colchón montados sobre una base.

“La muestra recupera la historia de la rica tradición abstracta en América Latina, como un lenguaje que ha marcado las reflexiones del discurso artístico sobre el desarrollo del proyecto de modernidad socio cultural latinoamericana”, resaltó Matos. La muestra podrá ser visitada hasta el próximo 26 de enero.

La Alianza Pacífico firmada por los cuatro países en 2012, además de ser una plataforma de articulación económica y comercial, también destaca? que entre sus objetivos está el impulsar un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de las economías de las artes, con miras a lograr un mayor bienestar, la superación de la desigualdad socioeconómica y la inclusión social de sus habitantes .

Miaminews24.

VARIEDADES

0 2
(Miaminews24).-El primer juego en Grandes Ligas para todo pelotero es algo especial. Es saber que se ha conseguido un logro por el que se...