McDonald’s enfrenta una demanda millonaria por acusación de racismo

130

Al menos 50 exinversionistas de color presentaron una demanda a la famosa franquicia de comida rápida McDonald’s acusándola de racismo; alegando que no se les brindó el mismo apoyo que a los franquiciados blancos y prácticamente los indujeron a un “suicidio financiero”.

La demanda se hace por una compensación de hasta $5 millones por tienda. La demanda fue presentada este martes en un tribunal federal de Chicago, Illinois, donde la empresa tiene su sede.

Te puede interesar: Floridanos desempleados recibirán 300$ en un cheque de estímulo

Los demandantes, dueños de al menos 200 locales de hamburguesas solo en el territorio estadounidense declararon que se vieron en la obligación de vender algunas de estos recintos durante la última década debido a las acciones de la franquicia.

Según la demanda, McDonald’s los administró hacia las tiendas de  barrios pobres con menores volúmenes de venta y mayores costos de seguridad y seguro. Presuntamente, la compañía les proporcionaba información financiera engañosa o los presionaba para que decidieran rápidamente cuando una tienda estaba disponible.

«Los ingresos están determinados por una cosa y una sola: la ubicación», aseguró James Ferraro, el abogado de Miami que representa a los demandantes.

Una vez los propietarios accedían a realizar el pago de concesión, la compañía luego les requería hacer la reconstrucción o remodelación del local en un periodo corto de tiempo en comparación. También afirman que se les negó la oportunidad de comprar licencias en locales más rentables o en mejores vecindarios.

Como resultado, los demandantes promediaron ventas de 2 millones de dólares por año. En comparación, una tienda promedio de McDonald’s en Estados Unidos generó 2,7 millones de dólares anuales entre 2011 y 2016 y 2,9 millones en 2019, añade la demanda.

McDonald’s y su historia con el racismo

No es primera vez que el afamado restaurante de hamburguesas recibe acusaciones o demandas de este tipo.

En 1996, los directores de McDonald’s reconocieron que los franquiciados negros lograban el paralelismo con sus homólogos blancos y acordaron hacer cambios.

Sin embargo, dentro de los casos más recientes, otros dos ejecutivos de color demandaron a la empresa. Afirmando que McDonald’s había calificado sus restaurantes con mayor dureza que a los de blancos y había puesto en práctica planes de negocios que tenían un impacto discriminatorio.

Por otro lado y en contraposición, McDonald’s rectifica que en estos momentos no está de acuerdo con la caracterización de las acusaciones. Señaló que el 45% de sus oficiales corporativos y todos sus vicepresidentes de campo son personas de color.

Redacción de MiamiNews24 con información de Telemundo/CBS/20 Minutos