Etiquetas Mensajes etiquetados con "nasa"

nasa

0 20
Foto: Europa Press

Los investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, están cocinando una atmósfera alienígena aquí en la Tierra.

En un nuevo estudio, los científicos del JPL utilizaron un “horno” de alta temperatura para calentar una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono a más de 1.100 grados Celsius, aproximadamente la temperatura de la lava fundida. El objetivo era simular las condiciones que podrían encontrarse en las atmósferas de una clase especial de exoplanetas llamados “Júpiter calientes”.

Los Júpiter calientes son gigantes gaseosos que orbitan muy cerca de su estrella madre, a diferencia de cualquiera de los planetas de nuestro sistema solar. Mientras que la Tierra tarda 365 días en orbitar el Sol, los Júpiter calientes orbitan sus estrellas en menos de 10 días. Su proximidad a una estrella significa que sus temperaturas pueden variar de 530 a 2.800 grados Celsius o incluso más calientes. En comparación, un día caluroso en la superficie de Mercurio (que tarda 88 días en orbitar el Sol) alcanza aproximadamente los 430 grados Celsius.

“Aunque es imposible simular exactamente en el laboratorio estos entornos de exoplanetas duros, podemos acercarnos mucho”, dijo en un comunicado Murthy Gudipati, científico principal de JPL, quien encabeza el grupo que realizó el nuevo estudio, publicado en Astrophysical Journal.

El equipo comenzó con una mezcla química simple compuesta principalmente de gas hidrógeno y un 0,3 por ciento de gas monóxido de carbono. Estas moléculas son extremadamente comunes en el universo y en los primeros sistemas solares, y podrían componer razonablemente la atmósfera de un Júpiter caliente. Luego, el equipo calentó la mezcla a entre 330 y 1.230 grados Celsius.

El equipo también expuso la mezcla a una alta dosis de radiación ultravioleta, similar a lo que un Júpiter caliente experimentaría orbitando tan cerca de su estrella madre. La luz UV demostró ser un potente ingrediente. Fue en gran parte responsable de algunos de los resultados más sorprendentes del estudio sobre la química que podría tener lugar en estas atmósferas tostadas.

Los Júpiter calientes son grandes para los estándares de planeta e irradian más luz que los planetas más fríos. Tales factores han permitido a los astrónomos reunir más información sobre sus atmósferas que la mayoría de los otros tipos de exoplanetas. Esas observaciones revelan que muchas atmósferas calientes de Júpiter son opacas a grandes alturas. Aunque las nubes podrían explicar la opacidad, se vuelven cada vez menos sostenibles a medida que disminuye la presión, y se ha observado la opacidad cuando la presión atmosférica es muy baja.

Los científicos han estado buscando otras explicaciones que no sean las nubes, y los aerosoles (partículas sólidas suspendidas en la atmósfera) podrían ser una. Sin embargo, según los investigadores del JPL, los científicos no sabían cómo se podían desarrollar los aerosoles en las atmósferas calientes de Júpiter. En el nuevo experimento, la adición de luz UV a la mezcla química caliente hizo el truco.

“Este resultado cambia la forma en que interpretamos esos ambientes nebulosos y calientes de Júpiter”, dijo Benjamin Fleury, científico investigador del JPL y autor principal del estudio. “En el futuro, queremos estudiar las propiedades de estos aerosoles. Queremos entender mejor cómo se forman, cómo absorben la luz y cómo responden a los cambios en el medio ambiente. Toda esa información puede ayudar a los astrónomos a comprender lo que están viendo cuando observan estos planetas”.

El estudio produjo otra sorpresa: las reacciones químicas produjeron cantidades significativas de dióxido de carbono y agua. Si bien se ha encontrado vapor de agua en las atmósferas calientes de Júpiter, la mayoría de los científicos esperan que esta preciosa molécula se forme solo cuando hay más oxígeno que carbono.

El nuevo estudio muestra que el agua puede formarse cuando el carbono y el oxígeno están presentes en cantidades iguales. (El monóxido de carbono contiene un átomo de carbono y un átomo de oxígeno). Y aunque se formó algo de dióxido de carbono (un átomo de carbono y dos átomos de oxígeno) sin la adición de radiación UV, las reacciones se aceleraron con la adición de luz de estrella simulada.

0 25

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, afirmó este lunes que el regreso a la Luna forma parte de un plan “sostenible” que convertirá este satélite en una base de “pruebas” para un ambicioso proyecto: organizar la primera misión tripulada a Marte y descubrir posible vida en otros planetas.

Esta primera misión a la Luna quiere ser, por primera vez, “sostenible”, es decir, que la presencia humana en su superficie sea duradera y “podamos conocer todas sus partes”, explicó Bridenstein junto a un cartel donde se leía: “Explorar de la Luna a Marte. La Luna ilumina el camino”.

La NASA se ha embarcado en la construcción de la base espacial Gateway, que orbitará con energía solar de “gran eficiencia” alrededor de la Luna y contará con la contribución de otras agencias espaciales y de empresas privadas.

“Hay cientos de miles de toneladas de agua en la Luna y no se trata de ir allí una y otra vez, sino de aprender con el uso de robots y la acción humana”, agregó el administrador de la NASA.

Bridenstine hizo referencia así al exitoso viaje de prueba a la Estación Espacial Internacional (EEI) realizado por la compañía estadounidense SpaceX, cuya cápsula no tripulada Crew Dragon retornó el viernes pasado a la Tierra. Quedó confirmada así la capacidad de SpaceX para enviar al espacio módulos con astronautas y la posibilidad de convertir a la NASA en su cliente.

Los científicos del SpaceX y de la NASA celebraron con júbilo y vítores en la estación del centro Espacial Kennedy el regreso exitoso de la cápsula y, ese día, Bridenstine señaló que era el “amanecer de una nueva era y un increíble logro en la historia de Estados Unidos”.

Un éxito que hace que SpaceX se acerque al hito de poner en marcha los primeros vuelos comerciales al espacio con humanos a bordo, tras el lanzamiento en marzo pasado de esta cápsula no tripulada hacia la EEI.

El administrador de la NASA se refirió a continuación a la apasionante apuesta por llegar a Marte, un planeta, indicó, que “estuvo cubierto una vez de agua y eso quiere decir que fue habitable”, algo que “sabemos ahora por los compuestos orgánicos complejos” detectados en su superficie.

“La posibilidad de encontrar vida en otros planetas ha aumentado, si hablamos de vida microbiana”, precisó, para añadir que el presupuesto para 2020 permitirá “la búsqueda de vida en otros planetas”.

La emblemática agencia espacial, que hasta ese momento había sido el sueño de millones de personas alrededor del mundo, se hizo realidad hace sesenta años después de que el entonces presidente estadounidense, Dwight Eisenhower (1953-1961), firmase la ley para crearla.

En este tiempo, la NASA ha logrado completar con éxito numerosas misiones espaciales, aunque en la retina de la humanidad siempre estará presente la Apolo 11, que puso al primer ser humano en la Luna en 1969. El cincuentenario de esa hazaña mundial se va a celebrar con numerosas actividades.

Si todo va según lo previsto, en abril próximo SpaceX llevará a cabo un nuevo test de vuelo para probar un sistema de emergencia y, meses más tarde, probablemente en julio, transportará por primera vez a dos astronautas de la NASA a la estación espacial, donde permanecerán dos semanas.

Fuente: El Universal

0 29
referencial

En febrero la NASA compartió imágenes satelitales de la plataforma de hielo de Brunt, situada en la Antártida. La agencia espacial advirtió de una enorme grieta que se está formando en la zona. El alarmante proceso natural hizo que los investigadores del Reino Unido cerraran su base científica permanente, la base Halley, ubicada en la región.

Sin embargo, es probable que la futura grieta no afecte a la base, dado que esta posiblemente se formaría más cerca del océano. Al mismo tiempo, el aumento de la fractura seguramente obstaculizaría la evacuación del personal de la estación.El director del Relevamiento Antártico Británico (BAS, por sus siglas en inglés), David Vaughan, indicó que la institución tiene una red de unas 15 bases en la zona que transmiten información sobre los cambios del relieve antártico.

En una entrevista a la BBC, el investigador constató que aún no se han producido grandes deformaciones del hielo cerca de la Base de Halley.

Las fotos satelitales dejan observar otra grieta que había permanecido sin cambios a lo largo de 35 años, pero recientemente empezó un aumento de cuatro kilómetros anuales.

El futuro próximo de la plataforma de Brunt dependerá de cómo crecerán las fracturas existentes, afirman los glaciólogos de la NASA. Si las grietas coinciden hacia el sur de los montes de hielo de McDonald, es probable que la plataforma de hielo se desestabilice.Actualmente la fractura se encuentra ya a pocos kilómetros de los montes de hielo de McDonald y de la propia grieta de Halloween y cuando llegue hasta ellos, la zona del glaciar que se desprenderá será de 1.700 kilómetros cuadrados como mínimo.

cortesía:sputniknew

0 51

La Antártida perderá muy pronto un bloque de hielo cuya superficie total es de más de 1.000 kilómetros, según la NASA, lo que generará un iceberg con un tamaño que será el doble de grande que toda la ciudad de Nueva York.

La agencia espacial aseguró hoy en un comunicado que el bloque de hielo se desprenderá por una grieta que apareció en octubre de 2016 y que no ha dejado de hacerse más larga y profunda.

Aunque los científicos no especificaron el momento en que ocurrirá, sí alertaron de que esta ruptura podría afectar al resto de la plataforma continental y, por tanto, a toda la infraestructura científica allí dispuesta.

En su anuncio la NASA comparó una fotografía de esa zona, realizada desde el satélite Landsat, fechada en enero de 1986 con otra de enero de 2019 donde se aprecia una grieta que cruza de oeste a este toda la parte que previsiblemente se desprenderá, y cuya forma es la de un cabo costero.

Cuando esta fisura se encuentre con otra que cruza el cabo de sur a norte, el territorio quedará convertido en un enorme iceberg cuya dirección es imprevisible, así como el efecto que causará en el resto de la superficie de esa zona de la Antártida.

La segunda brecha ya existía y se mantuvo estable durante 35 años, indicó la NASA, pero su crecimiento se aceleró repentinamente y ha ido prolongándose hacia el norte a una velocidad superior a 4 kilómetros al año.

 

Aunque el iceberg que nacerá parece gigantesco, en realidad no lo es para los estándares antárticos, dijo la NASA, aunque afirmó que “aún será significativo”.

“Puede que sea el iceberg más grande que se haya roto en la plataforma de hielo Brunt desde que comenzaron las observaciones en 1915”, apuntó agencia espacial en su sitio web.

“Los científicos estudian ahora si la pérdida provocará que la superficie cambie aún más y posiblemente se vuelva inestable o se rompa”, alertó.

Las crecientes grietas que fracturan la superficie de la Antártida han generado preocupaciones de seguridad para las personas que trabajan en la plataforma, en particular los investigadores de la Estación Halley de British Antarctic Survey.

Esta base, que es una de las principales para la investigación de la Tierra, la atmósfera y la ciencia espacial, generalmente funciona durante todo el año, pero se ha cerrado dos veces en los últimos años por cambios impredecibles en el hielo.

Fuente: Diario las Américas

0 39
CC0 / SpaceX / DSCOVR/cortesía

SpaceX ha presentado una protesta judicial contra el contrato de casi 150 millones de dólares que la NASA adjudicó recientemente a su principal rival, una empresa conjunta entre Lockheed Martin y Boeing.

“SpaceX ofreció una solución con una confianza extraordinariamente alta en el éxito de la misión a un precio dramáticamente más bajo que la cantidad del premio”, dijo la compañía en un comunicado dirigido al periódico The Washington Post.

“Así que creemos que la decisión de pagar mucho más a Boeing y Lockheed por la misma misión no era la mejor para la agencia ni para los contribuyentes estadounidenses”, agregó.

Lanzamiento del cohete Falcon Heavy de SpaceX (archivo)

United Launch Alliance, o ULA, es la empresa formada por Lockheed Martin y Boeing para competir por los contratos para lanzamientos de cohetes gubernamentales. Como resultado de la protesta, la NASA emitió una orden para impedir a ULA prepararse para la misión.La empresa conjunta recibió el contrato de la NASA para lanzar una nave espacial llamada Lucy para explorar los asteroides troyanos alrededor de Júpiter en un viaje que duraría 12 años.

SpaceX y ULA han estado en conflicto durante años. SpaceX afirmaba que debería poder competir por los contratos de lanzamiento de seguridad nacional servidos únicamente por la otra empresa. ULA respondió diciendo que no se podía confiar en SpaceX para lanzar satélites tan críticos y que estaba tratando de “recortar gastos” para ganar los lucrativos contratos, a lo que SpaceX contestó diciendo que “ULA no cree en la competencia. Los monopolistas nunca lo hacen”.

La superficie de Marte (ilustración)

SpaceX eventualmente ganó la certificación que le permitía competir contra ULA. Desde entonces, ha ganado varios contratos y completado una misión, el lanzamiento de un satélite GPS.Recientemente, la oficina del inspector general del Pentágono anunció que estaba revisando la certificación de SpaceX a través de una auditoría “autoiniciada”.

0 59

La NASA anunció hoy que la sonda que orbita la atmósfera de Marte se acercará aún más hoy al planeta rojo para convertirse en un satélite de retransmisión de datos para el vehículo explorador de la misión Marte 2020 de la agencia espacial que será lanzado el próximo año.

La operación reducirá el punto más alto de la órbita elíptica de la nave espacial de 6.200 a 4.500 kilómetros sobre la superficie, indicó el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

En los próximos meses, los ingenieros de la NASA aprovecharán la resistencia de la atmósfera superior de Marte para reducir gradualmente la velocidad de la nave espacial, órbita por órbita.

La órbita de esta nave espacial de cuatro años llamada Maven, siglas en inglés de Mars Atmosphere and Volatile Evolution, no será drásticamente más corta que su actual órbita, pero incluso este pequeño cambio mejorará significativamente su capacidad de comunicación.

“Es como usar un celular”, dijo Bruce Jakosky, principal investigador de Maven de la Universidad de Colorado, Boulder. “Mientras más cerca esté uno de una torre de telefonía móvil, más fuerte será la señal”.

Además, estar 1.500 kilómetros más cerca permitirá a la sonda orbitar Marte con más frecuencia: 6,8 órbitas por día terrestre, en comparación con las 5,3 anteriores, con lo que se comunicará con más frecuencia con el vehículo explorador de Marte.

Durante los periodos desocupados, Maven seguirá estudiando la estructura y composición de la atmósfera superior de Marte.

“La nave espacial Maven ha realizado una labor fenomenal en lo que respecta a enseñarnos cómo perdió Marte su atmósfera y a otras ideas científicas importantes sobre la evolución del clima marciano”, dijo Jim Watzin, director del Programa de Exploración de Marte de la NASA.

Maven ya completó su misión de dos años en el espacio, pero su combustible le permitirá continuar hasta el 2030, dijo la NASA.

El orbitador lleva una radio de frecuencia ultra alta que le permite transmitir datos entre la Tierra y los vehículos exploradores o módulos de aterrizaje en Marte, incluyendo el vehículo explorador Curiosity.

Los ingenieros de la NASA empezarán a reducir cuidadosamente la parte más baja de la órbita de la nave espacial hacia la atmósfera superior marciana en los próximos días encendiendo sus propulsores.

La nave espacial orbitará Marte a su altitud más baja cerca de 360 veces en los próximos dos meses y medio y perderá velocidad ligeramente con cada paso por la atmósfera, indicó la NASA.

Fuente: Xinhua español

 

0 35
nasa

El pasado miércoles, la agencia seleccionó el 2 de marzo como la fecha para el primer vuelo de prueba no tripulado, y una fecha no revelada en julio para cuando los astronautas estadounidenses finalmente protagonicen un lanzamiento y colocación en órbita desde suelo y con equipos estadounidenses.

Los astronautas no han viajado al espacio desde los EE. UU., a partir del cierre del programa de transbordadores de la NASA en 2011.

El programa de la tripulación comercial de la agencia ha estado trabajando con SpaceX “durante todo el mes de enero” para asegurarse de que esté “listo para aprender información crítica que nos ayudará a volar con mayor seguridad a nuestras tripulaciones”, dijeron los funcionarios.

La cápsula “Crew Dragon” de SpaceX se utilizará para ambos lanzamientos, el segundo de los cuales enviará a dos astronautas estadounidenses a la Estación Espacial Internacional.

“Todavía hay muchos pasos críticos que completar antes del lanzamiento y, si bien estamos anticipando ansiosamente estos lanzamientos, vamos a revisar nuestros preparativos de vuelo de prueba y las revisiones de preparación”, explicó la gerente de CCP, Kathy Lueders. “Estamos entusiasmados de ver que el hardware que hemos seguido a través del desarrollo, la integración y las pruebas en tierra se ponen en marcha”.

Según la NASA, el lanzamiento de julio no solo será histórico, sino también económico.

Se tiene previsto enviar a dos astronautas estadounidenses a la Estación Espacial Internacional.

“El Programa de la tripulación comercial de la NASA devolverá los lanzamientos de vuelos espaciales al suelo de los EE. UU., brindando acceso seguro, confiable y rentable a la órbita terrestre baja y a la estación espacial”, dijo la agencia, “en sistemas que cumplen con los requisitos de seguridad y rendimiento”.

“Todavía hay muchos pasos críticos para completar antes del lanzamiento”, señaló Lueders. “Y mientras estamos ansiosos anticipando estos lanzamientos, veremos los preparativos de vuelo de prueba y las revisiones de preparación”.

Los primeros dos vuelos de SpaceX serán finalmente “ensayos de vestuario” para futuras misiones que cuentan con astronautas a bordo, según los funcionarios.

La NASA también espera enviar astronautas al espacio usando cápsulas fabricadas por Boeing. El primer vuelo tripulado, sin embargo, no se espera hasta al menos agosto. Se supone que una prueba “sin tripulación” bajará en abril.

“Después de los vuelos de prueba, la NASA revisará los datos de rendimiento y resolverá cualquier problema necesario, para certificar los sistemas para las misiones operativas”, dijo la agencia. “Al igual que con todo el desarrollo de vehículos de vuelo espacial humano, aprender de cada prueba y ajustar según sea necesario para reducir el riesgo para la tripulación puede anular las fechas de planificación”.

Con información de New York Post/Cortesía:miamidiario

0 80

(MiamiNews24).-Es la primera sonda espacial que explorará el corazón de Marte. Y este lunes, consiguió aterrizar con éxito en el planeta rojo a las 19:53 GMT.

InSight, un proyecto de la NASA con participación de socios europeos, será la primera misión que coloque sismógrafos sobre el suelo marciano.

La misión cuenta con instrumentos que le permitirán perforar la superficie del planeta hasta una profundidad jamás alcanzada y medir los movimientos sísmicos del planeta rojo.

La sonda partió rumbo a Marte el 5 de mayo, y el aterrizaje de este lunes es considerado un logro espectacular.

Aterrizar en Marte es tan difícil que cerca de dos tercios de los intentos anteriores acabaron en fracaso.

¿Por qué es tan difícil aterrizar en Marte?

La sonda, de seis metros de largo y 700 kilos de peso, aterrizó en una región plana llamada Elyseum Planitia, que la NASA describe como “el mayor estacionamiento en Marte”.

Para descender en el lugar correcto, InSight debió ingresar en la atmósfera marciana dentro de una ventana de solamente 24km por 10km.

La entrada en la atmósfera y el descenso a la superficie requieren maniobras muy complejas.

La sonda tenía que ingresar a la atmósfera marciana a una velocidad seis veces superior a una bala de alta velocidad y debía disminuirla de forma dramática, explicó Jonathan Amos, corresponsal de ciencia de la BBC.

Un reciente intento europeo en 2016 acabó con una sonda estrellada contra la superficie.

Este lunes, InSight entró en la atmósfera marciana a 19.800 kilómetros por hora y debió reducir su velocidad hasta 8 km por hora. Esa desaceleración extrema ocurrió en un periodo de poco menos de siete minutos.

Una de las dificultades es que la atmósfera de Marte tiene apenas un 1% de la densidad de la atmósfera terrestre, por lo que hay poca fricción para reducir la velocidad de la nave.

La NASA esperaba tener éxito con su combinación de herramientas: una cápsula resistente al calor, un paracaídas y retrocohetes para disminuir la velocidad de la sonda.

Antes del aterrizaje, la agencia espacial estadounidense había explicado que al ingresar a la atmósfera marciana la cápsula iba a estar sometida a una temperatura cercana a los 1.500 grados Celsius.

“Hemos hecho todo lo que podemos para aterrizar con éxito”, advirtió Julie Wertz Chen, una de las científicas de la misión antes de que esta se hubiera completado.

“Pero es realmente muy, muy difícil aterrizar en otro planeta”.

“No nos atrevemos a afirmar que lo lograremos fácilmente, porque nunca sabes qué sorpresas puede darte Marte”.

Terremotos marcianos

InSight hará por primera vez una radiografía detallada del interior de Marte y permanecerá sobre el planeta rojo 728 días, cerca de un año marciano o unos dos años terrestres.

El nombre de la sonda es un acrónimo de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport (Exploración Interior con Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transporte de Calor, en inglés).

Los sismómetros de la nave, uno británico y otro francés, intentarán captar terremotos marcianos producidos por movimientos tectónicos o impactos de meteoritos.

Y el estudio de las vibraciones sísmicas permitirá estudiar las capas de roca interior de Marte, desde la corteza hasta el manto y el núcleo.

“Un terremoto es casi como el flash de una lámpara”, explicó el científico principal de la misión, Bruce Banerdt.

“Ilumina el interior del planeta con ondas sísmicas. Yel sismómetro es como una cámara que recoge esas ondas para componer una imagen. Pixel a pixel reconstruimos una representación en 3D del interior del planeta”.

Otro instrumento penetrará en el suelo marciano hasta una profundidad de cinco metros para medir cuánto calor escapa del interior del planeta.

La sonda también lleva un dispositivo desarrollado por científicos españoles, Twins, que permitirá medir la velocidad del viento y la temperatura, así como un instrumento para medir variaciones en la rotación del planeta.

Marte y la Tierra

“Los científicos conocen bien la estructura del interior de la Tierra y cuentan con modelos para explicar los inicios del Sistema Solar hace más de 4.500 millones de años”, explicó el corresponsal de ciencia de la BBC, que acompañó el aterrizaje desde el centro que monitorea la operación, el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA (JPL por sus siglas en inglés) en California.

“Pero la Tierra es sólo una ventana hacia esa historia y Marte permitirá comprender mejor cómo se forma y evoluciona un planeta rocoso a lo largo de miles de años”, agregó Amos.

InSight ayudará a los astrónomos a comprender por qué la evolución de Marte y de la Tierra fue tan diferente y qué elementos fueron esenciales para que nuestro planeta sea habitable.

Dos naves espaciales en miniatura llamadas de forma conjunta Mars Cube One, o MarCO, que se separaron de InSight poco después del lanzamiento, han estado viajando hacia Marte como parte de un experimento separado de la NASA.

MarCO es la primera misión en el espacio profundo de CubeSats, una clase de naves que usa tecnología en miniatura.

Si MarCO llega con éxito a Marte intentará transmitir datos procedentes de InSight mientras ésta ingresa a la atmósfera marciana y aterriza, y el evento podrá seguirse en directo a través de NASA Televisión.

Si el experimento funciona, podría ser el comienzo de un nuevo tipo de comunicación de datos de misiones espaciales a la Tierra, según la agencia espacial.

fuente:bbc.

0 55

(MiamiNews24).-Una nave de la NASA buscará pistas sobre si alguna vez hubo vida en Marte mediante el análisis de las rocas de un antiguo lago y un delta, dos accidentes geográficos que podrían conservar signos de antiguos organismos, informó hoy la agencia espacial.

La NASA había estado debatiendo durante cinco años sobre cuál era el mejor lugar en el que debía aterrizar su nave, que viajará al espacio en julio de 2020.

Después de estudiar más de sesenta lugares diferentes en Marte, la NASA anunció hoy que su nave -un vehículo espacial diseñado para moverse sobre la superficie del planeta- se dirigirá a un cráter de 45 kilómetros de diámetro, llamado Jezero, donde recogerá muestras de rocas y suelo.

En una conferencia telefónica, el científico Ken Farley, que trabaja para el proyecto Marte 2020 en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, explicó que el cráter es el antiguo hogar de un río, por lo que podría haber conservado signos de moléculas orgánicas y microbios.

“Es muy atractivo desde el punto de vista científico. Lo primero, los lagos en la Tierra son buenos lugares para la vida e inevitablemente en ellos hay algo de vida. Lo segundo, es que el delta es extremadamente bueno en la preservación de biofirmas, es decir, muestras de que hubo vida”, explicó Farley.

Además, el antiguo lago, que tuvo 250 metros de profundidad, tiene cinco tipos de rocas diferentes: desde arcillas y rocas carbonáticas, que pueden preservar señales sobre antiguos organismos, hasta rocas volcánicas, que podrían ofrecer pistas sobre la evolución volcánica de Marte.

El objetivo, comentó Farley, es averiguar primero cómo era el ambiente en el planeta rojo y luego tratar de entender qué tipo de vida podía haberlo habitado.

Los resultados de misiones especiales anteriores demuestran que Marte no fue siempre un desierto rojo, sino que tuvo una gran actividad volcánica (como muestran los cráteres) y que, además, llegó a albergar agua líquida en la superficie, lo que significa que podría haber contado con una atmósfera apta para la vida.

La NASA inició en 2012 un programa que tiene como objetivo el lanzamiento de un vehículo de exploración a Marte en el año 2020.

fuente:DLA.

0 110

(Miaminews24).-La Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) lanzó hoy con éxito al espacio el satélite ICESat-2, que servirá para analizar con alta precisión los cambios en la masa del hielo polar de la Tierra.

El satélite despegó a bordo del cohete de Delta 2 desde la base área de Vandenberg (California) a las 6.02 hora local (13.02 GMT).

“¡Vuela libre! Confirmada la separación del satélite del cohete de lanzamiento”, indicó la agencia espacial en su cuenta de Twitter minutos después del lanzamiento.

El ICESat-2 medirá el cambio de elevación promedio anual de la capa de hielo terrestre que cubre Groenlandia y la Antártida, capturando 60.000 mediciones por segundo.

El objetivo es “ampliar y mejorar” la investigación de la NASA de los últimos 15 años sobre el cambio del hielo polar, que comenzó en 2003 con la primera misión de ICESat y continuó en 2009 con la Operación Ice Bridge.

“ICESat-2 representa un gran salto tecnológico en nuestra capacidad para medir los cambios en la altura del hielo: su sistema de altímetro láser topográfico avanzado (ATLAS) mide la altura según el tiempo que tardan los fotones de luz individuales en viajar desde la nave espacial a la Tierra y viceversa”, señaló la NASA.

ATLAS disparará 10.000 veces por segundo, enviando cientos de trillones de fotones a la superficie polar.

Gracias a esto, ICESat-2 obtendrá una vista “mucho más detallada” de la superficie del hielo que su predecesor, ICESat.

A medida que circula la Tierra de polo a polo, el nuevo satélite calculará las alturas de hielo a lo largo del mismo itinerario en las regiones polares cuatro veces al año, proporcionando un control estacional y anual de los cambios en la superficie.

En los últimos años, el derretimiento de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida ha elevado el nivel global del mar en más de un milímetro al año, representando aproximadamente un tercio del aumento observado del nivel del mar, y la tasa “está aumentando”, según la NASA.

El objetivo de la agencia estadounidense es que los datos de ICESat-2 ayuden a los investigadores a reducir el rango de incertidumbre en las predicciones del aumento futuro del nivel del mar y conectar esos cambios a los factores climáticos.

Hasta ahora, la NASA ha medido rutinariamente el área cubierta por hielo marino y ha observado un declive de ese tipo de superficie en el Ártico de alrededor del 40 por ciento desde 1980.

Fuente.DLA

VARIEDADES

0 8
El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este miércoles que no le importa que se haga público el informe del fiscal especial que investiga la...